FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cultivo del peral

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Tratamos el cultivo doméstico del peral, comentando las características más interesante de este frutal, sus preferencias, formas de propagarlo, etc.

Los árboles frutales denominados comúnmente perales, en realidad pertenecen a varias especies de la familia de las Rosáceas. A su vez se pueden dividir en dos grandes categorías según su origen: los perales europeos y los asiáticos.

En el primer grupo destaca la especie Pyrus communis, el peral común, el más popular de todos y el objeto de este artículo.

En el segundo, la especie con la que más familiarizado estoy y una de más conocidas es Pyrus pyrifolia, llamada comúnmente nashi, pera asiática, pera japonesa, entre otros.

Actualmente se pueden encontrar a la venta en muchos viveros y establecimientos de jardinería jóvenes árboles de nashi. Verdaderamente merecen la pena, pero sigamos con la pera común.


Origen

Parece ser que el antepasado silvestre del peral común vivía en el este de Europa, zona de procedencia de otras muchas plantas cultivadas hoy en día.

El peral ha sido cultivado desde tiempos antiguos. Se han encontrado restos arqueológicos de hace 5000 años en los que se evidencia que este árbol ya estaba domesticado.

El avance de los diferentes imperios antiguos, como el romano, extendió su cultivo a nuevos territorios.

Actualmente es frecuente encontrar perales asilvestrados creciendo por toda Europa, especialmente en terrenos próximos a poblaciones humanas.


Características interesantes

En condiciones de cultivo son mantenidos como árboles de pequeño tamaño, entre 2 y 4 metros.

En cambio, los perales que se desarrollan libremente pueden alcanzar hasta 20 metros de altura, siendo habitual que no lleguen a tanto.

Algunos perales silvestres cuentan con espinas, al igual que su pariente el espino.

Este árbol tiende a emitir ramas muy verticales y es frecuente que el tallo se bifurque, por lo que puede ser complicado darle forma mediante la poda.

Se trata de un frutal que puede ser muy productivo. Con ciertas variedades se puede dar el caso de que las ramas no soporten el peso de las peras.

Y hablando de variedades, se han identificado más de un millar solo en Europa, aunque es cierto que muchas de ellas no dan frutos de calidad.

Los frutos se pueden consumir frescos y transformados en compotas o mermeladas. También se pueden emplear para elaborar licores y vinagres.

La madera del peral es de muy buena calidad, tanto para leña como para ebanistería, tallado, torneado, etc.






⇲ Relacionado
Poda del peral

✔ Época de poda, precauciones que hay que tener en cuenta, distintos tipos de poda y cómo llevarlos a cabo, con VÍDEO INCLUIDO...



Preferencias

Clima

Templado o fresco y húmedo.

Tolera mucho mejor el frío intenso que el calor. En pleno reposo invernal puede resistir temperaturas gélidas, de varias decenas de grados bajo cero. En cambio, una vez que brota en primavera, las heladas tardías le son perjudiciales.

Para florecer intensamente requiere de bastantes horas de frío durante el periodo de reposo, aunque esto es variable de unos cultivares a otros.

En regiones muy calurosas conviene plantarlo en una zona protegida del sol de mediodía, lo más fresca y húmeda posible.

⇲ Relacionado
Cómo plantar un peral

✔ En 3 sencillos pasos y sin complicarse con cuestiones técnicas, pero con garantías suficientes...



Suelos

Puede crecer en cualquier tipo de suelo, si bien lo hará mucho mejor en aquellos profundos, frescos y ricos en materia orgánica.


Propagación

A diferencia de otros frutales, las ramas del peral no enraízan con facilidad, por lo que el esquejado o el acodo no suelen dar buenos resultados.

Este frutal se multiplica injertando la variedad deseada sobre:

▪ Otro peral obtenido a partir de semilla, o de otra variedad.

▪ Membrillero.

▪ Espino albar

▪ Acerolo.

▪ Níspero y níspero japonés.

▪ Serbal.

⇲ Relacionado
Injerto del peral

✔ Hablamos de épocas de injerto y de las técnicas más empleadas, con vídeos explicativos sobre cómo realizar las más recomendables...


Obviamente el peral se puede reproducir mediante semillas, pero de ellas saldrán árboles de características variables, aunque es de suponer que guarden cierto parecido con sus progenitores.






⇲ Relacionado
Cómo sembrar semillas de pera

✔ Obviamente se puede reproducir el peral mediante semillas y, como explicamos aquí, es realmente sencillo...


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.