Ciruelo

Cuándo plantar un ciruelo

Mejores épocas según el clima y el estado de la planta, en concreto si se encuentra plantada en una maceta o ha sido arrancada a raíz desnuda, con la debida aclimatación y otras precauciones

Existen en el mercado, y en los huertos y jardines, ciruelos de muchas variedades o cultivares interesantes, como por ejemplo el de la variedad claudia, una de las más populares, pero en lo relativo a las fechas de plantación o trasplante a campo, apenas existen diferencias.

Otras veces se han sembrado semillas de ciruela, y es necesario trasplantar los jóvenes ciruelos, ya sea a otra maceta más grande o, mejor aún, a suelo en el que van a crecer.

Pero como explicamos a continuación, el ciruelo no se puede plantar en cualquier momento del año, especialmente en climas de primaveras muy frías o veranos muy calurosos y secos.

Ciruelo jovenEn cuánto tiempo da fruto un ciruelo de semilla✔ Los ciruelos obtenidos a partir de semilla, y sin injertar, pueden dar los primeros frutos...


Mejor época de trasplante

Los ciruelos son frutales de hoja caduca, es decir, que la pierden en otoño, entrando en un estado de reposo en el que se detiene casi por completo la actividad de la planta. Este estado es ideal para el trasplante, pero ojo, no conviene apresurarse ni dormirse en los laureles, como se verá a continuación.


Otoño-invierno

En otoño, más pronto o más tarde dependiendo del clima, el ciruelo pierde sus hojas y entra en parada vegetativa, es decir, su savia deja de fluir y la planta queda en estado de reposo hasta la reactivación en la primavera temprana.

Un par de semanas después de haber perdido todas sus hojas, comienza la mejor época para plantar el árbol en el lugar definitivo, ya sea en el suelo, en un macetón o jardinera.

Esta época ideal se extiende hasta mediados del invierno, un poco antes si se trata de un ciruelo japonés, que suele despertar más pronto.

No importa que haga mucho frío, fuertes heladas o mal tiempo, al no tener hojas, el ciruelo no sufrirá daños siempre que no se dejen expuestas sus raíces a la intemperie.

Esto significa que si se planta a raíz desnuda, hay que hacer la operación lo más rápido posible. Si no se puede actuar con rapidez, conviene meter la raíz del ciruelo dentro de un saco o bolsa, junto con algo de tierra húmeda, y cerrarlo con una cuerda para que no se deshidrate.






También hay que tener mucho cuidado con los ciruelos comprados en almacenes de jardinería, ya que es frecuente que broten antes de tiempo por estar en un lugar cálido y luminoso, y si plantan en ese estado en una zona con heladas, casi seguro que se helarán sus brotes. Mejor esperar a la primavera, o cubrir la planta con una malla antiheladas.

Ciruelo sin podarPoda del ciruelo: Formación, fructificación, renovación...✔ Esta es también la época ideal para realizar la poda de formación, justo después de plantar el ciruelo...


Primavera temprana

Siempre que se trate de un ciruelo con cepellón, es decir, plantando en una maceta o bolsa, o de uno a raíz desnuda que aún no haya comenzado a brotar (yemas sin hinchar), se puede plantar también a comienzos de la primavera.

Para el caso de un árbol con cepellón, esta época sigue siendo buena para el trasplante, especialmente cuando la planta ha estado en un ambiente cálido, como por ejemplo dentro de casa, en un invernadero o en un almacén de jardinería. Si es así, seguramente haya brotado antes de tiempo, por lo que es mejor trasplantarlo al exterior cuando las temperaturas sean más agradables que las del invierno.

Para ciruelos a raíz desnuda, como se ha dicho más arriba, hay que fijarse en que sus yemas no estén ya hinchadas, señal de que la planta se ha activado y va a brotar en breve. Si se arranca en este estado, la pérdida de raíces puede afectar seriamente al rebrote, y aunque seguramente el ciruelo sobreviva, lo pasará mal un tiempo. Si fuera posible extraerlo sin rotura de raíces, entonces no habría problema por trasplantarlo en ese estado.


Otras épocas según estado de la planta

Cuando el joven ciruelo tiene cepellón, es decir, se encuentra plantado en una maceta o bolsa, y por tanto sus raíces están protegidas y alimentadas, es posible trasplantarlo en cualquier momento del año, teniendo la precaución de aclimatarlo primero a las condiciones que tendrá que soportar.

La aclimatación no es otra cosa que hacer que la planta vaya poco a poco soportando las condiciones ambientales del sitio en el que se desea plantar. Es tan sencillo como llevar la maceta al lugar, primero solo en las horas más agradables del día, e ir ampliando el tiempo que se deja allí, hasta que se quede todo el día (y noche) en la zona. Con empezar una semana antes del día del trasplante es suficiente.

Y continuando con lo dicho en el primer párrafo de este apartado, el trasplante en estas condiciones (cepellón) es posible en cualquier época porque, si se aclimata, en realidad el ciruelo no sufre ningún estrés. Es como si siguiera en la maceta pero cambiando las paredes de esta por tierra, así que es fácil entender que el cambio será a mejor, siempre y cuando no se plante en un terreno muy árido o se tenga la precaución de regarlo adecuadamente.