FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Qué son los abonos químicos


Explicamos desde muchos puntos de vista diferentes qué son los abonos químicos, los distintos nombres que reciben y en que se diferencian de los orgánicos.





➽ Fertilizante granulado (abono químico)

Los abonos o fertilizantes se suelen clasificar en naturales ―u orgánicos― y abonos químicos.

En realidad esto no es correcto, puesto que todos los abonos ―sean naturales o sintéticos― están formados por al menos una sustancia química.

Parece sensato pensar entonces que estrictamente todos son abonos químicos.

No obstante, lo que se suele querer decir con "fertilizantes químicos" es "fertilizantes o abonos sintéticos".

En este artículo usaremos ambos términos, ya que el primero es más conocido ―quizás el más conocido sea abono mineral―, mientras que el segundo es más descriptivo.



Lío con los nombres

Para definir que son los abonos químicos, tenemos que ver también estos otros nombres que reciben: sintéticos, industriales y minerales.

Veremos que en realidad ―aunque la gente los use indistintamente― no son lo mismo.


Sintéticos

Esta denominación es una de las más acertadas desde mi punto de vista.

La mayoría de los llamados abonos químicos son fabricados o sintetizados por el ser humano en fábricas o industrias especializadas.

Casi siempre son elaborados mediante procesos químicos a partir de sustancias naturales: minerales (caliza, rocas ricas en fosfatos), agua y productos químicos (amoniaco, ácido nítrico, ácido sulfúrico), etc.

En ocasiones simplemente se extraen de la naturaleza mediante minería y posteriormente se refinan para eliminar impurezas, como ocurre con los fertilizantes de potasio.

Quizás estés pensando que como el compost lo "fabrica" el horticultor también es un abono sintético, pero en realidad el ser humano solo apila restos vegetales, es la naturaleza la que elabora el abono a partir de ellos.


Industriales

Estos abonos también se puede denominar "industriales", puesto que suelen ser producidos en industrias especializadas ―fábricas de abonos―, que a su vez emplean productos y subproductos de otros procesos industriales.

No todos los "abonos químicos" son industriales, algunos simplemente se extraen de la naturaleza sin pasar por una industria. Estos suelen proceder de rocas molidas o depósitos subterráneos de diversos compuestos como.


Mineral

Esta última denominación es quizás la que se más se usa para referirse a los abonos sintéticos, quizás porque en un principio estos abonos procedían todos de rocas molidas y, por tanto, formados por minerales.




Es muy común en las zonas rurales ―en las que la población suele cultivar el campo―, escuchar frases como: "A ese terreno este año le eché 50 sacos de mineral", o "quería un saco de mineral para árboles frutales"...


Resumen final

Para terminar este artículo, vamos a recordar que son los abonos químicos.

Los abonos químicos son sustancias fabricadas o procesadas por el ser humano que contienen nutrientes que pueden ser tomados por las plantas.


Se distinguen de los demás abonos ―los orgánicos― porque estos últimos se producen de forma natural por acumulación de restos vegetales y animales que son descompuestos por los microorganismos del suelo.

Además, los abonos sintéticos suelen ser bastante simples ―formados por unas pocas sustancias químicas―, mientras que los orgánicos son complejos ―están compuestos por infinidad de sustancias.

A simple vista se distinguen fácilmente porque suelen presentarse como pequeñas bolitas de color blanco, azul, marrón, etc. o bien en forma de polvo, aunque es menos frecuente.


TIPOS DE ABONOS QUÍMICOS

Aquí tienes varias clasificaciones de estos fertilizantes y ejemplos concretos.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.