FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cómo plantar lavanda

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Hablamos acerca del proceso de plantación de la lavanda, tanto si se hace en maceta como en el terreno, y teniendo en cuenta las necesidades de la planta, tales como la luminosidad o el pH del suelo.

Aunque no es más complicado plantar este arbusto que cualquier otro similar, lo cierto es que hay que tener en cuenta algunas cosas que veremos a continuación.


Que hay que saber

Antes de plantar la lavanda, ya sea en una maceta o en la tierra del huerto o jardín, conviene saber algunos datos importantes de esta planta. Veamos cuales son.


✔ La mayoría de las especies de lavanda prefieren suelos algo alcalinos, excepto el cantueso (Lavandula stoechas)

No requiere demasiados nutrientes, de hecho casi es mejor que el suelo sea pobre.

Necesita mucha luz directa del sol, así que hay que tenerlo en cuenta a la hora de pensar su ubicación.

Resiste mucho mejor la sequía que el exceso de humedad.

✔ Dependiendo de la especie, puede necesitar bastante espacio, especialmente en la horizontal.



Teniendo presentes los puntos anteriores, es mucho más fácil atreverse con la plantación, incluso si se hace por primera vez.

⇲ Relacionado
Cuidados de la lavanda✔ Aquí tienes más datos interesantes y los cuidados que debes proporcionar a tu lavanda...

A continuación veremos cómo plantar la lavanda, tanto en maceta como en el suelo, pero sin olvidarnos de los requisitos anteriores.


En maceta

Para plantarla en maceta hay que prestar atención a dos cosas fundamentales: el sustrato y el tamaño del recipiente.

Además de estos dos aspectos, es fundamental que la maceta tenga unos buenos agujeros de drenaje en la base, y si no los tiene habrá que hacérselos.


El sustrato

Uno universal puede servir para el cantueso, pero para el resto de las lavandas es mejor uno especial para aromáticas.

También se puede preparar a partir de un sustrato universal al que se le agrega un poco de cal agrícola o ceniza de madera. ¿Cuánto? Pues con una cucharada sopera del cal o ceniza por cada litro es suficiente. Tanto la cal como la ceniza ayudan a elevar el pH, y por tanto hacen que el sustrato se vuelva más alcalino.


Volumen de maceta

Depende de cómo sea el tamaño del cepellón de la planta, es decir, el bloque de tierra que contiene las raíces, y de si se desea plantar ya en el recipiente definitivo o se prefiere ir trasplantando cada año a uno de mayor tamaño.

En cualquier caso, la maceta tiene que ser siempre un poco mayor que el cepellón. El doble de grande sería perfecto.

Si se desea no tener que trasplantar cada año la lavanda, se puede plantar en una maceta de mayor tamaño, de más de 10 litros. Esta será suficientemente grande como para que la planta no se vuelque y crezca bastante durante dos, tres años o incluso más años.


Plantación paso a paso

Aunque no es diferente al proceso que se realiza para plantar cualquier planta en maceta, veamos cómo hacerlo.


➊ Preparar el sustrato y la maceta

Comprobar que la maceta tiene agujeros de drenaje. Uno de buen tamaño o varios más pequeños.

Preparar el sustrato ―si es necesario mezclarlo―, y llenar el fondo de la maceta con él. ¿Cuánto? Justo para que quede la base del tronco de la lavanda un poco por debajo del borde de la maceta. Se puede meter dentro para comprobar la altura.

Si se desea, se puede colocar grava en el fondo de la maceta, justo por debajo de esa primera capa de sustrato. Esto facilita mucho el drenaje, pero si el sustrato es adecuado no hará falta.


➋ Extraer la lavanda

Ahora sí, con cuidado se saca el cepellón de la lavanda de la maceta original. Se mira que las raíces estén bien ―puede que sea necesario tirar de ellas si están muy enrolladas―, y ya está.

Si el cepellón no sale con facilidad, se puede apretar la maceta para aflojar un poco el sustrato.


➌ Colocarla dentro de la nueva maceta

Como ya se ha dejado el nivel de sustrato adecuado dentro de la maceta, al poner dentro el cepellón, la parte alta de este debería quedar un par de centímetros por debajo del borde del recipiente. Si no es así, hay que añadir o quitar un poco de sustrato.

A continuación se coloca el cepellón en el centro de la maceta y se va rellenando el hueco exterior con más sustrato, hasta llenarlo por completo.


➍ Riego

Para finalizar, se da un riego copioso para asentar bien la tierra y la plantación ha concluido.

⇲ Relacionado
El trasplante de la lavanda✔ Aquí puedes ver también este mismo proceso, pero también se habla de otros diferentes...


En el suelo

Cuando la lavanda se va a plantar directamente en la tierra del huerto o del jardín, todo resulta más fácil.

En realidad lo importante en este caso es lo que se hace antes de la plantación, es decir, la planificación: elegir bien el lugar y el momento, preparar la tierra, etc.

⇲ Relacionado
Cuándo plantar la lavanda✔ En qué épocas es mejor plantar la lavanda, teniendo el cuenta el clima y el estado de la planta...

Las fechas son muy importantes, ya que el clima puede no ser el adecuado en un momento dado.

En cuanto al proceso de plantación, la verdad es que es el mismo que para cualquier árbol o arbusto que se plante en la tierra. Hay que hacer un buen hoyo, pero de esto ya hablamos en el siguiente artículo.

⇲ Relacionado
Cómo plantar un árbol✔ Esto es válido para casi cualquier árbol o arbusto, como por ejemplo la lavanda, aunque en este caso se puede hacer un hoyo un poco más pequeño...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.