Poda

Cuándo podar las plantas según la luna

Para evitar daños y pérdidas de savia, para favorecer un crecimiento más vigoroso, o por el contrario, para que la planta tenga menos vigor pero produzca más pronto

En otro artículo hablamos de la influencia que la luna puede ejercer sobre las plantas, a través de su distorsión gravitatoria pero también lumínica, ambos efectos muy notables y que cualquiera puede observar en fenómenos como las mareas o la visibilidad en una noche de luna llena con el cielo despejado.

Luna

También explicamos cuál es el mejor momento para sembrar teniendo en cuenta las fases lunares, mencionando los hallazgos de un interesante estudio científico que relaciona la velocidad de germinación y el grosor del tallo, entre otras cosas, con la fase lunar en la que se sembraron las semillas.

En cuanto a la poda, la sabiduría popular de algunos lugares, siempre ha tenido en cuenta la Luna a la hora de podar las plantas para obtener diferentes efectos. En el enlace mostrado al inicio se habla también de esto, pero lo ampliaremos a continuación.


Creciente - Luna llena

A medida que la Luna va creciendo, la savia empieza a abandonar las raíces y a concentrarse cada vez más en la parte superior de la planta, tallos, ramas, hojas, flores, frutos, etc. En la fase de Luna llena, la acumulación de savia en la parte aérea es máxima.

La teoría sugiere que, en estas circunstancias, si se poda se estará sustrayendo mayor cantidad de nutrientes y agua (savia), respecto de hacerlo en otra fase lunar. Las plantas podadas en luna llena perderán vigor por la sustracción de nutrientes.

Sin embargo esto no significa que no se pueda podar en esta fase, de hecho en algunos casos parece ser lo idóneo si se desea que un árbol muy vigoroso brote con menos fuerza o que entre antes en producción.

En el XXIII Simposio Latinoamericano de Caficultura, el ponente José Arnold Pineda, mostró los resultados de un estudio acerca de los efectos de la poda de recepa (cortar toda la planta a 40 cm del suelo) en plantas de café, teniendo en cuenta las diferentes fases lunares. Dicho trabajo encontró que el rendimiento productivo fue mayor cuando la poda de recepa se realizó en cuarto creciente.

Naranjo  con frutos macetaCuándo se podan los frutales✔ Hablamos de la época de poda de los frutales de pepita, los de hueso, los cítricos y de otros del...







Menguante - Luna nueva

Después de la Luna llena, comienza a decrecer de nuevo, entrando en lo que se conoce como menguante, pasando por el cuarto menguante, cuando la mitad del disco está iluminado, para llegar finalmente a la luna nueva, momento en el que todo el disco queda oscuro.

La acumulación de savia en la copa en Luna llena, va disminuyendo a medida que desciende y comienza a concentrarse ahora en la parte baja del tallo y en las raíces.

Llegada la Luna nueva (fin del decrecimiento), la copa se se ha drenado de nutrientes y agua, por lo que las podas ocasionarán una pérdida menor al árbol, por tener sus reservas a buen resguardo en las raíces.

Podar desde el cuarto menguante hasta la Luna nueva, y especialmente en esta última, árboles jóvenes que se desea que crezcan rápido, y aquellos que muestran escaso desarrollo o que están enfermos, rebrotando así con más vigor.

Podar en cuarto menguante puede ser también especialmente beneficioso para árboles con tendencia a gotear savia por las heridas de poda, ya que en esta fase lunar y hasta la Luna nueva, la copa estará más seca, reduciéndose o desapareciendo el goteo.

Por otro lado, se sabe que la madera cortada en cuarto menguante es de mejor calidad y resiste mejor el paso del tiempo, las pudriciones y el ataque de xilófagos (polillas, carcomas, etc), quizás porque está más limpia de sustancias nutritivas. Este conocimiento está muy arraigado en algunos lugares.