Labores

Proteger las plantas del frío con botellas

Un sistema genial, sencillo, gratis y ecológico para proteger las plantas del frío y de otras inclemencias del tiempo como la lluvia fuerte, el granizo y o el viento

En zonas templadas y frías de todo el mundo, una parte del año no es ideal para el cultivo de hortalizas y otras plantas. Desde mediados de otoño y hasta mediados de primavera, pueden darse días con temperaturas bastante bajas, incluso heladas, vientos fuertes, lluvias intensas, granizo o nieve.

Con esas condiciones, muchas plantas jóvenes; sobre todo las que necesitan días cálidos para crecer, quedarán paralizadas durante algún tiempo e incluso pueden llegar a morir si una helada las pilla en el exterior sin ninguna protección.


ⓘ Más abajo hay un vídeo sobre cómo utilizar este sistema.


Para evitar que estos fenómenos actúen directamente sobre las plantas del huerto o jardín, sobre todo si son jóvenes o sensibles, es muy beneficioso para ellas protegerlas de alguna manera. Existen varias, pero la que se explicará a continuación es una de las más baratas y fáciles de aplicar.

CalendarioCalendarios de siembra mes a mes✔ Del año en curso, específicos para cada estación y para cada mes, porque plantar cuando toca es fundamental para evitar daños en las plantas...

Cubiertas plásticas

Sin duda es el método más popular para proteger las plantas del frío: cubrirlas con una cubierta de plástico, aunque también puede ser de vidrio doble u otros materiales transparentes o traslúcidos, como las planchas de fibra de vidrio.

Al encerrarlas en un espacio más pequeño y aislado del ambiente exterior, el aire que las rodea estará más caliente, tanto porque se reducen las pérdidas de calor por circulación, como porque se produce un efecto invernadero que acumula el calor del sol dentro de la cubierta.

Obviamente la cubierta por excelencia es el invernadero, una solución profesional que no está al alcance de todos los huertos o jardines. Además, cuando los días fríos solo son unos pocos, no merece la pena invertir en un invernadero, siendo mucho mejor recurrir a unas sencillas botellas de PET lo suficientemente grandes.

Las botellas son una suerte de mini-invernaderos individuales, uno para cada planta, de la siguiente manera:

Riego con botella invertidaSistema de riego con botellas plásticas✔ Otro interesante uso que se le puede dar a las botellas de PET y polietileno, como dispensadores de agua...







Cómo instalar las botellas protectoras

Aunque en realidad es algo muy intuitivo y que casi no necesita explicación, a continuación se describen los pasos para hacerlo correctamente.


1 Clavar un palo o hierro al lado de cada planta que se quiera proteger. Esto es necesario si se espera que haga viento, de lo contrario las botellas pueden ser desplazadas.

Se puede utilizar cualquier cosa alargada que pueda clavarse en la tierra y que entre por dentro de la boca de la botella. También que sea más alto que esta, de lo contrario el viento podría arrastrarla. Unas varillas de hierro son perfectas y muy duraderas, pero quizás lo más práctico, económico y ecológico sea emplear palos o cañas.


2 Cortar el envase de PET por el fondo de forma que quede abierto por esta parte. Como si fuera una campana.

Los envases o garrafas de agua mineral de 5 (o mejor aún más) litros, por su forma y tamaño, se prestan muy bien para esta tarea. También sirven las de aceite, pero hay que lavarlas bien antes para que no queden restos.


3 Quitar el tapón e introducir el envase por el palo o hierro, con la base hacia abajo y el cuello hacia arriba. Se baja hasta que toque en la tierra para que toda la planta quede protegida dentro del mismo. Es muy recomendable que la planta no toque demasiado las paredes del envase, porque suelen condensar agua en la superficie y esa humedad puede dar lugar a la aparición de hongos.


4 Presionar la botella hacia abajo para que se asiente bien en la tierra. Luego arrimar un poco más de tierra a la misma para que el viento no la levante con facilidad y se mantenga más firme.

Detalle de gancho para sostener garrafa

5 Como extra, se puede enrollar un alambre a media altura en el palo de manera que se forme un gancho improvisado. Cuando haga mucho sol, si se desea, se tira de la botella hacia arriba y se sujeta con el gancho, de manera que la planta quede descubierta y se ventile. Antes de que la temperatura baje hay que volver a taparla.


En este corto vídeo se muestra "in situ" las garrafas o botellas de PET instaladas para proteger pequeñas plantas de tomate del frío invernal.