♣ FUNDAMENTOS ♻ AUTOSUFICIENCIA ☘ CULTIVOS ⚒ LABORES ☂ CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cómo sembrar rúcula

MundoHuerto - ☛ Síguenos - ♻ Participa
Explicamos qué cosas hay que tener en cuenta para sembrar rúcula con éxito: épocas adecuadas, métodos de siembra, cuidados, etc. aunque en realidad es un cultivo que no suele presentar dificultad.

El cultivo de la rúcula debe iniciarse mediante siembra, ya sea esta de asiento ―en el lugar definitivo― o siembra en semillero, siendo necesario el trasplante en este último caso.

Veremos ambas formas y cuándo puede ser mejor emplear cada una de ellas, pero antes hablemos sobre la época de siembra de la rúcula.


Época de siembra

➽ Plantas de rúcula 18 días después de la siembra.

Para dar con el momento más adecuado, hay que saber que esta planta no debe cultivarse en los meses más cálidos, ya que tiende a florecer muy rápidamente. Tampoco si el tiempo es muy frío, puesto que apenas crecerá.

Dicho esto, la primavera y el otoño son buenos momentos para su siembra en climas templados.


En primavera

Quizás sea la mejor época para su siembra, pero no hay que esperar demasiado a la llegada del calor, por lo que ya se dijo sobre la floración prematura.

En cuanto deje de haber heladas se puede sembrar, o antes si se cubre la zona con una malla antiheladas o plástico de invernadero.


A final del verano y otoño

Si los inviernos son suaves ―zonas cálidas o costeras―, se puede sembrar una vez que pase el calor del verano, para que el cultivo se desarrolle con las temperaturas más frescas del otoño.

Esta siembra de otoño tiene la ventaja de que la rúcula no va a florecer hasta la llegada de la primavera, y además con la llegada del frío crecerá muy lentamente, permitiendo disponer de ella durante todo el invierno.

⇲ Relacionado
Cómo cultivar rúcula✔ Características de la planta, cómo iniciar el cultivo, cuidados necesarios, recolección...


Proceso de siembra

La siembra de esta planta es como la de cualquier tipo de col, nabo, rábano y otras plantas de la misma familia. Las semillas son bastante grandes y suelen germinar muy bien y rápido.


Si aún no las has comprado, prueba con estas semillas, son realmente buenas.







La temperatura óptima de germinación ronda los 25℃, pero germina igualmente con valores mucho más bajos.

Las semillas no deben quedar muy enterradas (no más de 1 cm de profundidad), por lo que hay dos opciones:

- Esparcirlas sobre el terreno y depositar un puñado de tierra sobre ellas.

- Dispersarlas sobre la tierra y pasar un cultivador o rastrillo superficialmente para mezclarlas con esta.


En semillero

La ventaja de realizar un semillero de rúcula es que se pueden tener las plantas listas en el momento idóneo para que comiencen a desarrollarse en el exterior, y que además, es más sencillo controlar que no salgan "malas hierbas".

Se puede hacer tanto en alvéolos o vasos separados, como de forma colectiva, ya que la rúcula tolera bien el trasplante a raíz desnuda. Aún así, ya que se hace, es mejor en recipientes o alvéolos separados.

Con depositar dos o tres semillas por hueco es suficiente, puesto que si se ponen muchas luego habrá que arrancar las plantas sobrantes.

Se pueden dejar hasta tres plantas juntas, por si alguna sufre algún daño, pero si todas ellas prosperan tampoco pasa nada, se plantan como están.

En cuanto las plantas tengan unos 10 cm de altura, ya se pueden trasplantar al terreno definitivo, dejando unos 20 cm entre plantas.

⇲ Relacionado
Cómo sembrar en semilleros✔ Épocas, sustratos, luz, temperatura y humedad, tipos de semilleros...también para el caso de la rúcula.


En maceta

En el caso de que la rúcula se vaya a cultivar en una maceta u otro recipiente, se puede sembrar ya en este desde el comienzo, o bien realizar un trasplante desde el semillero.

Si se decide sembrar directamente en la maceta en la que va a crecer, el proceso es muy similar al que se acaba de explicar, pero con algunas diferencias que ahora veremos.


¿Baby o no?

Antes de ponerse manos a la obra, hay que decidir si la rúcula se va a consumir cuando es joven o se va a dejar que desarrolle para cosechar hojas más grandes.

Esta decisión es muy importante porque cambia la forma de hacer la siembra.

Para obtener plantas de rúcula de buen tamaño, hay que elegir una maceta de al menos 2 litros de capacidad, y obviamente cuanto más mejor, de forma compacta, es decir, más o menos igual de ancha que de alta. Una garrafa de agua de 5 litros cortada un poco más arriba de la mitad sería un buen recipiente para una planta de rúcula. Cuando tiene espacio para crecer, se desarrolla bastante, no tanto como una lechuga pero casi.






Llenada la maceta con un sustrato para huerto urbano comercial o un sustrato casero como este, se siembran en la superficie y en el centro de la maceta, unas cuantas semillas de rúcula, tapándolas superficialmente con la tierra. Cuando germinen se deja solo la planta más fuerte y sana y se quitan las demás.

Para la rúcula baby en maceta, conviene utilizar un recipiente ancho y no necesariamente muy hondo. Con que tenga unos 10 centímetros de profundidad es suficiente. Se llena con el mismo sustrato y se siembran a voleo las semillas cubriendo toda la superficie del mismo. No hace falta que queden muy juntas porque sino luego crecerán con escasez de espacio. Si nacen muy juntas se pueden eliminar algunas plantas para permitir que crezcan un poco más separadas, aunque como se van a consumir cuando aún son jóvenes, no necesitan mucho espacio.

⇲ Relacionado
Hacer macetas con botellas de plástico reutilizadas✔ Casi cualquier botella se puede modificar para convertirla en una bonita maceta ecológica y perfectamente funcional...


Siembra de asiento

Consiste en depositar las semillas directamente en el terreno que va crecer la rúcula, evitando el proceso de trasplante, y simplificando los cuidados.

Se puede sembrar a voleo, en líneas o a golpes, aunque este último no es muy recomendable por no tratarse de semillas de gran tamaño.

Si se siembra a voleo, se obtendrá una masa densa de plantas que habrá que ralear para permitir su correcto desarrollo. Se puede aprovechar para cosechar para su consumo pequeñas plantas enteras, así se estarán raleando y cosechando a la vez.

En líneas la densidad de plantas también suele ser mayor de lo deseable, por lo que igualmente habrá que eliminar algunas para dejar una cada 5 cm ó 3 juntas cada 20 cm.


Riego

Es importante mantener el suelo húmedo en superficie durante la germinación y las primeras fases del cultivo, pero una vez que las plantas están llegando a su tamaño máximo (unos 20 cm), se puede dejar que la tierra se seque en superficie, siempre y cuando se mantenga la humedad en las capas inferiores.






⇲ Relacionado
Sistema de riego con botellas plásticas✔ Si sufres cuando te toca dejar tus plantas sin riego unos días, tienes que ver esto...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.