♣ FUNDAMENTOS ♻ AUTOSUFICIENCIA ☘ CULTIVOS ⚒ LABORES ☂ CALENDARIOS DE SIEMBRA

Qué es el humus o compost de lombriz y cómo prepararlo

MundoHuerto - ☛ Síguenos - ♻ Participa
Explicación detallada sobre qué es, en qué se diferencia del compost, cómo se produce en la naturaleza y qué condiciones son necesarias, cómo elaborarlo en casa paso a paso, tanto en el suelo como en vermicompostera vertical

Hoy en día, el humus de lombriz es un concepto muy de moda entre las personas aficionadas a la horticultura y jardinería, especialmente en ambientes urbanos, pero en realidad se trata de algo muy muy viejo que siempre ha estado ahí.


Algunos le atribuyen propiedades excepcionales, casi milagrosas, y lo emplean como abono principal para nutrir sus plantas. Y sí, es un buen abono, cierto!

Pero también es verdad que no es nada novedoso, a parte del nombre en sí, y que por decirlo de alguna manera, no se puede cultivar nada de forma natural sin que el humus de lombriz no esté presente, aunque nadie se haya preocupado de echarlo en el huerto.


El humus o compost de lombriz forma parte de cualquier suelo rico en materia orgánica.


Es posible que esta afirmación destacada sea incomprensible en un principio, pero en breve quedará completamente aclarada.


Qué es el humus de lombriz

Simplemente excrementos de lombrices de tierra, o casi.

Se podría entonces decir que se trata de un estiércol, como la gallinaza, el estiércol de caballo, de vaca, etc, pero no es del todo correcto. Veamos por qué.

Realmente, lo que se conoce como humus o compost de lombriz, es una mezcla de excrementos de estos animales, junto con restos vegetales descompuestos que no pasaron por el cuerpo de las lombrices. He aquí el detalle!

Qué comen las lombrices✔ Explicamos que comen los diferentes tipos de lombrices que existen, pero también hablamos de otros ...

Para entenderlo mejor, sería como en el caso de la gallinaza, el estiércol de gallina. Este se compone principalmente de excrementos de gallinas, pero normalmente también de restos de comida que estos animales no aprovecharon y que quedaron en suelo, mezclándose con las heces, y en algunos casos, además, con restos de material de cama, como paja o aserrín.

Pues bien, en el caso del humus o lombricompuesto pasa lo mismo. Las lombrices se alimentan en una pila de restos vegetales, y consumen la mayor parte de estos, pero salvo que la población de lombrices sea muy grande y los restos muy escasos, no tienen tiempo de consumirlos todos antes de que una parte se descomponga por la acción de los microorganismos saprófitos. Esa fracción ya no la consumirán, así que no se podrá decir que el humus es exclusivamente excrementos de lombriz.







En definitiva, lo que se conoce como humus de lombriz no es otra cosa que compost normal y corriente pero más rico en excrementos de lombriz.


Humus vs compost

Es justo lo que acabamos de decir en el texto resaltado de más arriba. Es casi imposible tener humus sin que contenga una parte de compost corriente, ni compost sin que tenga en su composición humus de lombriz.

Hay que aclarar una cosa, sí es posible tener compost carente de lombricompuesto, pero es bastante más complicado. Esto se da cuando se elabora el compost lejos del suelo, sin la presencia de lombrices en la pila. Entonces se obtiene compost exclusivamente derivado de la descomposición de restos vegetales por microorganismos. Será un peor abono, sin duda.

Lo realmente complicado es obtener humus de lombriz puro, por lo que ya se dijo más arriba, es decir, salvo que se pongan tantas lombrices que los restos se consuman antes de que sean descompuestos por los microoganismos saprófitos.

Cómo hacer compost de forma natural✔ Esta forma de preparar compost, además de muy fácil, produce un material rico en humus de lombriz...


Aclarado todo esto, es momento de ver cómo se puede preparar humus de lombriz de forma casera y realmente fácil.



Cómo elaborarlo de forma sencilla

En lo explicado desde el inicio del artículo hasta aquí, se pueden extraer varias pistas sobre como "elaborar" lombricompuesto. Es necesario entrecomillar "elaborar" porque en realidad no se hace nada, solo asegurar las condiciones necesarias para que las lombrices puedan alimentarse con voracidad de los restos vegetales.

Más abajo explicaremos qué condiciones son necesarias para que ocurra "el milagro", pero veamos primero ejemplos cotidianos de lugares dónde hay humus de forma natural, con toda seguridad.


Lugares dónde se produce humus de forma natural

Es importante entender que la formación de humus es tan natural y cotidiana como la vida misma.


Rincones frescos, húmedos y sucios

Por ejemplo, la esquina sombreada del patio de atrás, justo dónde se suelen acumular hojas y otros pequeños restos vegetales, polvo, arena, y que además siempre está húmedo porque no da el sol.

Si la acumulación de restos es suficiente y la humedad es constante, las lombrices llegarán por su cuenta a ese lugar y transformarán esos restos en humus. Asombroso, no?







Suelos húmedos de bosques y praderas

Esta es la lombricompostera por excelencia de la naturaleza, la misma que estudió Charles Darwin cuando desentrañó la importancia de las lombrices en la formación del suelo.

Estos lugares bloquean el paso de la luz del sol hacia el suelo, contienen mucha vegetación que al morir se acumula en el terreno, y la humedad nunca suele faltar. Es el auténtico hogar de las lombrices.

Debajo de la capa de hojarasca, en la tierra, las lombrices se refugian, subiendo a alimentarse a la capa rica en restos vegetales muertos. Luego bajan de nuevo por sus galerías, dejando los excrementos depositados a lo largo de ellas. Están haciendo humus y abonando el suelo en tiempo real, sin intervención humana.


