FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cultivo del cilantro


Cuándo sembrarlo, cómo y dónde hacerlo, cuáles son sus requerimientos en temperatura, humedad, pH, nutrientes, qué plagas y enfermedades puede padecer....


Origen

Sur de Europa y zona oriental del Mar Mediterráneo. Existen evidencias de su utilización en la India hace 5 mil años y, tanto en Egipto como en la antigua Roma, antes de nuestra era. Se usaba a diario como hierba medicinal y de condimento. Con la expansión de los grandes imperios del Mediterráneo, fue introducido en otros territorios y, de éstos al resto del mundo, con el paso de los siglos.


Descripción

El cilantro (Coriandrum sativum L.), es una planta herbácea anual perteneciente a la familia de las umbelíferas o apiáceas, al igual que el apio, el perejil, la zanahoria o el cilantro ancho.

Alcanza una altura de entre 40 y 80 cm en su madurez.


Sistema radicular

Delicado al inicio del desarrollo pero potente una vez que la planta se fortalece lo suficiente.

Presenta una buena capacidad de obtención de agua y nutrientes.

No soporta bien el trasplante, sobre todo si éste se realiza una vez que la planta ya está establecida.


Hojas

De forma similar a las del perejil y el apio. De color verde intenso, planas y con bordes dentados. Las primeras hojas son más redondeadas que las últimas.

Pueden ser cosechadas para consumir en fresco, en cualquier momento del desarrollo, pero especialmente antes de que la planta entre en floración.


Flores

Blancas, rosadas o moradas, forman umbelas compuestas y terminales.

Pueden ser hermafroditas o masculinas.

La floración dura 2 o 3 semanas.


Semillas

Redondeadas, presentan quillas de color verde —al principio— y marrón al madurar.

De 3 a 5 mm de diámetro.

Las semillas maduran de forma escalonada, por lo que la planta puede presentar flores, semillas inmaduras y semillas maduras simultáneamente.

Se desprenden de la planta al madurar.

Su viabilidad es muy corta tras la maduración.



➟ Aquí tienes más info acerca del ciclo de vida del cilantro.


Requerimiento edafoclimáticos


Clima

Crece en casi cualquier clima, excepto en los muy extremos.


Luz

Se desarolla mejor a pleno sol, aunque también puede cultivarse a media sombra, aunque la masa foliar será más escasa.

Periodos de luz prolongados (días largos), acompañados de temperaturas cálidas, inducen la floración temprana.


Temperatura

Prefiere las temperaturas cálidas, entre 10 y 30ºC, aunque también puede crecer —más lentamente— a temperaturas inferiores, e incluso resistir heladas ligeras.

Entre los 20 y los 30ºC, su crecimiento es óptimo. Temperaturas de 30ºC o más inducen la floración temprana.


Humedad

Requiere de una humedad constante en el suelo para desarrollarse plenamente. Si sufre de sequía la cantidad de hojas y semillas será menor.

En cuanto a la humedad ambiental, prefiere valores intermedios. Un exceso de ésta aumentará el riesgo de aparición de enfermedades fúngicas.


Suelo

Se adapta bastante bien a cualquier tipo de suelo, pero los prefiere profundos, fértiles, bien drenados pero con buena capacidad de retención de agua.

Un suelo con un buen equilibrio de nutrientes y una buena actividad microbiana, serán suficientes para satisfacer sus necesidades nutricionales. No obstante, responde bien ante el aporte extra de nitrógeno, por lo que se puede aplicar algún abono nitrogenado, mejor si es orgánico, como el purín de ortiga o el de gallinaza.


Cultivo


Preparación del terreno

Al cilantro le gusta el terreno suelto y mullido por lo que, antes de sembrarlo, labraremos el suelo hasta dejarlo bien suelto.

Es el momento de añadir compost o abono de fondo, si es necesario, para que se mezcle bien con la tierra.

Para ganar tiempo con la emergencia de las malas hierbas, podemos cubrir la zona a sembrar con un plástico o malla negros durante al menos 15 días. Las malas hierbas germinarán y al no disponer de luz agotarán sus reservas y morirán.

También podemos realizar dos falsas siembras y, cuando nazcan las malas hierbas, acabar con ellas quemando una pequeña capa de paja sobre el suelo —si es una zona pequeña y no hay riesgo de incendio— o bien mediante un soplete de gas.


Siembra

Suele hacerse de forma directa ya que el cilantro no soporta bien el trasplante.

Puede sembrarse a voleo —espaciendo la semilla por toda la superficie—, a chorrillo —una detras de otra— o en golpes.

