Yema

Injerto de chip, astilla o a la mallorquina

Épocas adecuadas para realizarlo, materiales necesarios, procedimiento paso a paso con fotos detalladas y mantenimiento posterior

El injerto de chip, también conocido como injerto a la mallorquina, se considera una modalidad particular del injerto de yema, aunque en realidad se podría considerar un técnica intermedia entre un injerto de púa y de yema.

Injerto chip astilla yema

El material injertado es un escudete de corteza que contiene una yema, pero a diferencia del injerto en escudete, por detrás de este se conserva una astilla de madera, es decir, el escudete o la yema se cortan con un trozo de madera adherido.

Al tener madera y una yema, se podría considerar que el chip es la mínima expresión de una púa, de ahí que sea una modalidad intermedia entre ambos tipos de injerto.

Esta técnica se puede emplear en el injerto de multitud de especies de árboles y arbustos. Se utiliza mucho en vid y cítricos, pero también da buenos resultados en casi todos los demás frutales, incluso en los que no toleran bien otras modalidades más populares, como el injerto de hendidura.


Épocas de injerto

A diferencia de los injertos de yema, el de astilla o chip no requiere de un abundante movimiento de savia, porque para realizarlo no es necesario que se despegue en ningún momento la corteza.

Ese detalle supone que esta modalidad de injerto se pueda ejecutar durante casi todo el año, salvo cuando el patrón o portainjertos está completamente inactivo, es decir, en otoño-invierno, y tampoco es conveniente mientras esté en floración-fructificación, si es el caso.

Con la reactivación de finales de invierno o comienzos de la primavera, ya se podría comenzar a practicar el injerto de astilla, pero en esa época sería mejor hacerlo empleando yemas de púas recolectadas en invierno y conservadas en un ambiente fresco y húmedo, por ejemplo en el frigorífico envueltas en un trapo o papel húmedos.

Durante la primavera y el verano también son buenas épocas, pero como en esos momentos la yema tendrá una hoja, hay que acordarse de cortarla dejando un trozo de pedúnculo. Si se deja la hoja el injerto fracasará por deshidratación.

Cerezas en ramaMejor época para injertar árboles frutales✔ Teniendo en cuenta las técnicas de injerto más apropiadas para cada uno de ellos...







Materiales necesarios

Navaja cinta pua patron injertar

Los habituales en cualquier injerto en el que no es necesario cortar el tronco o una rama del patrón o portainjertos, como es el caso.


  • Tijeras de podar
  • Navaja de injertar
  • Cinta para atar injertos
  • ✔ Vareta o púa de la variedad deseada
  • ✔ Patrón o portainjertos


Es fundamental que todas las herramientas de corte estén limpias y desinfectadas para evitar posibles contaminaciones o infecciones en el injerto.

La cinta, si no es específica para atar injertos, tiene que tener cierta elasticidad y carecer de colas u otras sustancias que pudieran comprometer el éxito del injerto.

Como se ha mencionado más arriba, si el injerto se va a realizar a finales de invierno o principios de primavera, conviene recolectar en invierno las púas. Si se conservan bien, esto mejora la probabilidad de éxito de los injertos, pero también pueden servir púas cortadas en el momento.

Y en cuanto al patrón o portainjertos, es decir, el tronco o rama dónde se va a poner el chip, no puede ser muy grueso pero tampoco muy delgado, porque en ambos casos la muesca que se va a practicar en él no se ajustará bien a la anchura del chip. Es ideal si tiene entre 1 y 3 cm de diámetro, pero incluso con un poco más puede servir.


Procedimiento de injerto en chip

Consta tan solo de 4 pasos que en realidad son bastante sencillos de realizar, aunque es cierto que se requiere cierta destreza o habilidad con la navaja, sobre todo par no cortarse, algo que se consigue con la práctica.


1 Cortar el chip de la vareta o púa

Chip astilla yema

Se comienza eligiendo una yema sana del centro de la vareta, y colocando el filo de la navaja aproximadamente a 1 cm por debajo de la yema, se aprieta hacia abajo con una inclinación de unos 45º (en oblícuo), hasta realizar un corte de unos 2 ó 3 mm de profundidad (en oblícuo unos 5 mm).

Seguidamente, se pone la navaja a 1 cm por encima de la yema, y otra vez con cierta inclinación (esta vez hacia la yema), se comienza a cortar con una profundidad de unos 2 mm aproximadamente.

Aunque la profundidad del corte puede ser mayor o menor, conviene que sea la misma en todo el chip, y suficiente para que no se dañe la yema al pasar demasiado cerca. Es crucial que quede un trozo de madera detrás del chip.






Se continúa cortando con firmeza y longitudinalmente, pasando por debajo de la yema y llegando hasta el corte inclinado que se realizó al inicio. En ese momento el chip debería soltarse de la púa. Si no es así habrá que profundizar más el primer corte hasta lograr soltarlo.


2 Cortar una ventana en el patrón

Chip astilla muesca patron

En realidad se hace lo mismo que en el punto anterior, pero esta vez en una zona lisa del tronco del portainjertos, en la que no haya yemas, heridas, etc.

