FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cómo cultivar goji

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Hablamos sobre el Goji, su origen, sus preferencias, cómo comenzar su cultivo de diversas manera, qué cuidados proporcionarle y otras cosas interesantes sobre esta planta.

La planta conocida como Goji pertenece a la especie Lycium barbarum, y se trata de un arbusto de menos de 3 metros de altura, originario de China.

Es pariente de los tomates, las patatas o los pimientos, ya que se clasifica dentro de la familia de las solanáceas.

Produce unos frutos conocidos como bayas de Goji o cerezas de Goji, muy utilizados desde antiguo en la medicina natural de oriente, y consumidos hoy en día como fruta deshidratada.

Estas bayas son muy valoradas por sus supuestos beneficios para la salud, y lo cierto es que parecen tener un gran poder antioxidante, son muy ricas en aminoácidos, vitaminas y oligoelementos, entre otras sustancias beneficiosas.

Pero estas bayas también tienen un lado oscuro, al menos las procedente de China ―que son la mayoría―, y es que al parecer contienen metales pesados en concentraciones preocupantes y trazas de muchos pesticidas, algunos de ellos no autorizados en la Unión Europea.

Puedes verlo en este documento de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios española), de agosto de 2013, en el que piden su retirada del mercado.

Falta saber si estos compuestos peligrosos para la salud, están presentes en las bayas debido a cómo y dónde se cultivan ―los pesticidas es obvio que sí―, o si es que estas plantas tienden a acumularlos de forma natural ―en el caso de los metales pesados―.

En cualquier caso, todo parece conjugarse para que cultivemos nuestras propias bayas de Goji, sin pesticidas y en nuestro huerto, patio o jardín. Sin duda serán mucho más saludables que aquellas otras.


Preferencias del Goji

Antes de contar cómo cultivarlo, veamos qué preferencias tiene esta planta, así será más fácil acertar con la ubicación y los cuidados.


Clima

Se trata de una planta rústica que prefiere los climas secos y cálidos, pero tolera bastante bien las bajas temperaturas ―hasta -20ºC―.

No le gusta el exceso de humedad, pero también puede vivir en climas húmedos, aunque no sea lo ideal.

Se desarrolla mejor a pleno sol, especialmente cuando se desea que produzca frutos de calidad, o con algo de sombra en climas muy soleados.


Suelo

Los prefiere algo calizos (básicos), pero también puede vivir en suelos ligeramente ácidos y neutros.






En suelos muy ácidos se puede añadir cal agrícola o cenizas de madera. Esto ayudará a subir el pH al tiempo que el suelo se vuelve más calizo.

Tolera bien la salinidad, pudiendo cultivarse cerca del mar o en tierras salinas.

Prefiere los suelos secos y bien drenados. Aquellos que permanecen encharcados o muy húmedos no le son favorables. Por ello, cuanto más arenosos mejor y peor cuanto más arcillosos.

En zonas llanas se pueden construir o aprovechar elevaciones del terreno, en las cuales el suelo permanecerá mucho mejor drenado.


Comenzar el cultivo

Como siempre, se puede hacer de al menos dos o tres maneras diferentes, pero elegir una u otra va a depender de la disponibilidad del material vegetal ―semillas, plantas o partes de ellas― y de la prisa que .


Mediante semillas

Se pueden comprar online en un comercio físico de jardinería, aunque no es frecuente que las tengan.

Dado que la maduración del fruto se da naturalmente entre finales del verano y comienzos del otoño, las semillas deberán sembrarse a finales de invierno y comienzos de la primavera.

Puedes sembrarlas de dos en dos en vasos de yogur o pequeñas macetas, cubriéndolas muy superficialmente, con menos de 1 cm de sustrato.

En cuanto al sustrato, utiliza uno especial para semilleros o simplemente fibra de coco con un poco de humus de lombriz.


Planta en vivero

Esta opción es quizá la más rápida, aunque supone pagar un poco más que por las semillas.

Se trata de localizar un vivero o establecimiento de jardinería que venda plantas de Goji en maceta. En grandes superficies de jardinería o a través de internet es bastante fácil de encontrar.

Si se compra en maceta, como debería ser, se puede trasplantar al terreno o al contenedor en el que vaya a crecer, en cualquier momento del año, aunque es mejor a comienzos de la primavera.

A la hora del trasplante, es muy importante elegir bien el lugar. Tienes las claves más arriba, en el apartado de preferencias del Goji.

⇲ Relacionado
Cómo plantar un árbol✔ Si lo vas a plantar en el suelo, sigue estas recomendaciones, ten en cuenta las preferencias del goji, y todo saldrá bien...

Esquejes

Por último, si un vecino, familiar o amigo tiene un goji, puedes pedirle que te deje cortar un trozo de rama tierna ―mejor varios―, y utilizarlo para hace esquejes.






Resumiendo, se trata de poner esos fragmentos de rama a enraizar para que, después de un tiempo, se puedan convertir en plantas independientes y comiencen a desarrollarse.

⇲ Relacionado
Cómo hacer esquejes de árboles✔ Aquí, en el apartado de esquejes de madera blanda, tienes más información sobre cómo hacerlo...

Cuidados

Como se trata de una planta rústica, los cuidados que requiere son realmente pocos, siempre que el lugar elegido para cultivarlo sea acorde a sus preferencias.


Riego

Muy poco. Solo cuando el suelo comience a estar muy seco. El goji prefiere un suelo con escasez de agua antes que uno demasiado húmedo o encharcado.

En los suelos arenosos y elevados se puede regar más a menudo, ya que estos apenas retienen agua.

En cambio, cuanto más arcillosos y llanos ―o deprimidos― sean, los riegos han de ser muy espaciados, y como ya se ha dicho, sería ideal plantarlo en una elevación del terreno, natural o artificial.


Abonado

Solo si se cultiva para fruto y el suelo no es capaz de aportar todos los nutrientes.


Poda

Le benefician las podas frecuentes de poca intensidad, ya que favorecen que el arbusto se vuelva más denso y fuerte.


Otros

Como con cualquier planta cultivada, hay que tener precaución de eliminar con frecuencia la vegetación espontánea que seguramente crecerá a su alrededor, ya que si no se hace supondrá una fuerte competencia para el arbusto.

Una vez que comience a dar frutos, es necesario protegerlos de los pájaros con una red o con otro sistema que sea efectivo. De no hacerlo se comerán casi todas las bayas en poco tiempo.


Cuándo comienza a dar frutos

Si todo va bien, a los dos años puede comenzar a producir bayas, aunque esto dependerá mucho del desarrollo que tenga la planta y de las condiciones del lugar.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.