FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

El cultivo del castaño

Publicado por Antonio Amigo   ✧   Entre la azada y el teclado...

Te contamos las claves para el cultivo exitoso del castaño como árbol frutal muy apreciado tanto por su fruto, las castañas, como por su valor ornamental.


El castaño comenzó a cultivarse a orillas del Mar Negro, en la actual Turquía, de donde pasó a Grecia y Roma, distribuyéndose por toda Europa con la expansión del imperio romano.

Majestuosos, a veces con cientos e incluso miles de años; como en el caso del castaño más grande y más viejo del mundo, situado muy cerca del monte Etna, en Sicilia. Tiene unos 4000 años y la circunferencia de su tronco mide más de 57 metros.

Es un árbol muy apreciado porque brinda muchos beneficios al hombre entre los que destacan los siguientes:

¿Te quedas y los vemos? Venga!!


- Su fruto, la castaña, es un buen alimento, se conserva muy bien y se produce en abundancia con pocos cuidados. En este artículo te contamos como asarlas en casa.

- La madera del castaño es fácil de trabajar, bella, firme y duradera. Soporta bien la humedad y el ataque de carcomas. Es muy apreciada en ebanistería.

- Las setas, como el Boletus, suelen desarrollarse muy bien en los sotos de castaños.

- Tiene valor cultural, sobre todo a traves de celebraciones como el magosto.

- También es destacable su valor ornamental y paisajístico, sobre todo en otoño, cuando las hojas adquieren colores amarillos y rojizos.

- Los sotos de castaños son ecosistemas ricos en flora y fauna por lo que tienen un alto valor ecológico.

- Algunos ejemplares de castaño tienen valor monumental por su majestuosidad y antigüedad, como el ya mencionado Castaño de los 100 caballos, de unos 4000 años de edad.


    

El árbol

El castaño es un árbol que puede alcanzar grandes dimensiones, superando muchos ejemplares los 25 metros de altura. Sus ramas abiertas y sus hojas grandes y planas conforman una copa compacta y redondeada, sobre todo en los castaños cultivados para fruto. Si las condiciones son las adecuadas, crece rápidamente durante aproximadamente un siglo, estancándose en ese momento su crecimiento.

Las hojas aparecen entre abril y junio y se caen en noviembre.

El sistema radicular del castaño es superficial pero muy extendido.

La estructura aérea del castaño suele ser redondeada si se encuentra aislado. En cambio, si crece rodeado de otros árboles, tiende a crecer en altura buscando la luz y desarrollando una copa más reducida y ubicada en la parte más alta. Por debajo a penas mantendrá hojas ya que la luz será escasa.


Clima favorable para el castaño

El castaño es un árbol de clima templado o fresco y húmedo. Necesita precipitaciones anuales de unos 1000 mm, que son importantes durante la época de mayor desarrollo vegetativo.

Resiste bien las bajas temperaturas en invierno, cuando se encuentra en reposo vegetativo pero, en cambio, las heladas tardías (primaverales) o las tempranas en otoño pueden afectar a los brotes jóvenes y a los frutos.

Prefiere vivir entre los 500 y 1200 metros de altitud, aunque también crece a nivel del mar.

Las plantas jóvenes no crecen bien en emplazamientos muy soleados o muy sombríos. 

Soporta mal los periodos de sequía prolongada, sobre todo cuando el árbol es joven o a finales del verano en árboles adultos, momento en el cuál las castañas se encuentran en su máximo crecimiento.

En zonas cálidas, prefiere las laderas Norte, que son más frescas, mientras que en zonas frías, las laderas Sur le son más propicias.

Resiste bien los vientos, pero si éstos son frecuentes harán que el árbol se desarrolle menos y mantenga un tamaño más discreto.


Características del suelo

Prefiere los suelos profundos, sueltos, poco arcillosos, ácidos (pH entre 4 y 7), húmedos pero bien drenados, con buen contenido de materia orgánica y ricos en potasio asimilable.


Marco de plantación

Para el cultivo de castaña se deben plantar los piés bien distanciados para permitir un buen desarrollo de la copa del árbol.

