FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Enjambre de abejas en mi casa ¿Qué hago?

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Si te has topado con un enjambre o nido de abejas en tu propiedad, aquí encontrarás toda la información que necesitarás para saber a qué te enfrentas y cómo debes actuar. La seguridad es lo primero.

Si estás leyendo esto es porque te has visto involucrado en una situación que nunca habrías sospechado: un enjambre de abejas se ha adentrado en tu propiedad.

Tienes que saber que la información que leerás a continuación te ayudará a solucionar este problema, ya verás.

Es posible que te estés preguntando si un sitio web como este es el lugar adecuado para informarse al respecto de este tema.

Déjame decirte que además de escribir en este espacio, también me dedico a la apicultura, recojo enjambres de abejas todos los años y sé bien lo que hay que hacer.


Si vives en la provincia de A Coruña (España), puedes llamarme o escribirme un whatsapp y te ayudaré sin compromiso. Mí número es:


Si estás en otro lugar no hace falta que me contactes, ya que tienes aquí abajo toda la información que necesitarás.



Sigue leyendo y verás que muchas dudas que tenías van a quedar resueltas de inmediato.


Reconocer el enjambre

Antes de nada, tienes que saber qué es lo que ha llegado a tu casa, o quizás ya vivía en ella sin tu saberlo.

Un enjambre es un grupo numeroso de insectos, generalmente de abejas, que se posan juntas formando un racimo de forma variable (redonda, alargada, aplanada, etc). Puedes verlo en la foto mostrada a continuación.

Estos enjambres desnudos están formados por abejas en busca de un lugar para establecer su casa definitiva, y mientras la buscan se posan en cualquier lugar para descansar.


Nido

Ya vimos lo que es un enjambre, pero en algunas ocasiones, lo que te puedes encontrar en la vivienda es una colonia de abejas ―o de otros insectos similares―, ya establecida.

En ese caso, los insectos tienen un nido formado por panales de cera (abejas) o de papel (avispas).


De abejas melíferas

El nido de las abejas de la miel está formado por una serie de láminas paralelas (panales) de color variable (de blanco a negro, pero generalmente amarillento, sobre las cuáles se mueven un montón de individuos.

Generalmente un nido de abejas se encuentra cuando se hacen obras o cuando se inspecciona una parte de la casa al escuchar ruido o ver insectos entrando y saliendo.






En cualquier caso, si te encuentras con eso, significa que hace tiempo un enjambre de abejas llegó a tu casa y se quedó a vivir, formando una colonia con su nido, sus huevos, larvas, su alimento, etc.

Esto suele ser una mala noticia, porque significa que habrá que desmontar o romper en parte el lugar dónde se encuentran para poder extraerlas.


De otros insectos

Muchos otros insectos similares a las abejas, pueden anidar en las construcciones humanas.

Es el caso de diferentes especies de avispas, avispones, abejorros, etc.

Los nidos de estos se diferencian de los de abejas melíferas en que suelen ser redondeados y estar construidos con papel o barro. En la mayoría de los casos suelen tener una cubierta que impide ver el interior.

Es importante señalar que solo los nidos y enjambres de abejas melíferas tienen interés inmediato para los apicultores.

Asumo entonces que lo que tienes en tu casa es un nido o enjambre de abejas, si fuera otra cosa tendrás que contactar con las autoridades para que se encarguen.


Cómo actuar

Si has llegado hasta aquí es que, efectivamente, en tu propiedad lo que hay es una colonia de abejas melíferas.


Mantén la calma

Esto es fundamental con las abejas, ya que tienes que saber que no van a tener la intención de picarte a menos que las molestes o en sus vuelos choquen accidentalmente contigo.

La mayoría de los enjambres están formados principalmente por abejas jóvenes, que son más dóciles y que raramente se vuelven agresivas.

Además, si no lo sabías, cada vez que una abeja pica está entregando su vida, por eso nunca lo hará si no es imprescindible para defenderse a sí misma o a la colonia.


Ten precaución

Siguiendo con lo anterior, existen diferentes especies, subespecies y "razas" de abejas de la miel, y no todas son igual de mansas o agresivas.

Por eso es tan necesaria la precaución. Aléjate todo lo posible, protégete dentro de casa o en otro lugar seguro y nunca, nunca, nunca, te acerques más de lo debido al enjambre. Tampoco debes hacer ruidos, dar golpes o producir vibraciones que lo puedan molestar.

Estos cuidados son más importantes si tú o alguien de los tuyos es alérgico a las picaduras de abejas y avispas.


Alerta a otras personas

Es importante también que avises a todo el que pueda pasar por cerca del enjambre para que advierta su presencia y tome las debidas precauciones.

A veces el enjambre se puede posar en lugares tan frecuentados como un banco, una papelera, un árbol frutal, una ventana, etc. Si todo el mundo sabe que está allí, es menos probable que ocurra un accidente.


Pide ayuda

Llegó el momento de solucionar la incidencia, pero nunca trates de hacerlo tú mismo ni permitas que lo intente alguien que no tenga experiencia previa en el manejo de abejas.







Las abejas son muy importantes para el medio ambiente, están muy amenazas en la actualidad y tienen gran interés económico, por lo que, por favor, no permitas que sean fumigadas.


¿A quíén debes pedir ayuda? Eso es lo que te voy a explicar ahora.

Si el enjambre está cerca de tu casa pero fuera de tu propiedad, debes llamar al número de emergencias. Ellos se encargarán de enviar personal a la zona para asegurarla y retirar el enjambre.

En cambio, si el enjambre está dentro de tu propiedad, generalmente es responsabilidad tuya contactar con alguien que se haga cargo, es decir, con un apicultor. Siempre podrás encontrar alguno que te haga el trabajo de forma gratuita, obviamente a cambio de llevarse a las abejas a su apiario.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.