FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cómo injertar aguacate

El injerto del aguacate es bastante sencillo y ciertamente se realiza utilizando los mismos conocimientos que se emplean en otros frutales como los cítricos, pero además hay que tener en cuenta una serie de cuidados especiales sin cuáles es muy probable fracasar.

Aunque los aguacateros nacidos de semilla pueden dar fruto, no es lo más aconsejable. Este árbol muestra una gran variedad en las características de la descendencia, lo que supone que un hueso de aguacate procedente de una variedad excelente no tiene porqué dar lugar a un árbol con buena fruta.

Para evitar esta incertidumbre se recurre al injerto, mediante el cual se inserta material vegetal de un aguacatero de variedad conocida ―o que dé aguacates de calidad―, en el tallo del árbol franco (nacido de semilla).


CUIDADOS DEL AGUACATE

Para que el injerto prospere, el aguacate deberá estar sano y fuerte, para lo que debes tener en cuenta estos cuidados.



Cuándo realizar el injerto

Para que se produzca la unión entre el patrón y el injerto, el árbol debe estar activo, es decir, su savia tiene que estar moviéndose para que pueda nutrir el injerto.

Esto supone que las fechas pueden ser muy distintas en función del clima. En lugares con estaciones frías (otoño - invierno) habrá que esperar a que la primavera esté bien entrada, pudiendo realizar el injerto hasta la segunda mitad del verano.

En climas siempre cálidos es posible injertar el aguacate en cualquier momento, verificando primeramente que el árbol esté activo.


Modalidades de injerto

Se pueden emplear prácticamente todos los tipos de injerto más populares, pero la elección de uno u otro dependerá en último término de la edad del árbol.

Los siguientes son tres de los más empleados para injertar aguacates jóvenes (pincha en el texto azul para ver más información de cada uno)

➠ Injerto lateral subcortical: como el de yema pero insertando una púa biselada en la incisión en "T".

Injerto de yema

Injerto de hendidura


Estos tres tipos de injerto se pueden emplear en aguacateros o paltos de cualquier edad, siempre que el tallo de el árbol tenga en la base un diámetro superior a 1.5 cm.


En el siguiente vídeo se muestra como un especialista realiza el injerto de un aguacate joven mediante la técnica de hendidura, para lo cual explica que cosas y que precauciones hay que tener en cuenta para lograr que tenga éxito.




Timing del proceso

Siempre que el injerto se realice de forma correcta, en la época adecuada y sobre un árbol sano, pasadas 4 ó 5 semanas de la operación ya de podrá retirar la atadura, lo que permite verificar cómo ha ido el proceso y facilita que termine de cicatrizar la zona de unión entre patrón e injerto.

Dos semanas después de haber retirado la atadura se procede a quitar la bolsa plástica que cubría el injerto, aunque en climas húmedos ―o si se mantiene el árbol a la sombra― se puede quitar antes.

Pasado un año desde la operación de injertado, y si todo ha ido bien, el aguacate estará listo para plantar en el terreno, o si ya lo estaba, para retirarle toda protección.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.