Las semillas se han de enterrar muy superficialmente, entre 1 y 1,5 cm de profundidad.

Para acelerar la germinación, se pueden dejar las semillas en remojo durante 24 horas, antes de la siembra.


Época de siembra

En lugares de clima cálido, puede sembrarse durante todo el año.

En climas más fríos, puede hacerse una siembra a mediados o finales del invierno para cosecharse a mediados de primavera y otra a finales de verano-principios de otoño, para cosechar a mediados de otoño.



➟ Descubre aquí cuanto tarda en germinar el cilantro, te será muy útil saberlo.



Asociaciones y rotaciones

Asociar con tomate o pimiento.

Rotar con acelga, espinaca y lechuga.


Labores culturales


Control de malas hierbas

Es muy importante mantener el cultivo de cilantro limpio de malas hierbas para que la producción sea de calidad. Especialmente al inicio del cultivo.

Al igual que otras apiáceas, el cilantro, tiene muy poca capacidad de competencia con las malas hierbas. Incluso algunas de éstas, liberan sustancias que inhiben su crecimiento.

En control de las malas hierbas, en el caso del huerto familiar ecológico, es mejor hacerlo de forma manual, sin recurrir a herbicidas. Es un proceso laborioso en las primeras fases del cultivo, cuando el cilantro crece más lentamente. Una vez que despliega todo su follaje, las malas hierbas tienen más dificultades para desarrollarse a la sombra de éste.


Aclareo

No suele ser necesario realear el cultivo a menos que hayamos realizado una siembra muy densa. En ese caso, eliminaremos algunas plantas para que quede más espacio entre ellas y se desarrollen mejor.

Una forma interesante de proceder, es ir arrancando —para consumo— las plantas más débiles que se encuentren muy próximas a otras. De esta forma haremos que el cultivo sea más homogéneo y que solo las plantas más vigorosas produzcan semillas, que serán de mayor tamaño y mejores para la siguiente siembra.


Riego

La disponibilidad de agua es muy importante durante la fase de germinación y establecimiento. En ausencia de lluvias regulares es necesario recurrir al riego, preferiblemente mediante goteo o con regadera de lluvia fina.

Una vez que la planta se ha establecido, y sus raíces han penetrado con fuerza en el suelo, los riegos son menos importantes. Mientras la capa intermedia del suelo se mantenga húmeda será suficiente. No obstante, algunos experimentos han demostrado que el riego frecuente aumenta la producción, tanto de hojas como de semillas, no afectando ni a su sabor ni a sus propiedades


Plagas y enfermedades

En general, en un huerto sano y diverso, el cilantro no suele presentar grandes problemas en cuanto al desarrollo de enfermedades o plagas, que afecten de forma importante al cultivo. Pueden aparecer pequeñas manchas en algunas hojas o daños localizados producidos por animales, pero nada que deba preocuparnos.

No obstante, enumeraremos las plagas y enfermedades que pueden aparecer con más frecuencia.

  • Ácaros
  • Áfidos
  • Gusanos
  • Hongos
    • Cenicilla de la hoja (Erisyphe sp.)
    • Marchitamiento (Fusarium oxysporum)
    • Pudrición de la raíz (Rhizoctonia sp.)
    • Pudrición de la raíz y la corona (Phoma apiicola)
  • Bacterias
    • Pudrición suave bacteriana (Erwinia carotovora)
  • Virus
    • Virus del enanismo variegado
    • Virus de la vena amarilla del trébol
    • Virus del mosaico del perejil de raíz
    • Virus del mosaico del apio
    • Virus de la mancha del anillo del apio

Cosecha

A nivel doméstico, podemos comenzar a cosechar las hojas del cilantro poco después de que éste germine. Como comentamos anteriormente, aprovecharemos para ralear el cultivo a medida que lo cosechamos.

En cuanto a las semillas, se suelen cosechar antes de que terminen de madurar por completo —para que no se desprendan de la planta y se pierdan en el suelo—. Se cortan las plantas y se dejan varios días —al sol según algunos autores o a la sombra según otros— para que terminen de secarse. Luego se llevan a un lugar limpio y se trillan, para separar la semilla del resto de la planta. Antes de guardarlos, debemos soplar los restos de flores y hojas, que suelen quedar mezclados con los granos.

Por último, devolveremos al huerto todo lo que es del huerto. Los restos de la planta los añadiremos al compost o los esparciremos directamente sobre el suelo del huerto.



➟ Ya sólo te queda conocer también el tiempo de cosecha del cilantro, es decir, cuanto tiempo necesita desde la siembra hasta la cosecha.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.