Si la fertilidad del suelo es buena, un marco de 8x8 es suficiente aunque, si el espacio abunda, siempre se puede dar un poco más de distancia lo que mejorará el valor ornamental de la planta.


Plantación del castaño

Para realizar una plantación doméstica de castaños en nuestro huerto o jardín no necesitaremos de grandes trabajos. Despejaremos la zona en la que vamos a situar las plantas y cavaremos un hoyo de un metro de diámetro y unos 80 o 90 cm de profundidad.

En este artículo te explicamos los pasos a seguir para realizar un hoyo de plantación correctamente.

La mejor época del año para plantar el castaño es el invierno, desde principios de diciembre a finales de febrero.

Se evitará plantar en días con mucho frío o vientos fuertes.

En climas con veranos muy soleados y altas temperaturas, trataremos de plantar los castaños jóvenes en semisombra. Si no es posible, realizaremos un acolchado con materia vegetal o, en último caso, cortaremos el tallo principal del castaño a unos 40 cm del suelo para que al brotar forme una copa más baja que dé sombra al punto en el que el tallo se introduce en el suelo. De esta forma reduciremos el riesgo de quemaduras corticales por contacto con el suelo caliente.


Fertilización

La fertilidad del suelo en el que crece el castaño va a determinar tanto la cantidad como la calidad de las castañas producidas por éste.

Siempre que sea posible, habremos realizado un abonado de fondo antes de la plantación, ya que, a medida que las raíces de la planta se extienden será más complicado labrar el terreno sin dañarlas.

Podemos optar por una fertilización química o, como recomendamos en MundoHuerto, orgánica mediante estiércol bien descompuesto, compost, humus, etc. 

En otoño, tras la recogida de la castaña (si ya está en producción), apartaremos las hojas caídas hacia un lado y extenderemos el abono en la superficie de suelo que queda debajo de la copa. Si es posible, realizaremos un labrado muy superficial para cubrirlo, al menos en parte, y facilitar su incorporación al suelo. Luego, volveremos cubrir la zona con las hojas que apartamos anteriormente y que, además de acolchar el suelo, aportarán materia orgánica y nutrientes tras su descomposición. Y, con suerte, hasta puede crecer algún boletus con el tiempo.


Poda

Cuando el tallo del castaño alcanza en su base un diámetro de entre 6 y 8 cm, procederemos a desmocharlo (cortarlo), a finales del invierno, a una altura de 2.3 a 2.5 metros.

Esta operación forzará la aparición de ramas secundarias sobre las que se realizará el injerto al año siguiente. Una vez realizado se suprimen todos los brotes no injertados.

Pasado otro año, a finales del invierno, seleccionamos las 3 o 4 ramas en las que mejor ha prendido el injerto, de entre las que están bien distribuídas alrededor del tronco, y eliminamos el resto.

Una vez formada la planta, realizaremos podas anuales para retirar los chupones que vayan apareciendo y ramas desproporcionadas con el objetivo de conseguir una copa redondeada.

Cuando el castaño es adulto, realizaremos una poda de limpieza cada tres años, entre junio y agosto, retirando ramas secas, mal formadas, enmarañadas, etc.

En castaños más viejos, si observamos que las ramas de fructificación comienzan o están agotadas, podemos realizar una poda de rejuvenecimiento.


Injerto

Las dos técnicas de injerto más adecuadas para el castaño son la de corona, en marzo-abril y la de canutillo, en abril-mayo. Es especialmente recomendable ésta última por su alto porcentaje de éxito, si lo realizamos adecuadamente.

El material para el injerto lo obtendremos de ramas de un año procedentes de la planta cuya variedad nos interesa injertar en nuestro castaño.

✪ En este artículo explicamos en qué época y con qué técnica es mejor realizar injertos en árboles frutales.


Enfermedades

Las más destacables son la tinta del castaño, un hongo que incide especialmente en zonas costeras, y el chancro, provocado por un hongo semiparásito que penetra en la planta a tavés de cortes, heridas o picaduras de insectos.



*** Este artículo es una síntesis de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de iniciar un cultivo doméstico de castaños. Ha sido elaborado a partir de información bibliográfica relevante y conocimientos y experiencias propias o de terceras personas.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.