FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cuidados del romero


Aquí encontraras información detallada sobre los cuidados que la planta de romero necesita para crecer y mantener fuerte y hermosa durante muchos años.





El romero es una planta rústica que una vez se ha asentado definitivamente en el terreno no requiere demasiados cuidados.

Hay que tener en cuenta que vive de forma silvestre en muchos zonas de clima mediterráneo ―e incluso continental― por lo que es una planta muy resistente que se las puede apañar sin ayuda.

No obstante, teniendo en cuenta los siguientes puntos, el arbusto se desarrollará mucho mejor, tendrá un aspecto más estético y se podrá cosechar para remedios naturales sin ningún problema.

Son tan pocos que casi se pueden escribir en un mensaje de whatsapp. ¿Los vemos? Venga!


Luz y temperatura

Se debe situar a pleno sol, aunque también puede crecer en semisombra, pero no es lo ideal.

En lugares con inviernos muy fríos, lo plantaremos al abrigo de un muro que lo proteja de los vientos predominantes y permita una buena exposición solar, aunque es bastante resistente a las bajas temperaturas.

Se le puede encontrar de forma natural en climas secos y calurosos, pero también crece sin complicaciones en los frescos y húmedos, siempre que se encuentre en una zona luminosa y no encharcada.


Suelo

Se adapta a una amplia gama de suelos aunque los prefiere ligeros y bien drenados, con pH entre 6 y 7, es decir, ligeramente ácidos y neutros.

No requiere que sean muy fértiles, de hecho puede desarrollarse perfectamente en eriales abandonados, bordes y otras zonas que no se suelen abonar.


Agua

Necesita poca agua. Solo en regiones muy áridas es necesario regarlo regularmente, dejando que se seque el suelo entre riegos.

Durante la época de crecimiento ―en primavera― es cuando más agua necesita.

Es preferible no regarlo nada que hacerlo en exceso, puesto que es bastante sensible al encharcamiento.


Poda

Tras la floración ―una vez pasado el riesgo de heladas― conviene podar un poco la planta para limitar su crecimiento, eliminar partes muertas y darle forma.

Las hojas y tallos jóvenes que cortemos los aprovecharemos para hacer aceite de romero o alcohol de romero.

También podemos secarlos para hacer infusión o para utilizar como condimento en la cocina. No emplear en verde ya que tienen cierta toxicidad.


PODA DEL ROMERO

Aquí tienes información más precisa acerca de cómo y cuándo podar el romero.



Otros cuidados

No suele requerir tratamientos químicos contra plagas y enfermedades ni para suplir carencias nutricionales.




La fertilización tampoco suele ser necesaria, aunque si aplicamos un fertilizante de liberación lenta en la primavera crecerá más rápido y con mayor vigor.

Si realizamos un acolchado orgánico, mantendremos las malas hierbas alejadas de nuestro romero, protegeremos sus raíces del frío ―si fuera necesario― y, además, al irse descomponiendo le aportará nutrientes de forma lenta pero continua.

Es una planta porte arbustivo que si queremos formar como un pequeño arbolito, tendremos que fijarla a un tutor para mantenerla erguida.


CÓMO CUIDAR UN ROMERO EN MACETA

Si tu planta está en una maceta tienes que leer esto.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.