FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Clima para el cultivo de la cebolla

En este artículo descubrirás cuál es el mejor clima para el cultivo de la cebolla, aquellas condiciones que favorecen su desarrollo y las que lo perjudican



Búsqueda personalizada



En principio, los climas templados o cálidos con ambiente seco son los más favorables para el cultivo de esta hortaliza. No obstante, se puede cultivar en casi cualquier lugar, siempre que las temperaturas agradables se mantengan el suficiente tiempo para permitir el desarrollo del cultivo. Eso sí, los rendimientos serán mucho menores a menos que plantemos una variedad bien adaptada.

Por lo general, necesita de la existencia de un periodo fresco para el desarrollo de la parte aérea y de un periodo de altas temperaturas y luminosidad para favorecer el crecimiento y maduración del bulbo.

El rango de temperatura óptima para el crecimiento de la cebolla es de 14 a 32°C, si bien, al inicio del cultivo, las pequeñas plántulas resisten bien las heladas tardías.

El exceso de humedad puede ocasionar pudriciones, agrietamiento de los bulbos y, al final de la cosecha, puede repercutir negativamente en la conservación de las cebollas. No obstante, necesita de una humedad constante —no encharcamiento— en el suelo para el correcto desarrollo del cultivo.

Las cebollas son muy sensibles a la duración de los días —número de horas de luz— por lo que las variedades se suelen clasificar en dos grupos. Las de día corto, que logran formar los bulbos aún cuando los días no cuenta con demasiadas horas de luz —maduran en primavera— y las de día largo, que necesitan de días con muchas horas de luz para desarrollar adecuadamente los bulbos —maduran en verano—.





Siguiente » Cómo conseguir sus semillas