FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Época para plantar un nogal


Explicamos cuándo plantar un nogal en diferentes situaciones: cuando se presenta en una maceta o bolsa de tierra, o a raíz desnuda con hojas o sin ellas, y teniendo en cuenta las precauciones y cuidados que debemos aplicar.


Un nogal se puede plantar solo en una época o durante todo el año, en función del formato en el que se obtenga la planta.

Por ejemplo, si ves que ha nacido un nogal en algún lugar de tu propiedad y te interesa cambiarlo a otro para que siga creciendo, tendrás que cavar para extraerlo del suelo, por lo que la planta saldrá con su raíz desnuda, sin tierra. Esto mismo hacen en algunos viveros, aunque cada vez menos.

El otro caso se corresponde con un nogal que está plantado en una maceta o bolsa con tierra, y que por tanto sus raíces están arraigadas en el sustrato.

Parece una diferencia trivial, pero en realidad esto lo es todo. Ahora lo veremos!


A raíz desnuda

Como ya adelantamos, en muchas ocasiones nos podemos encontrar con un nogal desnudo, con sus raíces desprovistas de tierra, así que, ¿cuándo plantarlo?

La respuesta es: ¡cuanto antes! En esas condiciones la planta puede deshidratarse rápidamente y morir, si bien esto no siempre es así. Lo explicamos a continuación.


Sin hojas

Si el joven nogal del que estamos hablando no tiene hojas (otoño-invierno), puede resistir bastante tiempo fuera de la tierra.

Solo habrá que envolver su raíz en un paño húmedo, meterla en una bolsa de plástico oscura y poner la planta en un lugar fresco y resguardado de los vientos, el sol y las heladas.

Al pie de un muro que tape el sol y el viento suelen darse esas condiciones en los meses de otoño e invierno.

Aunque pueda mantenerse varios meses en esas condiciones, conviene plantarlo cuanto antes, puesto que en ningún lugar estará mejor que en la tierra. Además, aunque no veamos crecimiento de hojas en el árbol, las raíces comienzan a desarrollarse algún tiempo antes, por lo que lo ideal sería que para cuando eso ocurra (mediados de invierno) ya esté plantado.

Los nogales arrancados de raíz pero sin hojas (en reposo), deben plantarse cuanto antes, pero pueden conservarse algún tiempo como explicamos, para plantarlos antes de mediados del invierno.


Con hojas

Este es el caso más delicado, ya que un nogal a raíz desnuda y con hojas, se deshidratará rápidamente, muriendo en cuestión de horas o días, especialmente en condiciones de buen tiempo.

Si tiene hojas, quiere decir que el clima no será muy fresco (de primavera a otoño), por lo que tampoco se podrá plantar directamente, ya que tardará un tiempo en arraigar y puede que sea demasiado si calienta el sol.

¿Qué hacer en este caso? Hay que evitar la deshidratación a través de las hojas. ¿Cómo? Plantando el nogal cuanto antes en una maceta o lugar sombreado, cortando buena parte de las hojas (más cuanto mayor haya sido la pérdida de raíz) y colocando un plástico transparente para tapar la copa, de forma que se cree en su interior un ambiente húmedo que evite la desecación.

Un nogal arrancado de raíz y con hojas debe plantarse inmediatamente y darle los cuidados que ya comentamos.


Con cepellón

Y por último, toca hablar de la época correcta para plantar en la tierra un nogal "que ya está arraigado" en una maceta o bolsa con sustrato.

Este es el formato más habitual en el que se venden las plantas en viveros y tiendas de jardinería, y no es casualidad. Sufren mucho menos en los trasplantes y se amplía mucho la época en la cuál pueden plantarse. Pero entendamos por qué.

Hay que pensar que un nogal que ya está plantado en una maceta, no percibe ningún cambio negativo ―al contrario― cuando se retira el recipiente y el cepellón se introduce en la tierra. Es como si continuara en la maceta pero ahora con su cepellón rodeado de tierra en lugar de plástico o cerámica.

Lo único que hay que tener en cuenta son las condiciones ambientales, ya que pueden suponer un gran cambio para el que puede que la planta no esté adaptada. Para reducir riesgos, conviene llevar durante algunos días el nogal al lugar que va a ocupar, pasando cada vez más horas en él.

Teniendo en cuenta lo anterior, un nogal que se encuentra en una maceta se puede plantar en la tierra del jardín en cualquier momento del año, pero lo ideal será hacerlo en primavera, pasado el riesgo de heladas.

En caso de que no tuviera hojas, se puede plantar ―aunque no necesariamente― desde el otoño hasta finales del invierno, por lo que ya comentamos del crecimiento radical y del riesgo de heladas (puede brotar antes de tiempo si lo tuvimos en un lugar protegido)

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.