FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Abono casero para geranios


Repasamos algunas de las formas más naturales y caseras de aportar abono a los geranios, y no solo eso, sino que además estos abonos son fáciles de aplicar y dan excelentes resultados con esta planta.





Los geranios, al igual que la mayoría de las plantas, no requieren de abonos comerciales con una formulación específica, ya que se trata de plantas capaces de sobrevivir en un ambiente natural, y por tanto, de nutrirse de lo que puedan encontrar en el suelo.

Esta premisa es muy importante para poner en valor los abonos naturales, los de toda la vida y sin duda los mejores. Y esto no significa que desprecie los abonos comerciales, que son muy prácticos y útiles para determinadas situaciones o plantas particulares.

En el caso que nos ocupa, el de los geranios, puedo asegurar que se desarrollan bien exclusivamente con abonos caseros. Lo que aquí te contaré es lo que yo hago y que me funciona, pero luego deberás sacar tus propias conclusiones y hacer las pruebas oportunas.


Abonos líquidos

Una de las formas más sencillas de abonar los geranios es a través de líquidos nutritivos que pueden ser añadidos en el agua de riego o pulverizados sobre la planta, previamente diluidos en agua.

Generalmente, cuando se habla de abonos líquidos, se tiende a pensar en productos comerciales, pero nada más lejos de la realidad. Se puede preparar este tipo de abonos de forma casera y empleando cosas que no hay que comprar, cosas que se encuentran en casa o en el exterior.


Purín vegetal

Consiste en poner restos de plantas frescos en agua para que se descompongan y den como resultado un líquido oscuro muy nutritivo.

Todo lo que formaba esas plantas ahora está en el agua, por lo que se podría decir que son literalmente "plantas licuadas", y como es de esperar, contiene todo lo que una planta necesita para nutrirse.

Para aplicación en riego conviene diluir una parte de purín en 10 partes de agua, y apara aplicación foliar, 1 en 20. Aplicar semanalmente hasta observar la respuesta positiva de la planta y luego mensualmente.


Orina diluída

Suena asqueroso ¿verdad? Es un desecho del cuerpo, pero un excelente abono para las plantas, muy rico en nitrógeno y otros elementos.

Si se utiliza al momento y mezclada con el agua de riego no deja mal olor ni supone un riesgo para la salud, si bien no debe emplearse muy a menudo, ya que es una sustancia muy concentrada.

Una dosis segura es emplear medio litro de orina en 10 litros de agua, es decir, una proporción 1:20 aproximadamente, y aplicarla no más de una vez al mes.


Abonos sólidos

Una opción más lenta pero de acción prolongada son los abonos orgánicos sólidos, que se incorporan a la tierra de la maceta para que se vayan liberando a lo largo de las siguientes semanas y meses.




Lo primero que hay que saber, es que siempre deben estar bien maduros, es decir, que hayan terminado de rápida descomposición inicial y se hayan estabilizado. No deben presentar olor fuerte ni textura pastosa.


Compost

Es el material desmenuzado, similar a tierra, que queda después de que una pila de restos orgánicos se descompone parcialmente y alcanza un estado estable. Es de color oscuro y muy rico en nutrientes.

Se puede hacer fácilmente en casa amontonando desperdicios vegetales de la cocina, restos del jardín y del huerto, etc. Tarda algunos meses en completarse pero luego puede almacenarse por mucho tiempo.

Para abonar los geranios con compost, hay remover algo el sustrato del la superficie de la maceta y depositar una capa sobre ella. Luego cada vez que se riegue, los nutrientes se irán infiltrando y llegarán hasta las raíces.

Puesto que es un abono de liberación lenta, si se añade una capa de unos 2 cm de espesor no habrá que abonar más en 3 ó 4 meses.


Posos de café

Aunque los posos de café son materia vegetal sin descomponer, al estar molidos y hervidos se incorporan rápidamente al sustrato y comienzan a liberar nutrientes casi de inmediato.

La forma de aplicarlos a los geranios es la misma que con el compost, se esparce una capa sobre la maceta para que los nutrientes sean arrastrados hacia el interior de la tierra cuando se riega.


Además de estos, existen otros abonos caseros que se pueden añadir a los geranios, pero son más difíciles de conseguir, por eso no los tratamos en este artículo.


CUIDADOS DEL GERANIO

En este artículo encontrarás los cuidados básicos que los geranios necesitan. ¿Crees que los conoces todos? Descúbrelo!

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.