Puerro

Cómo sembrar los puerros

Época de siembra, tanto para semillero como directamente en el terreno, con un ejemplo sobre como calcularlas para un clima concreto, y qué procedimiento seguir para sembrarlos

Los puerros se pueden sembrar, sí, a pesar de que mucha gente prefiere comprar las plantas en un comercio agrícola o vivero ya listas para el trasplante.

Manojo puerros

Hacer nosotros mismos la siembra da un poco más de trabajo, puesto que hay que dedicar más tiempo al cultivo, pero tiene sus ventajas.

Tanto si compramos las semillas, como si nos las regalan, o incluso si las recolectamos nosotros mismos en el huerto ―lo ideal―, es una experiencia enriquecedora comenzar el cultivo desde el principio.

Aprenderemos qué tenemos que tener en cuenta para realizar correctamente la siembra del puerro y los pasos a seguir. ¿Nos acompañas?


Fechas de siembra

Es fundamental acertar con la época. Esto es aplicable para la mayoría de los cultivos en la mayoría de los climas, y también para el puerro, aunque con este tenemos bastante margen. ¿Por qué? Ahora lo veremos.

El puerro es una hortaliza cuyas semillas no necesitan que el suelo esté muy caliente para germinar, y además, aunque el clima sea fresco ―o incluso frío―, resisten bien y pueden continuar creciendo, aunque no sea lo óptimo.

En la mayoría de los calendarios de siembra de hortalizas, se suele indicar que el puerro es un cultivo de todo el año, pero cuidado, esto no quiere decir que sea indiferente cuando se siembre.

En climas templados la época de siembra es más indiferente, pudiendo hacerlo cuando sea necesario, y aunque no sea lo óptimo, el cultivo saldrá adelante sin problema.

Ahora bien, en climas más extremos; ya sea con inviernos muy fríos o con veranos muy calurosos, hay que realizar la siembra preferiblemente en dos momentos del año.

Follaje puerroCuándo sembrar y plantar puerros✔ Dos épocas de siembra y de trasplante para disponer de puerros durante casi todo el año...


De asiento o en semillero

Semillero de alveolos

La siembra del puerro se puede hacer de dos maneras: en semillero y mediante siembra de asiento, es decir, directamente en la tierra.

Para saber cual de las dos es mejor en cada caso, hay que entender el clima de la región donde se van a cultivar y las preferencias de la planta.

Como ya se explico en el artículo sobre el trasplante del puerro, esta hortaliza crece de forma óptima entre los 13 y los 24℃ de temperatura.






Además, la germinación de las semillas tiene lugar a partir de 7℃, pero es óptima entre 15 y 18℃.

Por último, el puerro suele necesitar entre 4 y 7 meses desde que se siembra hasta que alcanza el estado de cosecha, dependiendo de si el tiempo es más o menos óptimo.

Conociendo estos datos y el clima local, resulta sencillo elegir entre siembra directa o en semillero y cuando hacerlo.


Ejemplo

- Temperatura media mensual de una región (℃): ENE 5.5, FEB 6.6, MAR 12.3, ABR 15.8, MAY 19.1, JUN 24.8, JUL 26.0, AGO 25.1, SEP 22.3, OCT 15.6, NOV 13.1, DIC 7.0

Teniendo solo en cuenta estas temperaturas, se puede apreciar que hasta el mes de marzo no sería conveniente sembrar el puerro de forma directa. Se podría adelantar la siembra a enero si se hace en semillero protegido, para realizar el trasplante en marzo.

Sembrando en marzo, habría que esperar al menos hasta julio para recolectarlos. Con una temperatura media de 26℃, parece que es un mes bastante cálido, por lo que el cultivo llegaría al límite, quizás ya muy cercano a subir a flor.

Si la siembra se hizo en enero bajo semillero protegido, es posible que en mayo o junio los puerros estuvieran listos para cosechar, justo antes del ascenso de temperaturas que no les favorece nada.

Además, hay otra posible fecha de siembra, protegida del sol y las altas temperaturas, entorno al mes de julio, estando los puerros maduros allá por el mes de noviembre. En este caso, como las temperaturas para entonces ya serían frescas, se podrían dejar en la tierra e ir cosechando poco a poco, a medida que fueran necesarios.


Cómo sembrar el puerro

Semillero de cebolla

La siembra de esta hortaliza no suele presentar complicaciones, siempre que las semillas estén sanas y se proceda de forma sensata.

☛ Lee este artículo si no dominas la siembra en semillero.

Las semillas son muy similares a las de cebolla y, por tanto, se pueden seguir los mismos pasos sin miedo a equivocarse.


Aquí verás cómo se hace un semillero de cebollas, que en realidad es prácticamente el mismo procedimiento que para el puerro.


En el caso de realizar una siembra de asiento en el terreno, hay que preparar bien la tierra primeramente y seguir los mismos consejos que para la siembra de la zanahoria, que aunque sean plantas muy distintas, en la tierra se siembran prácticamente igual.






Por último, es importante marcar bien la zona dónde se realizó la siembra, porque cuando nacen apenas se ven a simple vista. Son poco más que unos finos hilos que se podrían confundir fácilmente con hierbas adventicias.