FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Poda del calabacín

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Aunque muchas personas no podan en absoluto el calabacín, lo cierto es que es importante hacerlo, pero siempre con mucho celo y teniendo en cuenta lo que explicamos en este artículo.

A diferencia de otras plantas de la misma familia ―la de las Cucurbitáceas― el calabacín o zucchini no requiere de una poda de formación, dado que no produce brotes secundarios que den lugar a nuevos tallos, excepto que se corte el principal.

En cambio, sí necesita de algunas labores de poda diferentes de la formación, pero muy necesarias para mantener la planta sana, ya que no realizarse, aumentaría mucho el riesgo de padecer algunas enfermedades bastante graves.

Más abajo veremos los dos tipos de podas recomendables, pero antes unos consejos muy importantes para tener en cuenta a la hora de realizar esas labores.


Antes de podar

La herramienta empleada para realizar los cortes, que puede ser una tijera o algún tipo de navaja o cuchillo, tiene que estar perfectamente limpia y desinfectada.

Los cortes han de ser limpios y sin dejar tocones, es decir, realizándolos lo más cerca posible del tallo.

Es mejor podar cuando la planta está completamente seca, es decir, en días soleados, con movimiento de aire y una vez que el rocío de la mañana se ha evaporado completamente.


Poda de hojas

Las hojas son una de las pocas partes del calabacín que se pueden podar sin ocasionar daños a la planta, aunque hay que hacerlo con reservas.

Solo se deben eliminar aquellas más viejas, dañadas o enfermas, que normalmente son las que se encuentran más cerca del suelo.

El punto de unión entre el tallo y el fruto más bajo, marca el límite superior de la poda de hojas, es decir, por encima de ese punto no se debe cortar ninguna.

Las hojas sanas solo deben podarse muy ocasionalmente, en caso de que la planta tenga demasiado vigor, es decir, un exceso de hojas que dificulten la iluminación y aireación interiores.

⇲ Relacionado
Videotutorial: El CULTIVO DEL CALABACÍN

✔ En este completo videotutorial HD se habla de la poda, además de muchas más cosas interesantes para su cultivo exitoso...



Poda de frutos

Todos los frutos se deben "podar" antes o después.

La mayoría de ellos ―los sanos―, cuando alcanzan el tamaño idóneo para su consumo, pero no todos llegan a este punto.






Algunos no cuajan, quedándose pequeños, a menudo con la flor pegada en el extremo y tendiendo a amarillear. Estos se deben podar tan pronto como sea posible, ya que de lo contrario pueden pudrirse y propagar enfermedades por la planta.

También hay que retirar los frutos que se han pasado de tamaño, a menos que se quieran dejar madurar completamente para obtener sus semillas.

Frutos dañados, golpeados o enfermos también tiene que ser podados cuanto antes.


Después de podar

Todos los restos vegetales resultantes de la poda tiene que ser recogidos y llevados lejos de las plantas.

Si no presentan signos de enfermedad, pueden ser enterrados o desechados en la basura orgánica, de lo contrario deben quemarse preferiblemente.

⇲ Relacionado
Riego del calabacín

✔ Después de la poda la planta puede perder agua por los cortes, por lo que no está demás prestar atención a los riegos...


Aplicar un tratamiento fungicida al terminar la poda, para reducir el riesgo de que por las heridas entren patógenos.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.