FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cómo plantar sandia


Explicamos como plantar las sandías y lo que se debe tener antes, durante y después de la plantación, la forma correcta de hacer los agujeros, las distancias que se deben respetar y otras cosas importantes.





Se realiza siempre a partir de planta con cepellón procedente de semillero ―ya sea comprada en un vivero o realizado por uno mismo con anterioridad.

Si prefieres comenzar el cultivo sembrando tú mismo las sandías, te recomendamos que leas este otro artículo sobre la siembra de la sandía.


Antes de plantar

Hay tener en cuenta estas cosas antes de ponerse a plantar las sandías, porque de ellas depende ―en parte― el éxito o el fracaso del trabajo.


Prepararión del terreno

La sandía requiere de suelos sueltos y fértiles, que habrá que preparar labrando la tierra y añadiendo un buen abono orgánico, como el compost, estiércol, etc.


CÓMO PREPARAR EL TERRENO

En este artículo tienes información más detallada sobre este tema.


Riego

Se debe regar con antelación ―por ejemplo el día anterior― el terreno donde se van a plantar las sandías para que la tierra alcance un buen nivel de humedad.

Si ya estuviera húmedo se puede saltar este paso.

Unos minutos antes de realizar la plantación o trasplante, es también conveniente sumergir en agua el cepellón de las plantas para que se hidrate bien.


Planta con cepellón

La sandía ―y otras plantas de la misma familia― no toleran nada bien el trasplante a raíz desnuda, y es frecuente que se marchiten, por lo que siempre se ha de plantar con cepellón.

La planta procedente de viveros suele venir siempre de esta forma, pero si se hace el semillero en casa, hay que tener en cuenta que la bandeja ha de ser de alveolos individuales, o bien sembrar cada sandía en una pequeña maceta separada.


Durante la plantación o trasplante

Ha llegado el momento de plantar las sandías y en este momento hay que tener el cuenta las cosas que explicamos a continuación.


Marco de plantación

Hay que elegir una distancia de plantación según las características de la variedad y si es injertada o no.

En general, para sandía no injertada, se pueden poner a 1 ó 2 metros de distancia entre plantas y 2 metros entre hileras.

Para sandías injertadas incluso se puede llegar a 4x1, 4 metros entre hileras y 1 entre plantas.


Cuidado con los hoyos

A la hora de realizar los agujeros para introducir las plantas, se intentará que la tierra no quede apretada. Para ello, es mejor utilizar una azadilla o herramienta similar, antes que un plantador, ya que este suele apelmazar la tierra al clavarlo en el suelo.

Esto es importante por que si la tierra se endurece el los laterales del hoyo, las raíces tendrán más dificultades para extenderse por el suelo.





Acolchado

Es aconsejable acolchar el suelo en el cultivo de la sandía, especialmente si se hace con plástico ―o material similar― de color negro.

Ofrece muchas ventajas, pero algunas de más interesantes para la sandía son: la maduración más temprana, el ahorro de agua y el control de las hierbas competidoras.


Después del trasplante

Justo al terminar de plantar las sandías, es necesario regar alrededor de cada una para asentar la tierra y expulsar las bolsas de aire que hayan podido quedar.

En los siguientes días, si el suelo se seca, hay que dar riegos ligeros pero frecuentes.

CUÁNTAS SANDÍAS DA CADA PLANTA

Lee esto para saber cuántas sandías puedes esperar de tu cultivo.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.