FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Poda de rejuvenecimiento

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Hablamos de la poda menos frecuente de todas, pero muy útil cuando se quiere renovar la copa de un árbol o arbusto: en qué consiste, cómo y cuándo realizarla, sus ventajas e inconvenientes, etc.

¿En qué consiste?

Se trata de un tipo de poda con el que se pretende mejorar el vigor de una planta envejecida, la salud o ambos, mediante la eliminación de las ramas viejas y agotadas o enfermas, para que en su lugar surjan otras nuevas y vigorosas.

Casi siempre se trata de una poda intensa o incluso drástica, buscando un gran crecimiento de la planta como respuesta.

⇲ Relacionado
La poda: Fundamentos✔ Aquí hablamos del hábito de crecimiento de las plantas, de los objetivos de la poda, de si es o no necesaria, sus distintos tipos...


¿En qué época?

El momento idóneo para realizar una poda de rejuvenecimiento depende de la especie de que se trate y de su estado, pero en cualquier caso, conviene que sea justo antes de que la planta comience su mayor periodo de desarrollo vegetativo, así se podrá recuperar mucho más pronto.

Dado que ese gran crecimiento suele ocurrir en primavera, es ideal realizar esta poda a comienzos de esa misma estación ―o cuando finalicen las heladas―, para las perennes, y a mediados del invierno para las caducifolias.

En ambos casos, antes de que comience a brotar la planta, para reducir al máximo la perdida de savia por los cortes, pero tampoco mucho antes, para que la cicatrización pueda comenzar cuanto antes.

⇲ Relacionado
Cuándo podar árboles✔ Aquí tienes una lista de árboles comunes y la época más idónea para su poda, que puedes aplicarla al caso de la renovación...


Ventajas e inconvenientes

Antes de ver cómo se realiza la poda de renovación, vamos a hablar de sus principales ventajas e inconvenientes.

Permite recuperar árboles o arbustos envejecidos, que de otra manera habría que sustituir.

Se puede aprovechar esta poda para cambiar la variedad mediante un injerto, para dar una nueva forma a la planta o para trasplantarla a otro lugar.

⇲ Relacionado
El injerto de corona✔ Este tipo de injerto es ideal para realizar en los tocones que quedan después de realizar una poda de rejuvenecimiento, de manera que la rama rebrote por la púa insertada...

Mejora la productividad y la calidad de la fruta en árboles envejecidos.

La planta necesitará bastante tiempo para reponer su copa y volver a dar frutos o flores, en su caso.

Existe un cierto riesgo de perder la planta si no está sana, si enferma o si no tiene suficientes recursos para reponer el follaje perdido.


Estos dos inconvenientes se pueden suavizar realizando la poda de rejuvenecimiento en varias etapas, a lo largo de al menos dos años consecutivos, pero eso lo veremos a continuación.


Cómo realizarla

Como ya hemos sugerido, se puede hacer de al menos dos formas, según se realice de una vez o en varias etapas, pero en ambos casos el procedimiento es muy simple.

Generalmente, para esta poda es necesario al menos un serrucho, y si las ramas son muy gruesas ―de más de 10 cm de diámetro―, es mejor una motosierra.

De cualquier manera, las herramientas han de estar limpias y desinfectadas, para evitar una la propagación de alguna enfermedad a través de las heridas.

Para cortar ramas gruesas, es muy importante hacerlo en dos pasos. Primero se marca dónde se va a cortar la rama, pero en vez de hacerlo en ese punto, se realiza un primer corte unos 30 cm más arriba, empezando por la parte inferior y terminando por la superior, de manera que si se desgarra la madera con el peso de la rama, los daños no lleguen hasta la zona que se desea como punto final de corte.

Una vez terminada la poda, conviene limpiar los cortes con una navaja de poda y taparlos con pasta cicatrizante.

Además, si se el árbol va a perder toda o gran parte de su copa, conviene pintar el tronco y las ramas con pintura blanca ―antes de la llegada del buen tiempo―, para que la corteza quede protegida de los rayos solares, muy dañinos para esta.

Veamos ahora dos formas de realizar esta poda, como ya hemos adelantado.


En una etapa

Esta es la forma más simple de realizar la poda de rejuvenecimiento, y consiste en cortar de una sola vez todas las ramas que se quieren renovar.

En especies que toleran bien las podas drásticas, incluso se puede suprimir toda la copa, cortando las ramas a 50 cm de su nacimiento o directamente el tronco de la planta.

Ni decir tiene que de hacerlo de esta manera, los riesgos para la planta son mayores, y tardará más tiempo en recuperarse.


En varias etapas

A diferencia del anterior, en este caso se van podando las ramas principales poco a poco, quedando siempre la mayor parte de la copa inalterada.

Una forma de hacerlo es podar una rama cada año, de manera que si el árbol tiene tres ramas principales, en tres años se habrá renovado la copa por completo.

Esta forma de proceder es mucho menos traumática, puesto que el árbol solo tendrá que reponer cada año la parte amputada. Le habrán quedado muchas hojas en el resto de la copa, por lo que será capaz de obtener más energía y más rápido.

Además de lo anterior, de esta manera el árbol no deja de producir flores o frutos, reduciendo solo su cantidad.


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.