FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Injerto de chapa o placa

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Explicamos este tipo de injerto de fácil ejecución y buen agarre en árboles de corteza lisa y cuyas yemas se desprenden con facilidad.

Esta técnica de injerto es muy utilizada en algunos árboles en los que la corteza se separa fácilmente de la madera, como es el caso de los cítricos.


ⓘ Más abajo tienes un VÍDEO explicativo, pero es importante que leas lo que sigue.


Cuándo realizarlo

Con la savia en movimiento, dado que como ya se adelantó, es necesario que la corteza se despegue de la madera.

Se puede practicar desde la primavera hasta el otoño, si bien ―desde mi experiencia― es mejor al inicio del movimiento de savia, es decir, a principios de la primavera o a finales del verano y comienzo del otoño.

⇲ Relacionado
Otros tipos de injertos

✔ Aquí puedes ver muchos más modalidades de injerto, algunas tan fáciles de realizar que cualquiera puede atreverse con ellas...



Proceso paso a paso

Lo cierto es que es una modalidad de injerto bastante sencilla, pero claro, si se tiene destreza con la navaja.



➊ Recolectar el material de injerto

Hay que seleccionar una o varias ramas jóvenes, del año anterior, y con madera lisa. Tampoco deben tener espinas ni otras ramitas insertadas en ellas, ya que eso dificulta la extracción de la chapa con la yema.

Se puede probar si es posible despegar un cuadrado de corteza que contenga una yema, ya que a veces por las características de la especie y el estado de la rama, puede ser complicado.

Si no consigues extraer una placa de prueba sin dañar la parte interna de la yema, entonces es mejor que esperes a que haya más movimiento de savia o que utilices otra modalidad, como el injerto de escudete.


➊ - ➋ Preparar la placa

Hay que realizar con la navaja dos incisiones perimetrales en la corteza de una de las ramas. Una de las incisiones se hará 1 cm por encima de una yema, y la otra 1 cm por debajo, aproximadamente.

Seguidamente se practica un corte perpendicular a los anteriores, por la parte opuesta de la yema, y desde la incisión superior hasta la inferior. Ahora la corteza que contiene a la yema ha quedado delimitada.

Por último, se introduce el filo de la navaja poco a poco debajo de la corteza y se va separando esta de la madera, hasta que la chapa quede liberada y sin que la yema sufra daños.

Observando la placa por la parte interior, no deben apreciarse daños o desgarros en la zona de la yema. Si los hubiera, habría que repetir el proceso con otra yema, emplear una rama de madera más joven, esperar a un mejor movimiento de savia o emplear otra técnica de injerto.



➌ Preparar el patrón

Hay que buscar la zona de una rama o del tronco del patrón ―o portainjertos― cuya corteza sea lo más lisa posible.

⇲ Relacionado
Qué es el injerto

✔ Aquí hablamos de qué son los injertos, sus ventajas y también alguna desventaja que poseen...


Se presenta la chapa de corteza sobre el tronco y se marca con la navaja el perímetro. No tiene que coincidir exactamente el tamaño, puede ser un poco más grande, pero no más pequeño que la placa.

Ahora se introduce el filo de la navaja por las marcas realizadas hasta llegar a la madera. Las esquinas suelen ser lo más complicado, así que hay que tener paciencia.

Una vez que el cuadrado o rectángulo de corteza está cortado en todo su contorno, se procede a despegarlo con ayuda de la navaja.


➌ - ➍ Unión

Y llegó el momento de poner en contacto la placa del injerto con el tronco del portainjertos.

Como ya habrás imaginado, hay que introducir la chapa dentro del corte realizado en el patrón, como en un puzzle.

Como ya se ha dicho, no tiene por qué coincidir exactamente, pero si tiene que caber dentro del hueco.

Hay que empujar la placa para que haga contacto con el borde inferior ―o superior― del hueco, y lo mismo hacia uno de los lados. Es decir, la placa tiene que tener dos de sus lados en contacto íntimo con los bordes de corteza del hueco abierto en el tronco del portainjertos.


➎ Sellar el injerto

Una vez que la placa encaja como se ha explicado anteriormente, se puede proceder fijarla.

Al igual que en otros tipos de injertos, se hace necesario en este punto atar una cinta alrededor del tronco de patrón, de manera que la zona del injerto quede firmemente sujeta y haciendo presión la chapa contra la corteza y madera del patrón.


Muy importante dejar la yema sin cubrir, para que no sufra daños y para comprobar su estado en cada momento.


Las cintas para injertos son muy buenas para esto, pero si no se dispone de ella, se puede emplear cinta aislante (para electricidad), cuerda o esas cintas plásticas que traen las bolsas de basura en la parte superior, por enumerar algunas opciones.

No es necesario aplicar mastic o pasta selladora sobre la cinta si se enrollan dos capas de esta sobre el injerto.




➏ Seguimiento

Dos o tres semanas después de haber realizado el injerto, la unión entre ambas partes ya tiene que haber comenzado.

Si la yema contenía una hoja, conviene cortarla en el momento del injerto pero dejar el peciolo ―el rabito―, el cual nos dará información acerca del éxito o fracaso de la operación.

Si el peciolo se cae por su cuenta a las pocas semanas, el injerto ha tenido éxito. Por el contrario, si se seca y se queda unido a la chapa, el injerto ha fracasado.

En caso de que el injerto se realice en primavera, la yema de la chapa comenzará a brotar poco después de que se produzca la unión. Esto es una señal de que ya se pueden retirar las ataduras, pero hay que ir mirando a medida que se retiran. Si se aprecia una buena cicatrización, entonces se retiran del todo.

Cuando el injerto se hace a final del verano y en otoño, la yema no brota hasta la primavera siguiente, así que se pueden dejar las ataduras más tiempo. En 30 ó 40 días seguro que el injerto ya ha agarrado completamente.

⇲ Relacionado
Injerto de yema

✔ En este otro artículo se tratan aspectos básicos de los injertos de yema, como las claves del éxito y las distintas modalidades disponibles...


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.