Suelos de cultivo orgánico

Algo parecido ocurre en los suelos de parcelas cultivadas, cuando se hace de manera que los restos del cultivo se dejan sobre la tierra, o se entierran superficialmente, y cuando no se utilizan fitosanitarios que impidan la vida de las lombrices y otros organismos del suelo.

Esto quiere decir que en cualquier huerto ecológico u orgánico, el suelo será en sí una lombricompostera que producirá humus a lo largo de todo el año, pero especialmente desde la primavera hasta el otoño.


Condiciones favorables para la formación de lombricompuesto

Reunidas estas cuatro cosas, la formación de humus simplemente ocurrirá por sí sola.


Humedad constante

No puede secarse el suelo o la pila de restos vegetales, pero tampoco permanecer encharcada, es decir, con exceso de agua. Ambas cosas impiden el proceso.

Importante que no esté a pleno sol, ni expuesta el viento, ni debajo de una gotera o lugar que acumule agua.


Materia orgánica sin descomponer

El alimento de las lombrices tiene que estar presente. Generalmente serán restos vegetales inservibles, como segadura de cesped, hojas, residuos de frutas y verduras, etc.


Temperatura agradable

Las lombrices son animales de sangre fría, pero para funcionar, sus cuerpos necesitan calor. Si hace demasiado frío, simplemente quedarán inactivas o con muy baja actividad, hasta que las temperaturas suban.

El clima del lugar será por tanto importante, pero también ubicar la zona para el lombricompost en un sitio protegido del viento. Esto será también importante para mantener la humedad más tiempo en verano.


Existencia de lombrices

Aunque en la mayoría de los suelos existen de forma natural lombrices que producen humus, es cierto que unas especies son mejores que otras por su actividad más alta y su reproducción más rápida.

La especie más emblemática para producción de humus es Eisenia foetida, la lombriz roja rallada, originaria del continente Euroasiático, pero curiosamente llamada lombriz roja californiana, porque fue en esa zona dónde se hizo popular.






Esto quiere decir que los que vivan en Asia o Europa, no necesitan comprar lombrices para hacer humus, ni mucho menos. Están en el suelo. Solo hay que proporcionarles las condiciones adecuadas para que lleguen y se reproduzcan. En zonas ganaderas y agrícolas, especialmente si son húmedas, es muy fácil encontrarlas en montones de desechos, estiércol, etc.

Cómo atraer lombrices al huerto✔ Esto es válido para todas las lombrices, pero para las rojas además son muy atractivos los estiércoles frescos y los restos vegetales amontonados...

Es casi milagroso observar como cavando en un lugar no se encuentran estas lombrices, pero luego se deja un montón de restos vegetales o estiércol sobre la tierra, y si las condiciones son favorables, al regresar después de unas semanas...ahí están, llegadas desde no se sabe dónde.


Proceso paso a paso

Y por fin, solo queda explicar cómo logar que se produzca lombricompost sin grandes complicaciones, y casi sin hacer nada.


1 Buscar un lugar adecuado

Ya se ha explicado más arriba qué condiciones debe reunir. Cálido (fresco en verano), húmedo, sin viento ni sol directo.

En el campo, al pié de un muro o debajo de un árbol son buenos lugares.

En casa, en una esquina abrigada de la terraza, patio, etc.


2 Reunir los restos vegetales

Nuevamente, en el campo bastará con ir apilando los restos, poco a poco, al lado de un muro o bajo un árbol, y taparlos con un plástico opaco, o nada si el tiempo es fresco. También se puede hacer una estructura con maderas para sostener los restos, pero realmente no es necesario.

En un ambiente urbano, habrá que buscar un recipiente en el que meterlos, que será la lombricompostera. Sirven cajas de madera, porexpan o plástico, que no dejen pasar la luz, con tapa y que tengan agujeros, o se les puedan hacer, por debajo.

El proceso en el caso de vermicompostera vertical de cajas es sencillo. Se comienza con una caja, colocando un poco de tierra dentro, una capa de restos vegetales y un puñado de lombrices. Poco a poco se van añadiendo más restos hasta completar la caja. Entonces se coloca una nueva encima (con agujeros en la base), y se continúa el mismo proceso.

Las lombrices, deberían ser autóctonas de la región. La introducción de especies foráneas puede ser un grave problema para los ecosistemas, si llegan al medio y logran sobrevivir.







3 Remover para airear

En la naturaleza este paso no es necesario porque cada año se acumula una fina capa de restos vegetales, que permite el paso del aire sin problema.

Sin embargo, al hacer una pila, su peso la va compactando, y después de un tiempo el aire no puede entrar fácilmente, pero las lombrices siguen necesitando respirar. Entonces es necesario remover la pila para hacerla más porosa. Una vez al mes es suficiente.

Hay que aclarar que si se usa una lombricompostera de cajas o pisos y los restos a añadir son escasos, no es necesario remover porque las lombrices se los comerán rápidamente, quedando el humus maduro debajo, y cuanto más arriba en la columna, más inmaduro estará hasta llegar a la superficie, dónde habrá restos vegetales aún sin procesar.


4 Recoger el humus maduro

Pasado aproximadamente medio año desde que se comenzó a añadir restos vegetales, y si todo ha ido bien, ya se podrá recuperar el primer humus o lombricompost maduro.

En una pila exterior, simplemente se va cambiando de lugar con una horca, de manera que se retiren los restos aún sin transformar, quedando solo el humus, que podrá ser más o menos rico en compost.

Si se ha empleado una lombricompostera vertical, por ejemplo de cajas, solo habrá que revisar las cajas inferiores. Si no se aprecia en ellas restos vegetales sin descomponer, se retiran para utilizar el humus.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.