FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cómo plantar un almendro

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Lo que hay que tener en cuenta antes de plantar el almendro: época, suelo, clima, variedades, polinización; durante y después de la plantación del mismo.

Antes de plantar

Antes de ponerse a plantar un almendro hay que conocer algunas cosas importantes para evitar problemas posteriores, como por ejemplo la época correcta y los requerimientos del árbol.


Época de plantación

Los almendros se pueden plantar durante la mayor parte del año o bien en una época concreta, dependiendo de como se encuentre la planta.

Esto ya lo tratamos en el artículo sobre la época para plantar el almendro, así que allí tienes toda la información al respecto.


Requerimientos

El almendro ―como cualquier otro árbol― tiene unas preferencias concretas en cuanto a las condiciones del clima y del suelo. Veamos cuáles son.


Temperatura

Es muy resistente a las bajas temperaturas invernales ―cuando se encuentra en reposo vegetativo― aunque no necesita muchas horas de frío para florecer con fuerza.

Al florecer muy pronto, le perjudican mucho las heladas tempranas de finales del invierno y comienzos de la primavera. En climas fríos conviene plantarlo al lado de una pared soleada, que se calentará durante el día y le aportará calor al árbol por la noche.

Por el contrario, sí requiere temperaturas cálidas en primavera y en verano. Entre 25 y 30ºC es la temperatura ideal para su desarrollo. Por debajo de 15ºC el árbol casi no tiene actividad.


Humedad

La humedad del aire no debe ser ni muy elevada ni muy baja. Ambas le son perjudiciales. La alta lo hace más susceptible de padecer enfermedades, mientras que la baja puede detener su desarrollo.


Suelo

Con la humedad del suelo sucede algo parecido. Si es muy alta, le perjudica, ya que el almendro es muy sensible a la asfixia radicular.

En suelos con tendencia al encharcamiento hay que plantar el almendro en una elevación natural o artificial del terreno.

Resiste bien la sequía, pero crece y fructifica mucho mejor si dispone de suficiente agua, ya sea porque el suelo es fresco, porque llueve en abundancia o porque se riega.

Prefiere los suelos de textura intermedia, ni muy pesados ni demasiado ligeros y profundos, aunque también se puede cultivar en lo someros, aunque con más cuidados.


Variedades

Existen muchas diferentes. Cada una tiene unas determinadas caracterísitcias y está mejor adaptada a unas u otras condiciones, por lo que habrá que elegir la más adecuada, siempre que sea posible.


Es especialmente importante elegir una variedad de almendro cuya época de floración coincida con el fin de la temporada de heladas.







Si se compra el almendro en un vivero o tienda de jardinería, es muy posible que solo estén disponibles una o dos variedades, pero seguramente ya sean las más indicadas para el clima local.

Conviene conocer de antemano los nombres y características más importantes de las variedades más indicadas para la zona, así se sabrá de inmediato si comprar o mejor buscar en otro sitio.


Autoincompatibles

Este aspecto es de vital importancia. Algunas variedades de almendro necesitan de otra diferente para que la polinización tenga lugar, de lo contrario el árbol florecerá pero los frutos no cuajarán.

Esto debe preguntarse en el vivero o buscar el nombre de la variedad en internet, para ver si es de uno u otro tipo.


Proceso de plantación

En realidad es casi idéntico al de cualquier otro árbol, pero difiere en algunas cosas como la siguiente.


Distancias

Aunque el almendro se puede podar para que su tamaño sea más o menos contenido, conviene dejar libres unos 4 metros ―en todas direcciones― desde el punto donde se va a plantar. Es decir, si hay otros árboles, setos, muros altos, etc. el hoyo de plantación se hará al menos a unos 4 metros de estos.

⇲ Relacionado
Cómo se planta un árbol✔ Aquí tienes el procedimiento de plantación paso a paso: herramientas y materiales, cavado del hoyo, mezcla de tierra y abono, colocación del árbol, rellenado, riego, etc...

Entutorado

En el momento de plantar el almendro, conviene introducir en el hoyo una estaca fuerte y que sobresalga aproximadamente 1 metro de la tierra.

La estaca se coloca lo más cerca posible del tronco pero sin dañar el cepellón de la planta. Tiene que estar completamente vertical y situada en el lado del que llegan los vientos dominantes.

Una vez plantado el joven almendro, se amarra a la estaca con una cinta que no dañe el tronco del árbol y que no permita que este se acerque a la estaca ni se aleje.


Protección

Por último, y aunque esto ya se podría considerar un cuidado posterior a la plantación, hay que proteger el joven árbol si a la zona pueden acceder liebres, conejos, corzos y otros animales que pudieran comer las hojas y la corteza de este.

Colocando un cilindro de red alrededor del tronco y atándolo a la estaca, es más que suficiente. Tiene que dejar suficiente espacio para que las partes del árbol no se rocen contra ella al moverse con el viento.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.