INICIO FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES COMUNIDAD DEL HUERTO PARTICIPA
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Cuánto tarda una tomatera en dar tomates

Descubre cuánto tiempo tarda una tomatera en dar tomates en función de una serie de factores que afectan a la planta y determinan su entrada en producción



Hay que aclarar que no todas las variedades de tomate —que hay muchas— maduran los frutos transcurrido el mismo tiempo desde la siembra o el trasplante. Y es que, además de las diferencias que establece cada variedad, están las distintas condiciones de cultivo —una de las más importantes, la temperatura—, que pueden adelantar o atrasar la producción de frutos y su maduración.

Por tanto, existen diferencias en función de si el cultivo se realiza al aire libre, en invernadero o en la terraza de un huerto urbano puesto que la insolación, las horas de luz y las temperaturas no serán las mismas.

La incidencia de plagas y enfermedades puede frenar el desarrollo de la planta y, por tanto, retrasar la entrada en producción.

En el cultivo al aire libre, el inconveniente más grande suelen ser las bajas temperaturas —por debajo del óptimo— que provocan un retraso en el desarrollo de la planta y, por ello, tardará más en ofrecer los primeros tomates maduros. La incidencia de plagas y enfermedades también suele ser más alta, sobre todo si la humedad es elevada o se mojan las plantas por la lluvia o el rocío.

Sin embargo, en el caso de que el cultivo del tomate se realice en un patio, terraza, balcón, galería, etc, las limitaciones suelen ser la exposición solar, el agua y los nutrientes —si el sustrato es pobre o la capacidad de la maceta no es suficiente—. En ausencia de viento, la polinización también puede ser un problema ya que en la ciudad los insectos polinizadores son escasos. En consecuencia, si las primeras flores no son fecundadas, no cuajarán en frutos y, por tanto, las plantas tardarán más tiempo en producir tomates.

Sin duda, es bajo invernadero dónde se puede lograr una producción más precoz siempre que se haga el trasplante el el momento correcto —según la climatología de cada lugar—. En este caso, tendremos más pronto tomates maduros por dos razones principales: temperatura más elevada y más constante, y menor incidencia de plagas y enfermedades

Entre 20 y 40 días después del trasplante, las tomateras comienzan a producir flores y a medida que son fecundadas y el fruto cuaja, comienza el su desarrollo.

En general, siempre y cuando las condiciones sean favorables, los tomates comenzarán madurar unos 3 meses después del trasplante. Si contamos el tiempo desde la siembra de las plantas en el semillero, podemos decir que las tomateras tardan —en total— unos 4 meses en dar los primeros frutos maduros.

Búsqueda personalizada


Cómo cultivar tomate


Síguenos





Suscríbete

Recibirás en tu email todas las novedades de MundoHuerto