Labores

Germinar semillas en papel

Descubre en este breve artículo cómo germinar semillas utilizando como soporte papel absorbente del que todos tenemos en casa, ya sea papel de cocina, servilletas o cualquier otro similar

Esta técnica es tan simple como útil, y cualquier persona que quiera obtener plantas a partir de semillas debería conocerla.

Semillas germinadas sin tierra

Pero, ¿por qué recurrir a esto si se puede sembrar en tierra o sustrato? Bueno, la gran ventaja de esta pre-siembra es que permite ahorrar semillas, sustrato, espacio y tiempo, seleccionando al final solo las que han logrado germinar.

Veamos cómo hacerlo!

Semillas en algodonCómo germinar semillas en algodón✔ Muy similar al método del papel pero con algunas diferencias importantes...

Materiales necesarios

  • ✔ Un recipiente ancho, preferiblemente un tupper, con su correspondiente tapa. En su defecto, un trozo de papel de aluminio.
  • Papel absorbente, mejor si es grueso y fuerte, como el papel de cocina.
  • ✔ Semillas en buen estado.
  • Agua. Si es del grifo hay que eliminarle previamente el cloro.
  • ✔ (Opcional) Un pulverizador de agua.

Aunque cualquier papel poroso podría servir para germinar semillas, es importante que no se rompa cuando se manipule mojado, algo que habrá que hacer cada pocos días para vigilar cómo va el proceso de germinación.

El papel absorbente para secar, ya sea de cocina o de manos, es muy adecuado para esto. Retiene mucha humedad y resiste muy bien la manipulación.

También es posible utilizar servilletas de papel, pero solo si son gruesas y si no tienen colorantes o dibujos.

Algodon vs papel absorbente germinarAlgodón vs. papel: ¿Cuál es mejor para germinar semillas?✔ Analizamos cuál de los dos es mejor en 5 aspectos importantes a la hora de germinar semillas...

Proceso paso a paso

Se trata de un procedimiento muy sencillo que solo consta de 7 pasos que cualquier persona puede hacer, incluso niñ@s.


➊ Extender el papel

Si el papel es de rollo, hay que cortar una longitud igual a 2 ó 3 veces el tamaño del fondo del tupper.






Si se emplean servilletas o papel ya cortado, tomar tantos fragmentos como sean necesarios para cubrir la base del recipiente con al menos 2 capas de papel. Cuanto más grueso sea el papel, menos capas serán necesarias.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el papel se puede doblar para lograr más capas con el mismo trozo, pero debe quedar siempre de un tamaño al menos dos veces superior al del fondo del recipiente.

Si en lugar de un tupper se va a utilizar un trozo de papel de aluminio, entonces estas medidas no son necesarias.


➋ Humedecer el papel

Se puede hacer de dos formas. Con pulverizador, simplemente se dispara sobre el papel hasta que se vea mojado pero no empapado. En cambio, si se va a mojar en un vaso, entonces solo hay que sumergirlo por completo y luego apretarlo en la mano con fuerza para escurrir todo el agua sobrante.

Es muy importante que quede completamente húmedo pero bien escurrido. Tanto la falta de humedad como su exceso, pueden echar a perder todo el proceso.


➌ Colocar las semillas

Semillas almendra germinadas papel

Depositar las semillas sobre el papel, dejando una separación suficiente entre ellas y presionándolas ligeramente hacia abajo con el dedo.

Es crucial que las semillas hagan buen contacto con el papel húmedo. A más superficie de contacto, más rápido se hidratarán y germinarán, y más difícil será que fracase el proceso.


➍ Cubrir con más papel

En el paso anterior, las semillas quedaron sobre el papel, pero por arriba aún estaban al aire, y por esa parte también tienen que recibir humedad.

Este paso se puede hacer de dos maneras:

A) Si el papel inferior, sobre el que reposan las semillas, se dejó con un sobrante suficiente, entonces solo habrá que doblar la parte que no tiene semillas sobre el otro lado, dónde están las semillas.

B) Si el trozo de papel inferior no era suficientemente grande para hacer lo anterior, entonces hay que tomar otro fragmento, y después de húmedo, colocarlo encima de las semillas.

En ambos casos, las semillas deberán quedar cubiertas completamente, y tiene que quedar un sobrante de papel alrededor no ocupado por semillas, que permita juntar la tapa con la base.


➎ Tapar o envolver el conjunto

Para evitar que la humedad del papel se evapore rápidamente, hay que protegerlo del aire. Una forma fácil consiste en meterlo dentro de un tupper y cerrarlo. Esta solución es completamente hermética.

Otra opción igual de válida sería envolver, con papel de aluminio o incluso film transparente, el conjunto del papel absorbente con las semillas. Aunque no queda hermético, retarda mucho la evaporación, lo suficiente como para permitir la germinación de las semillas.






Semillas de uva o vidEstratificación de semillas✔ Algunas semillas necesitan de este sencillo proceso para poder germinar correctamente...

➏ Oscuridad y calor

Una vez terminado el proceso de colocación de las semillas dentro del papel y del tupper o papel de aluminio, ahora hay que llevarlas a un lugar oscuro o con poca luz y con temperaturas agradables.

Las semillas de cada especie vegetal necesitan un rango de temperaturas para su correcta germinación. Para la gran mayoría, valores entre 20 y 25°C suelen ser apropiados.


➐ Supervisión

Cada 2 o 3 días, o al menos una vez por semana, hay que retirar el papel de aluminio o abrir el tupper, levantar la capa superior de papel y observar las semillas. Hay que fijarse si han comenzado a germinar (se verá un apéndice blanco saliendo del extremo de la semilla - ver foto más arriba), si han sido colonizadas por hongos, etc.

Si las semillas aún no han germinado, conviene dejar el papel abierto, con las semillas a la vista, unos 5 minutos para que se renueve el aire de su interior. Luego se tapan de nuevo con el papel, presionando ligeramente con los dedos, y si se observa que está poco húmedo, se pueden añadir unas gotas de agua sobre él. Se termina envolviendo de nuevo con papel de aluminio o cerrando el tupper.

Una vez que las semillas han emitido un pequeño trozo de radícula (el apéndice blanquecino), se pueden sacar una a una y con mucho cuidado, y plantarlas superficialmente en macetas con un sustrato apropiado. En este punto, el proceso de germinación en papel habrá terminado.