FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Vídeo-tutorial completo sobre el cultivo del ajo

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Aquí encontrarás un videotutorial muy completo del entrañable youtuber y hortelano experto, Pepe Ballarín, sobre el cultivo del ajo, desde la preparación de la tierra hasta la cosecha y almacenamiento.

En este vídeo podrás ver aprender los conocimientos básicos acerca del cultivo del ajo, como por ejemplo sus preferencias en cuanto a suelos y cultivos precedentes, la mejor fase luna para plantarlos, el estado de la tierra o la época del año, entre otros.


ⓘ El vídeo lo tienes más abajo


Comentarios vídeo sobre el ajo

El vídeo-tutorial que verás a continuación es propiedad de un gran comunicador hortícola, Pepe Ballarín (miquera73), un hortelano experimentado y youtuber talentoso que crea contenidos frescos y fáciles de entender, muy entretenidos, ideales para aquellas personas que están empezando con su huerto, pero válidos también para aquellos más experimentados que quieran poner en práctica sus consejos.

Como hemos dicho, lo que se explica en el vídeo es muy fácil de entender, no obstante, aprovecharemos este espacio para desarrollar, ampliar o complementar algunas de las cosas que con mucho acierto nos cuenta Pepe.


El ajo y clima

Nos dice Pepe que el ajo es poco exigente en cuanto al clima, y así es. No obstante, debemos aclarar que sí tiene unas preferencias y unas condiciones en las que se desarrollará peor o no alcanzará la misma calidad y tamaño de bulbo.

Prefiere climas templados, pudiendo crecer entre 0 y 40°C pero al inicio del cultivo necesita temperaturas más frescas ―menores de 15°C―, especialmente por la noche.


El abono y las rotaciones

Se dice que al ajo le gusta el estiércol bien descompuesto y enterrado unos meses antes de realizar la siembra. Pues bien, podemos añadir que el ajo es un cultivo poco exigente en cuanto a nutrientes. Si se han cultivado justo antes en la misma parcela hortalizas exigentes, que se supone que se han abonado bien, no habrá que aportar más abono. Lo que quede en la tierra será suficiente. Lo explica Pepe diciendo que le va bien cultivarlo después de patatas, pimientos, etc., en general las solanáceas y las cucurbitáceas, que son cultivos exigentes.

También dice el autor que no es recomendable sembrarlos detrás de judías o habas, ni de cebollas. En el caso de los dos primeros —leguminosas en general— es comprensible puesto que estas plantas enriquecerán el suelo en nitrógeno y un exceso de este elemento es perjudicial en el cultivo del ajo.

Para el caso de las cebollas, puesto que también son de la familia de las amarilidáceas, al igual que el ajo, no es conveniente sembrarlos ni antes ni después de estás, en el mismo terreno. Como son plantas parecidas y muy emparentadas, extraerán los nutrientes del suelo en una proporción similar y en una profundidad parecida. Esto dará lugar a carencias si se planta una después de la otra, sin dejar que la tierra se recupere.







El riego

Respecto al riego, dice que es poco exigente, que si la primavera es lluviosa solo necesitará uno o dos riegos. Así es, el ajo prefiere suelos bien drenados puesto que los excesos de humedad le afectan mucho.

Resalta el youtuber que, una vez que se elimina el escapo floral, no se deben realizar más riegos por riesgo de pudrir los bulbos, que ya están engordando.

⇲ Relacionado
Cómo regar los ajos✔ Cúanto y cómo regarlos para que crezcan sanos y fuertes...

La siembra

Comenta el autor del vídeo que el periodo de siembra abarca desde noviembre hasta febrero (mayo-agosto en el hemisferio Sur), que algunos horticultores lo siembran en octubre y en su caso en diciembre, coincidiendo con luna menguante y la tierra en tempero.

Coincidimos totalmente con las apreciaciones de Pepe y añadimos que, algunos estudios sugieren que los ajos sembrados más tempranamente alcanzan un mayor tamaño y calidad del bulbo. Explicamos la razón en el siguiente enlace.

⇲ Relacionado
Cuándo sembrar los ajos✔ En función del clima, de la posterior conservación del ajo, la fase lunar, el estado del suelo, etc...

En el vídeo se explica muy bien el proceso de preparación de la tierra para la siembra de los ajos en el huerto, así que no añadiremos nada más al respecto. Para el caso de la siembra en maceta, puedes encontrar más información en este enlace.


Labores culturales

Como bien dice Pepe, las realmente importantes son las escardas encaminadas a retirar las hierbas espontáneas que a buen seguro nacerán entre los ajos y el corte del escapo floral.

Él nos comenta que da dos o tres escardas durante la duración del cultivo. En climas más lluviosos —sobre todo si hay muchas semillas de hierba en la tierra— quizás haya que realizar alguna más.

El número de escardas no importa. Cada vez que las adventicias comiencen a proliferar demasiado —y siempre con tempero—, habrá que que eliminarlas. Si se hace en la mañana de un día soleado será más difícil que vuelvan a enraizar. El sol las deshidrata rápidamente.






También hay que tener en cuenta que cuanto más se profundice en el suelo con las escardas, más semillas será llevadas hacia la superficie y más hierba volverá a nacer. Por ello es preferible una labor muy superficial utilizando un escardador manual o herramienta similar.

Además de eliminar las hierbas competidoras, hay que realizar otra operación importante cerca del final del cultivo, que consiste en eliminar el tallo floral que el ajo emite para reproducirse. En el vídeo se identifica perfectamente. Al cortarlo, todos los nutrientes y energía de la planta se centran en engordar el bulbo, la parte interesante. Cuanto antes se eliminen, menos gasto ocasionarán a la planta. Una vez cortados, podemos añadirlos al montón del compost o, mejor aún, comérnoslos ya que están deliciosos salteados o en revuelto.


Plagas y enfermedades

En el videotutorial se mencionan algunas de las plagas y enfermedades más comunes del ajo. En general, no es un cultivo que tenga muchos problemas sanitarios, aunque si se planta en suelos con mal drenaje o en climas muy húmedos se favorece la aparición de enfermedades principalmente fúngicas.

En cada país y en cada región quizás aparezcan enfermedades diferentes, si bien parece ser que la roya —como menciona Pepe— es muy común en el cultivo del ajo. En nuestro huerto de Galicia (España) aparece todos los años por el mes de mayo. En lo referente a plagas no hemos detectado ningún ataque, ni en la parte aérea ni en el bulbo.


Cosecha y almacenamiento

Como dice el autor en el vídeo, por el mes de junio (diciembre en el hemisferio Sur), ya sea más pronto o más tarde, los ajos estarán a punto para ser cosechados.

⇲ Relacionado
Cuándo se recogen los ajos✔ Podrás identificar el mejor momento para cosechar tus ajos para que se conserven más tiempo en perfecto estado para el consumo...

En cuanto a la manera de guardarlos o almacenarlos, poco más hay que que añadir. Simplemente que es mejor que estén ventilados —por eso se suelen colgar y separar unos de otros— y deben mantenerse, a poder ser, en un lugar oscuro, fresco y seco. Los cambios de humedad, luz o temperatura perjudican la conservación. Nosotros los almacenamos colgados en la bodega y se mantienen sanos y sin brotar casi un año entero, hasta la siguiente cosecha.

Y ya es hora de que puedas ver este fantástico vídeo.









Si quieres saber más consulta nuestra GUÍA DE CULTIVO DEL AJO, tienes mucha información al respecto.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.