Naranjo

Época de poda del naranjo ¿Cuándo es mejor?

Atendiendo al riesgo de heladas, a las paradas vegetativas del árbol, la edad del mismo, la presencia de frutos, la necesidad de cortar ramas gruesas o la existencia de vecería

Al igual que con el resto de frutales, se podría decir que no es obligatorio podar el naranjo. El árbol crece y se desarrolla sin problemas, pero si se pretende que dé fruta de forma óptima y que mantenga una copa controlada, joven y saludable, es muy conveniente hacerlo cada año.

Naranjo con naranjas

Además de lo anterior, si no se poda durante un tiempo y luego se quiere hacerlo, habrá que cortar ramas más grandes, produciendo un mayor daño al árbol, algo que se podría evitar podando anualmente.

A estas alturas debería quedar claro que la poda regular y bien realizada, es beneficiosa para el naranjo, pero es muy importante hacerlo en las fechas adecuadas, de lo contrario el cítrico puede sufrir serios daños, incluso la muerte si intervienen otros factores como enfermedades o debilidad de la planta.

¿Y en qué épocas es mejor podarlo? Pues eso es de lo que se hablará a lo largo de este artículo.


¿Cuándo es mejor podarlo?

En la mayoría de los climas en los que el naranjo se puede cultivar, suelen darse a lo largo del año varias fechas en las que es posible realizar la poda sin causar un perjuicio al árbol.

Esos momentos concretos dependen principalmente de las temperaturas del lugar, y relacionado con esto, con la actividad del árbol.

LimonÉpoca de poda del limonero ¿Cuándo es mejor?✔ Si el naranjo se poda teniendo en cuenta las fechas de poda del limonero, no habrá riesgo alguno porque es menos sensible que este...

La poda y las heladas

Si algo hay que tener en cuenta a la hora de planificar la poda del naranjo, es si se van a producir heladas tras la operación.

El naranjo, al igual que los demás cítricos y otros árboles sensibles al frío, sufre daños en sus tejidos cuando bajan mucho las temperaturas, y más aún después de haber sido podado recientemente, porque el aire frío entrará más fácilmente hacia el interior de la copa.

Por ello, siempre que haya riesgo de bajas temperaturas (cercanas a 0℃) habrá que posponer la poda hasta que el riesgo desaparezca. En este caso siempre será mejor podar un poco tarde que hacerlo demasiado pronto y que el frutal luego lo pague.


Las paradas vegetativas y la poda

En general, cuando los árboles están activos, las hojas y las ramas están cargadas de savia, que es la encargada de transportar los nutrientes hacia las distintas partes de la planta.







Si se realizan podas importantes cuando hay mucha savia en movimiento...

1. El naranjo pierde muchos recursos, ya que las hojas y ramas podadas estaban llenas de savia y de nutrientes.

2. Puede tratar de compensar la poda emitiendo chupones vigorosos que habrá que volver a podar, puesto que suelen estar mal situados y, por ende, no dan fruta.



Por todo lo anterior, siempre habrá que tratar de hacer coincidir las podas con una época en la que el árbol no tenga actividad o sea muy escasa, es decir, se encuentre en parada vegetativa. Más abajo se menciona una excepción a esto que conviene considerar.

En gran parte de los climas, el naranjo suele presentar dos paradas vegetativas. Una durante el invierno, debida a las bajas temperaturas y falta de luz, y otra a mitad del verano, coincidiendo con la época de más calor y escasez de agua.

En general, un buen momento para podar el naranjo es justo al principio de la primavera, antes de que el árbol despierte del todo y siempre que no haya riesgo de heladas. Esta fecha es interesante porque no habrá ningún fruto ni flor, y porque permite tener un naranjo podado para el resto de la temporada.

Otra fecha a tener en cuenta para la poda es en la parada vegetativa del verano. En este momento el árbol tendrá frutos pequeños, por lo que si se pueden cortar solo ramas improductivas (chupones) o envejecidas, mucho mejor, respetando las que tienen frutos, y por tanto conservando la cosecha.

En verano hay que tener cuidado con lo que se poda porque si se dejan zonas de la corteza expuestas al sol, es muy posible que sufran daños, terminando por agrietarse y caerse la corteza, y por tanto, secándose la rama. En esas situaciones se debe pintar la corteza con cal en la zona soleada.

Naranjas en naranjo6 cuidados básicos del naranjo✔ Muy importantes siempre pero especialmente si el naranjo ha sido podado, y por tanto ha perdido recursos...

Según el estado del naranjo

Ya se habló de las épocas de poda del naranjo en términos generales, es decir, sin tener en cuenta otras situaciones, pero a continuación se explicarán algunas circunstancias especiales que pueden hacer variar las fechas de poda.


Naranjo joven

En los primeros tres años de vida del naranjo no suele ser beneficioso podarlo, salvo que sea necesario por algún motivo especial, como para retirar ramas enfermas o mal situadas.

En ese caso, se puede podar siempre que sea necesario, excepto si hay riesgo de heladas.






Es preferible cortar una rama mal situada en cuanto se detecta que esperar al año siguiente, cuando su diámetro será mayor, dejando una herida de poda más grande y perdiendo el árbol los recursos empleados en la formación de dicha rama. Este shock afecta especialmente a los naranjos jóvenes, que luego pueden retrasar su entrada en producción.

Injerto de escudete en narajoInjerto del naranjo

✔ Es posible utilizar los restos de poda del naranjo para injertar la variedad en otros árboles cítricos, como limoneros, mandarinos, pomelos, etc


Naranjo con fruto

En este caso se debe esperar a que las naranjas hayan sido recolectadas, a menos que la poda sea muy urgente. Aunque solo se poden ramas sin frutos, la pérdida de hojas puede afectar al engorde y maduración de las naranjas.

Igual que el caso anterior, hay que tener en cuenta el riesgo de bajas temperaturas.


Naranjo con vecería

Es decir, que unos años produce muchas naranjas y otros la cosecha es muy pobre, debido a que los años de abundancia se agota en exceso, quedando sin recursos suficientes para la siguiente floración.

Para regular esta alternancia, se debe realizar una poda ligera los años que la floración es escasa y una más intensa cuando florece con abundancia.

En cuanto a la época, se debe podar tras la caída de los pétalos, evitando cortar ramas con frutos el año con menos producción, y haciendo lo contrario el año que está más cargado.

Para cortar ramas grandes hay que esperar siempre a la primavera, pudiendo despuntarlas en cualquier momento para reducir su crecimiento hasta que llegue el momento.