FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Qué son los abonos orgánicos

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Te quedará muy claro lo que son y cómo diferenciarlos de los inorgánicos, porque te mostramos muchos ejemplos de abonos orgánicos de diferente origen.

Los abonos ―y en general todas las cosas― pueden ser orgánicas o inorgánicas. A veces son una mezcla de sustancias de ambos tipos.

Empezaremos viendo qué significa "orgánico", y con eso ya casi se puede adivinar qué es un abono orgánico.

➽ Compost (abono orgánico) realizado con restos vegetales descompuestos.

Esto es lo que recoge el diccionario de la Real Academia Española en su quinta acepción:

5. adj. Quím. Dicho de una sustancia: Que tiene como componente el carbono y que forma parte de los seres vivos.

Pero no cualquier cosa que tenga carbono (C) es una sustancia orgánica. Por ejemplo, los diamantes son esencialmente carbono pero no son orgánicos, sino inorgánicos, es decir un mineral.

Por tanto, todas las sustancias que formaron parte del cuerpo un ser vivo ―y que aún no se mineralizaron― son orgánicas. Un fósil no lo es porque ya suele estar mineralizado ―compuesto por minerales.

⇲ Relacionado
Abonos NATURALES para las plantas✔ Aquí entenderás por qué las plantas no necesitan en realidad de ningún abono comercial...


Para recordar...

Orgánico es aquello que pertenece o perteneció a un ser vivo, mientras que inorgánico es todo lo demás.

Inorgánico casi siempre es equivalente a mineral.


En los abonos

Aplicando lo explicado anteriormente, es fácil deducir que los abonos orgánicos son aquellos que están compuestos por sustancias que pertenecieron a seres vivos.

Casi siempre proceden de restos de plantas y excrementos de animales ―que a su vez también suelen ser plantas digeridas―, o ambos mezclados.

Los restos de animales muertos también podría utilizarse como abono ―de hecho lo son― pero no se emplean porque entrañan riesgos para la salud.






⇲ Relacionado
Cómo elaborar abono orgánico✔ Explicamos cómo preparar fácilmente uno de calidad a partir de los restos vegetales que tiramos a la basura...


Ejemplos de abonos orgánicos

Vamos a clasificarlos según de tipo de ser vivo del que proceden.


Vegetales

Hojas muertas, frutos podridos, tallos y ramas descompuestos (compost)

A veces se emplean sin descomponer y completan el proceso en el suelo. En este caso no se deben enterrar a menos que no se vaya a cultivar nada en unos meses, de lo contrario deben depositarse sobre el suelo para que poco a poco se incorporen a este, por ejemplo con ayuda de las lombrices de tierra.


Animales

Heces y orines, casi siempre mezclados con restos vegetales como paja, serrín, granos de cereal, etc.

Suelen dejarse fermentar antes de utilizarlos, porque de lo contrario pueden ser perjudiciales para las plantas, a menos que se depositen sobre la superficie del suelo.


Otros

Además de los anteriores, las algas y otros microorganismos ―que no son animales ni plantas― también se convierten en abono orgánico cuando mueren y se descomponen.

Seguro que alguna vez has visto montones de algas en la orilla de la playa. Pues eso puede usarse como abono orgánico.


Tipos de abonos orgánicos

Aquí puedes ver como se pueden clasificar los abonos orgánicos y más ejemplos de cada uno.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.