FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cómo cultivar calabacín


Aquí encontrarás información práctica e interesante acerca del cultivo ecológico de calabacín, acompañada de fotos reales de nuestro huerto.


VIDEOTUTORIAL CULTIVO CALABACÍNGrabado por un horticultor senior que quizás conozcas...

Por qué cultivarlo...

Antes de meternos de lleno con el cultivo de esta fantástica hortaliza, veamos si compensa o no tenerla en nuestro huerto o jardín.

¿Estás dudando si plantar calabacín o no? ¿Compensa el tiempo invertido? ¿Es complicado? A continuación encontrarás las respuestas.


Fácil cultivo

Este es quizás el punto más importante, y el que muchos principiantes están deseando encontrar cuando revisan guías sobre el cultivo del hortalizas.

El calabacín no requiere apenas cuidados para ofrecer cosechas muy considerables. En realidad, si se maneja adecuadamente el rendimiento es mejor, pero eso es importante en cultivos comerciales, y no tanto en uno doméstico.

Prácticamente solo hay que preocuparse de regar cuando el suelo se va a secar y recolectar los frutos a medida que los va produciendo. Si no lo sabías, ya lo sabes. El calabacín va entregando sus frutos cada pocos días, si todo va bien.

Es una planta que consume bastantes nutrientes, así que lo mejor es proporcionárselos con un buen abonado del suelo antes de plantarla. Pero espera, aunque no lo hagas tendrás frutos, eso sí, menos cantidad y de peor calidad.


Muy productiva

CUÁNTOS CALABACINES DA UNA PLANTAEs una planta muy productiva. ¿Quieres saber cuánto?

Ya lo apuntamos en el apartado anterior. Esta planta es una auténtica fábrica en cadena de frutos. Prepárate para recolectar calabacines cada 2 ó 3 días.

Si el cultivo se da bien y tienes más de 3 plantas, tendrás que pensar que hacer con tanto calabacín. Puedes hacer boquerones veganos ―muy ricos y empleando calabacín crudo―, hacerlo a la plancha, en cremas, al horno...o congelarlo para disponer de él durante el invierno, aunque pierde bastante sabor, pero sigue siendo alimento.

Échale un ojo a este artículo!


Adaptable

Bueno, quizás te preguntes si el clima de tu región es adecuado para esta planta.

Pues a menos que vivas en el círculo polar o en un tórrido desierto, podrás cultivar calabacines sin mayores problemas, ya que se trata de una planta que puede desarrollarse tanto en climas frescos y húmedos, como en los secos y cálidos, pero también en los húmedos y cálidos, y en los secos y fríos.

En la mayor parte de los climas no extremos, siempre habrá unos cuantos meses al año en los que será posible su cultivo. El clima ideal, pues uno cálido y muy soleado.


Cuándo sembrarlo

No tolera las heladas así que hay que planificar la fecha de siembra de forma que cuando la planta esté lista para trasplantarla al exterior, ya no haya riesgo de bajas temperaturas.

En climas suaves será más temprana ―finales de invierno a principios de primavera―, en los templados a mediados de la primavera y en los fríos de cara al final de esta estación.

Si se desea sembrarlo de forma directa en el suelo, hay que esperar a que este se caliente, de lo contrario las semillas tardarán mucho en germinar y es posible que entretanto se pudran.

Como normalmente se suelen poner pocas plantas por huerto, a veces compensa comprarlas en un vivero de la zona. Esto facilita mucho las cosas, puesto que solo hay que planificar el momento del trasplante, cuando las condiciones externas sean buenas.


Preparar el terreno

CÓMO SEMBRAR EL CALABACÍNEs más fácil de lo que crees. Compruébalo tú mism@
CÓMO PLANTAR CALABACÍNSi vas a comenzar el cultivo con plantel sigue estos pasos..

Hay destinar un lugar amplio ya que cada planta puede ocupar hasta 1 metro a su alrededor.

El los lugares húmedos es preferible que las plantas no lleguen a tocarse, así circulará mejor el aire entre ellas y estarán más protegidas frente a algunas enfermedades como el oidio.

Una vez localizado el lugar, hay que cavar el terreno en profundidad para dejarlo bien suelto, aprovechando para abonarlo con estiércol o compost ―o cualquier abono orgánico― bien descompuesto.


Riego

Este punto sí hay que tenerlo bien en cuenta a la hora de cultivar el calabacín. Es una planta que demanda mucha agua. Sus grandes hojas pierden mucha humedad por transpiración cuando hace calor, y los tallos y frutos son muy jugosos.

Toda esa agua tiene que ser capaz de extraerla del suelo, sino la planta puede tener serios problemas: frutos que no cuajan, hojas caídas y parada en el desarrollo.

Para evitar tener problemas con el riego, lee el siguiente artículo.


RIEGO DEL CALABACÍN

El talón de Aquiles de esta planta excepcional.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.