♣ FUNDAMENTOS ♻ AUTOSUFICIENCIA ☘ CULTIVOS ⚒ LABORES ☂ CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cómo sembrar garbanzos

MundoHuerto - ☛ Síguenos - ♻ Participa
Qué se debe hacer antes, durante y después de la siembra del garbanzo: época de siembra, la preparación del terreno, variedades, tipo de siembra, distancia entre plantas y entre hileras, profundidad, etc.

Aunque la del garbanzo no es de las siembras más complicadas, si no se hace bien puede que la germinación sea muy mala o que luego la cosecha sea pobre.

Empecemos por el principio...


Antes de sembrar

Casi tan importante o más que realizar correctamente la siembra, es lo que se hace antes, concretamente elegir bien la variedad, la época de siembra y preparar el terreno convenientemente.

En el artículo enlazado a continuación ya hablamos de cómo elegir bien la fecha de siembra y de cómo esto afecta en el plano de la salud del cultivo y de la calidad de la cosecha. Es importante que lo leas.

⇲ Relacionado
Cuándo sembrar los garbanzos✔ Muy importante hacerlo en el momento adecuado según el clima de cada lugar, entre otras cosas...

Además de lo anterior, hay que procurar que después de la siembra no vengan grandes lluvias o que duren muchos días. Si el suelo se humedece demasiado, muchas semillas se pudrirán antes de germinar. Esto dará lugar a muchas marras que habrá que reponer. Por ello, deben sembrarse cuando la previsión meteorológica ofrezca garantías de tiempo seco o casi, durante al menos una semana pero preferiblemente dos o más.

En cuanto a las variedades, existen muchas diferentes, algunas de las cuales son más apropiadas para sembrar en ciertas fechas y climas, mientras que otras no tanto.

Aquí puedes conseguir online semillas de las variedades más comunes.

Y el otro aspecto crucial antes de sembrar los garbanzos, es la preparación de la tierra para recibir el cultivo. Esta planta necesita de un terreno muy bien preparado, abonado con unos meses de antelación y con la tierra muy mullida o suelta.

A continuación tienes un enlace hacia otro artículo en el que explicamos cómo realizar esto

⇲ Relacionado
Cómo preparar el terreno para la siembra✔ A diferencia de otras plantas, el garbanzo necesita de una tierra muy bien preparada...

La siembra

El procedimiento es muy similar al de otras leguminosas como el guisante o algunas variedades de judia.







Modalidad y marco

El garbanzo se siembra generalmente en líneas, a una separación entre ellas de 40 a 70 cm. También se puede en líneas dobles separadas por un pasillo, como puede verse en la imagen adjunta, y por supuesto a voleo ―esparciendo el grano en toda la superficie―, de hecho tradicionalmente se hacía así, pero esto solo si no va a ser necesario pasar a través del cultivo.

La siembra en hileras se puede realizar a chorrillo, es decir, dejando caer las semillas de forma continua en el surco, o bien a golpes, osea, colocando a lo largo de la hilera un par de semillas cada 10 cm aproximadamente.


Profundidad

Depende de la humedad del suelo. Si se trata de un suelo seco, las semillas tienen que quedar más enterradas, es decir, en una zona de tierra más húmeda. En cambio, en suelos húmedos conviene que las semillas queden menos enterradas porque germinarán antes y habrá menos riesgo de que se pudran por exceso de humedad y falta de aire.

En tierras húmedas o pesadas, con 3 ó 4 cm de profundidad es suficiente, mientras que en aquellas más sueltas y secas, mejor si las semillas de garbanzo quedan enterradas al menos 6 cm.


Procedimiento

Una vez que el terreno está preparado y con buen tempero, es decir, con el grado correcto de humedad, se puede proceder con la siembra.

Se manual o mecánica, consiste en abrir un surco no muy profundo e ir depositando las semillas a lo largo del mismo. A continuación se cava un surco paralelo al anterior para que la tierra caiga sobre las semillas y las tape. Las sembradoras profesionales hacen básicamente esto.

En caso de que la cantidad de garbanzos a sembrar sea muy reducida, se puede realizar a golpes, es decir, en lugar de hacer un surco, se van cavando pequeños hoyos a la distancia correcta, y se deja caer dentro de cada uno un par de semillas.


Después de la siembra

Una vez que las semillas de garbanzo se depositan en el suelo, pueden dejarse cubiertas de tierra sin más, pero si esta se aprieta ligeramente, la nascencia de las plantas mejora sustancialmente.

Esto es debido al mejor contacto entre la semilla y la tierra cuando esta última se apisona un poco.

Si la superficie sembrada es grande, entonces se pasa un rulo enganchado al tractor. Para cultivos pequeños, se puede apisonar la tierra con la misma azada, por ejemplo presionando la tierra del surco con la parte de atrás de esta.






Lo que de ninguna manera conviene hacer después de sembrar los garbanzos es regar, sobre todo si la tierra ya tiene la humedad suficiente. Las semillas se pudren con facilidad. Si estuviera muy seca en el momento de la siembra, entonces habría que esperar a que lloviera o bien dar un riego el día anterior o unos cuantos antes, para que la humedad del suelo fuera buena.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.