FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Esqueje de geranio

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Explicamos cómo y cuándo realizar esquejes de geranio teniendo en cuenta las épocas más adecuadas y la correcta forma de proceder, y con un vídeo en el que se puede ver el proceso completo.
➽ Dos esquejes de geranio después de 3 semanas.

Existen al menos dos formas para reproducir los geranios, sin importar de qué color sean sean sus flores, si sus hojas son variegadas o no, etc, ambos métodos funcionan con todos.

La primera de ellas es la más natural, y consiste en la reproducción por semillas, que es de tipo sexual, es decir, las plantas resultantes no son idénticas a la original ya que ha ocurrido una "hibridación" o una variación genética.

Aunque esta es una manera más de obtener nuevas plantas de geranio, no es la más conveniente, ya que normalmente se obtendrán ejemplares menos decorativos, con flores más pequeñas, colores inciertos, etc. También es verdad que puede surgir una nueva planta de geranio con características interesantes, pero esto siempre estará en manos del azar.

La otra forma de reproducción, la que desarrollaremos en este artículo, es el esquejado, que no es más que reconstruir la planta original a partir de un trozo de la misma. Es un proceso asexual en el que no hay variación genética, y que por tanto se obtendrá una planta idéntica. Se podría decir que es una especie de COPIA-PEGA, en la que se obtiene una copia de geranio en otro lugar separado.


Aunque el geranio se puede multiplicar también por semillas, es mucho más práctico y rápido hacerlo mediante esquejes.


Como acabamos de decir, casi siempre la manera más interesante de multiplicar los geranios será el esquejado, ya que estaremos seguros de cómo serán las plantas resultantes. Veamos cómo y cuándo hacerlo.


Cuándo esquejar el geranio

Los esquejes de geranio enraízan con suma facilidad, por lo que se pueden realizar casi a lo largo de todo el año, siendo más corto el proceso desde la primavera hasta el otoño, cuando las condiciones suelen ser más cálidas y luminosas, y las plantas están más activas.

En invierno no es conveniente porque prácticamente no emitirán raíces hasta entrada la primavera, y por tanto no se habrá ganado nada de tiempo. En regiones con inviernos suaves, en los que el geranio continúe activo, es posible que tenga lugar la emisión de raíces, aunque como dijimos, la mejor época es la primavera y el otoño temprano, aunque en verano también se obtendrán buenos resultados.

En cambio, en verano hay que tener cuidado con las condiciones, que no deben ser demasiado secas, siendo quizás necesario colocar una cúpula de plástico para mantener un ambiente más húmedo alrededor del esqueje, o mantenerlo dentro de casa.






⇲ Relacionado
Cómo enraizar esquejes rápidamente✔ Aunque aún no has terminado de leer este artículo, es muy recomendable que le eches un ojo a este otro, para que recuerdes estas importantes claves...


Cómo realizar el esqueje

Se puede hacer de dos formas, pero la verdad es que ambas son igual de fáciles, aunque una necesita de la otra pero no al revés.

¿Qué dos formas? Pues en agua o en tierra. Aunque con algunas diferencias, lo cierto es que los primeros pasos son idénticos en ambas. Son los que siguen:

Cortar trozos de tallo con hojas, a ser posible sin flores o botones florales ―si los tiene se los quitamos―, y retirarles todas las hojas excepto un par de ellas en la parte superior.

Reducir el largo del esqueje, ya que aunque pueden enraizar igualmente, no conviene que quede mucha porción de tallo fuera de la tierra o del agua. Con que sobresalga unos 10 cm es suficiente y el resto enterrado o sumergido, por lo que la longitud total dependerá de la profundidad del recipiente utilizado. No hace falta que sea muy profundo, con 10 ó 15 cm es suficiente, por lo que quedaría una longitud total del esqueje de unos 15 cm ―para que no llegue al fondo―.

Y ahora sí, a partir de aquí vienen las diferencias entre hacerlo en agua o en tierra.


En agua

En este caso todos o muchos esquejes se pueden disponer en un único recipiente, ahorrando mucho espacio respecto del enraizado en tierra, en macetas individuales.


➊ Poner agua en el recipiente

Pero ni mucha ni poca, es decir, tanta como sea necesaria para que cubra la mayor parte de los tallos de geranio, aunque quedando todas las hojas fuera del agua.


➋ Introducir los esquejes en el agua

Esto a veces puede ser más complicado de lo que parece. Los esquejes no suelen sostenerse bien en vertical, resbalando y quedando completamente sumergidos o totalmente fuera del agua.

Para evitar estos problemas, es bastante práctico atar los tallos con un cordel o cinta ―sin apretar mucho―, de manera que todos queden agrupados y a la misma altura. También hay que colocar las hojas con cuidado para que no queden dobladas, y todas puedan recibir luz en su parte superior.


➌ Cambiar el agua con frecuencia


En tierra

Por último, se plantan en una maceta con sustrato universal, fibra de coco mezclada con compost, arena + humus + fibra de coco, etc. En realidad lo importante es que sea un sustrato esponjoso, suelto y que retenga mucha humedad, para que no haya que estar regando continuamente, y que por un descuido se seque el esqueje.






Ya solo queda dar un riego abundante para asentar la tierra y ponerlos en un lugar cálido, húmedo (sin vientos) y luminoso (pero sin sol directo), en el cuál enraizarán en unos 30 días, aunque esto depende de las condiciones concretas.

Cuando se observe que las raíces comienzan a salir por los agujeros de la base de la maceta y que el esqueje ha emitido nuevas hojas, ya se puede trasplantar a su maceta, jardinera o rincón definitivo. Esto mejor hacerlo con tiempo nublado o colocando algo que dé sombra a la joven planta en los primeros días.


⇲ Relacionado
Cómo trasplantar los geranios✔ Repasamos las cosas importantes a la hora de trasplantar geranios. No te lo pierdas!...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.