FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Sistema de riego con botellas plásticas

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Hablamos sobre dos sistemas de riego automático casero que emplean botellas de plástico para suministrar agua a las plantas de forma gradual durante algunos días o incluso semanas.

Existen varias alternativas a la hora de emplear botellas de plástico como sistemas caseros de riego automático, de manera que se puedan dejar las plantas más tiempo sin atención y no se marchiten por falta de agua.

Aquí veremos dos de los más utilizados, con alguna variante, pero realmente buenos cuando no se tiene acceso a otro método más sofisticado.


Riego por goteo

Consiste en colocar una botella boca abajo, sostenida directamente sobre la tierra o mediante diferentes tipos de soportes que la mantienen elevada. Una forma fácil: atarla con alambre a un palo o caña. Por la parte del cuello y a través de un agujero que hay que hacer en el otro lado.

Hay que cortar previamente la base de la botella, para poder luego rellenarla por arriba y para que entre aire, ya que sino dejaría de salir agua cuando se crease dentro un vacío.

La botella se llena de agua que poco a poco irá cayendo al suelo, cerca de la planta que se desea regar. Pero, ¿cómo conseguir que el agua caiga gota a gota? Pues esto se puede hacer mediante diversos sistemas, todos ellos útiles. Veamos varios de ellos.


Con tapón a rosca

Consiste en utilizar el propio tapón de la botella para improvisar un gotero. ¿Cómo? Pues simplemente desenroscando poco a poco el tapón hasta que el agua comience a gotear, y entonces dejarlo en la posición deseada.


Con cordón absorbente

Se trata de realizar un pequeño agujero en el tapón de la botella para luego pasar a través de él un cordón de material absorbente, como por ejemplo algodón.

La parte baja de la botella ―incluido el cordón― se inserta en el suelo, en contacto con la tierra. El agua moja el cordón y de ahí pasa a la tierra. A medida que el suelo demanda más agua del cordón, este absorbe más líquido de la botella, hasta que se agota el agua.

Esto se puede hacer también con la botella sostenida en el aire, dejando que el cordel cuelgue hasta el suelo.


Con gotero insertable

Consiste en un cono hueco que se enrosca en la botella, y que sirve tanto para clavarse en el suelo y sostenerla, como para permitir lentamente el paso del agua. La mayoría incluso disponen de una llave manual para regular el goteo.


Riego solar por evaporación-condensación

Consiste en colocar dos botellas de plástico, una dentro de la otra. La exterior de mayor tamaño que la interna.






El funcionamiento es muy sencillo. La botella interior se llena de agua y se deja con el tapón quitado. Al calentarse por efecto del sol, parte del agua comienza a evaporarse, pero como la botella exterior impide que el vapor se escape a la atmósfera, condensa en las paredes de la botella grande, escurriéndose hacia el suelo y mojando la tierra.


Más calor, más riego

La gran ventaja de este sistema es que a medida que el sol calienta más, mayor caudal de agua se evapora y se escurre hacia el suelo.

Por esto, en días frescos o nublados apenas se producirá riego alguno, mientras en días cálidos y/o soleados, el riego será máximo, coincidiendo justo con las necesidades de las plantas.


Mejorando el sistema

Aunque ya de por sí es un buen método, lo cierto es que aún se puede mejorar realizando unos pequeños ajustes. Veamos cuáles.

Uno de los más obvios es tan simple como pintar de negro la botella interior, o mejor aún, utilizar otro tipo de recipiente que sea de ese color. Algunas botellas de productos de limpieza son de color negro o gris oscuro.

Aunque sutil, este pequeño cambio hace que el riego se acelere mucho cuando hace sol, ya que el agua se calienta más rápido, y por tanto se evapora antes y con mayor velocidad.

Esta segunda mejora va encaminada a facilitar la labor de llenado de la botella interior. Consiste en colocar en la boca de la botella exterior un trozo tubo del mismo diámetro que esta, de forma que quede ajustado y no se caiga. No tiene que sobresalir hacia fuera, para que se pueda roscar el tapón sin problema.

Este tubo que desciende hacia el centro del recipiente interior, permite llenarlo con agua con solo quitar el tapón de la botella grande y vertiendo agua a través del tubo, sin necesidad de levantarla del suelo.

⇲ Relacionado
Más tipos de riego✔ Además de estos dos de andar por casa, aquí hablamos de muchos otros que puedes emplear en tu huerto o jardín...


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.