FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Plantar pimientos en maceta


El cultivo de pimientos en macetas es posible, pero para que sea un éxito hay que tener en cuenta las cosas que contamos en este artículo y sin las cuales lo más probable es que no terminen dando frutos de calidad..


Aunque normalmente los pimientos se cultivan en la tierra, pueden desarrollarse bastante bien en maceta, siempre y cuando se tengan en cuenta algunas cosas que veremos en este artículo.


Una buena ubicación

Esto es lo más importante si cabe. El pimiento requiere mucha luz directa del sol y temperaturas cálidas para desarrollarse adecuadamente.

Por tanto, hay que disponer de un lugar que reciba muchas horas de sol al día, y abrigado de los vientos, de forma que se cree un clima favorable para el pimiento.

Si no se tiene un lugar como el descrito, se puede intentar el cultivo, pero seguramente no llegue a producir frutos, o si lo hace serán tardíos y de poca calidad.


Características de la maceta

Hay que plantar una planta de pimiento por maceta, y que esta sea todo lo grande que podamos. ¿Cuánto? A partir de 20 litros de capacidad es suficiente.

En realidad podría ser de menos, pero volvemos a lo anterior...se trata de paliar todas las deficientes que la planta va a sufrir por el hecho de estar en una maceta y no en la tierra.

Y en cuanto a la forma, que sea de tendencia vertical, es decir, más profunda que ancha, ya que el pimiento suele presentar problemas de anclaje.

Muy importante que tenga unos buenos agujeros de drenaje en la base, ya que el pimiento no tolera los encharcamientos.


El sustrato

Para cualquier planta que crece en una maceta el sustrato es fundamental, quizás lo más importante de todo. De él tiene que extraer todos los nutrientes que va a necesitar, y dado que la capacidad de la maceta siempre es limitada, las raíces no podrán extenderse tanto con en el suelo.

Especialmente para el pimiento, debe ser un sustrato que retenga bastante humedad pero sin encharcarse en absoluto, que sea muy rico en nutrientes ―o al menos que los almacene un tiempo cuando se aportan abonos― y que no se apelmace, permaneciendo esponjoso y aireado.

Generalmente un sustrato para huerto urbano es adecuado para el pimiento, pero si se quiere elaborar en casa, se puede emplear compost o humus de lombriz (15%), fibra de coco (70%), arena (10%) y perlita o vermiculita (5%). Estas proporciones son solo una orientación en base a nuestra experiencia, pero quizás otras también sean adecuadas.


Cuándo plantarlos

Puesto que las macetas se pueden poner a resguardo dentro de casa o de un invernadero, conviene plantar los pimientos tan pronto como sea posible, para que tengan más tiempo para desarrollarse, y así compensar las condiciones limitantes que van a soportar en la maceta.

Si se realiza la siembra en casa, se puede hacer a mediados del invierno, directamente en las macetas definitivas o en otras más pequeñas que sean más fáciles de manejar.

En caso de disponer de un invernadero, se puede llevar las plantas al mismo una vez germinen, así tendrán la mayor cantidad de luz posible, y no habrá que andar moviéndolas de dentro para fuera de casa.


Enturorado

A medida que las plantas van creciendo, se hace necesario afianzarlas, especialmente si hace viento en el lugar o si están cargadas de frutos, ya que los tallos del pimiento son muy frágiles y se rompen con facilidad.

Para ello se puede arrimar la maceta a una barandilla y amarrar las ramas al balaustrado, poner un palet detrás de las mismas y hacer lo propio o clavar al principio ―cuando las plantas aún son pequeñas― una caña o varilla en la maceta que luego servirá para atar las ramas.


CÓMO CULTIVAR PIMIENTOS

Aquí tienes mucha más información sobre los pimientos y su cultivo.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.