Una vez que se hace la incisión inferior, se coloca el chip en ella para así marcar más fácilmente dónde habrá que comenzar el corte superior. La ventana y el chip han de quedar de un tamaño lo más similar posible, teniendo en cuenta que parte del chip quedará bajo la solapa de corteza que deja el primer corte (ver foto siguiente)

Esta vez la profundidad del corte dependerá del diámetro del patrón. Como la ventana tiene que quedar de un ancho similar al del chip, es preferible profundizar poco al principio, lo que resultará en una ventana más estrecha. Si fuera más estrecha que el chip, o si no se llegara hasta la madera, se realiza un nuevo corte, profundizando más, en la misma zona para ampliar la ventana. Tiene que quedar como en la foto, con la madera a la vista.


3 Insertar el chip en la ventana

Chip astilla injertado

Esto no tiene mucho que explicar más allá de que hay que hacerlo con cuidado de no dañar ni contaminar el chip.

Primero se introduce debajo de la solapa de corteza que quedó en el patrón, y después se centra hasta hacer coincidir los límites del chip con el borde de la ventana.

Si la ventana es más grande que el chip, habrá que alinearlo con uno de los lados, dejando más separación en el otro. Esto no es lo ideal porque se reducen mucho las posibilidades de contacto entre el cambium de chip y el del patrón, pero incluso así suele prender con éxito, si todo lo demás se realiza correctamente.


4 Atar el injerto

Injerto chip atado

Ya para terminar la ejecución del injerto de chip o de astilla, solo queda realizar la necesaria atadura con una cinta adecuada, impermeable y de cierta elasticidad.

Se comienza envolviendo la cinta aproximadamente 1-2 cm por debajo del injerto, y apretando con firmeza, se va ascendiendo hasta llegar a la solapa del patrón. En ese momento es posible que el chip se mueva, así que hay que sujetarlo en su posición mientras se pasa la cinta sobre la solapa y hasta llegar a la yema.






La yema no se puede tapar, así que inclinando la cinta hacia arriba se bordea y se sigue envolviendo el resto del injerto hasta llegar a 1 cm por encima del inicio de la ventana. En ese punto se empieza a envolver, ahora hacia abajo, llegando de nuevo hasta la yema. De nuevo se evita taparla pero pasando la cinta lo más pegada a ella que se pueda. Es importante que no quede la vista ninguna ranura entre chip y patrón. Si quedara habría que aplicar mastic alrededor de la yema para sellar la zona, cosa que puede ser recomendable de todas formas para asegurar que el injerto queda herméticamente cerrado.

Una vez que se pasa envolviendo por debajo de la yema, se hace una lazada y se introduce el extremo de la cinta por ella, apretando con firmeza para asegurar el nudo.

Terminado el injerto, y dependiendo de la época del año y de cómo sea el patrón, se puede cortar el tallo unos centímetros por encima del punto de injerto, cortar toda la copa menos una rama tirasavia, realizar una poda intensa o no hacer nada. De cualquier forma el injerto debería prender, aunque para que la yema brote rápido, lo mejor es obligar a la planta cortando todo lo que está por encima del injerto.

Injerto ingles normalInjerto inglés: sencillo, normal y a caballo✔ Cómo, cuándo y qué ventajas ofrece realizar cada una de estas modalidades de injerto inglés, uno de los más clásicos...


Mantenimiento

Aunque el injerto en sí termina en el momento en el que se finaliza la atadura y sellado del mismo, es posible que requiera de algunos cuidados posteriores.


Protección térmica

En el caso de que el injerto se realice cuando las temperaturas son altas, y si queda expuesto a pleno sol, la elevada temperatura podría deshidratarlo rápidamente y condenarlo al fracaso.

Para evitar esto se puede cubrir la zona del injerto con un trozo de papel de aluminio, atándolo con una cinta o cuerda y dejando suficiente espacio para la yema.


Desatado

El momento idóneo para retirar la atadura dependerá de en qué momento se realizó el injerto. Si se hizo a finales de invierno o inicio de la primavera, necesitará más tiempo para que la unión se complete, por lo que conviene dejar la atadura hasta que el brote alcance unos 10 ó 15 cm.

Para quitarla, simplemente se deshace el nudo final y se va desenvolviendo a medida que se revisa la unión de chip con el patrón. Si está completamente unido, se puede seguir adelante. Si no lo está, se envuelve y se ata de nuevo.

En los injertos realizados en primavera avanzada y verano, la unión se producirá en cuestión de un par de semanas o tres, momento en el que se puede retirar la cinta.







Entutorado

Cuando el brote saliente de la yema comience a crecer, es muy recomendable atarlo a un tutor para evitar que el viento o los animales lo rompan.

Si el patrón es un árbol joven, se puede utilizar el mismo tutor para sostener al injerto. Si no tiene tutor, se puede colocar uno clavando en el suelo una estaca que sobrepase la altura del injerto. Si se ata el injerto también hay que atar el patrón, de lo contrario si uno se mueve y el otro no, se podría romper también el brote.