FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Tipos de esquejes

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
Hablamos de 6 diferentes tipos de esquejes según la parte de la planta empleada en el proceso, atendiendo a su idoneidad, la época del año en la que se deben realizar, etc.

Como seguramente ya sabrás, los esquejes son porciones de plantas que se ponen a enraizar para que den lugar a otra planta independiente con capacidad para desarrollarse por su cuenta.

Ahora bien, entre todas las especies de vegetales, algunas tienen la capacidad de producir raíces nuevas en diferentes zonas, siempre que exista una yema en el lugar.

Según la parte de la planta que se emplea, podemos hablar de al menos los siguientes tres tipos de esquejes.

⇲ Relacionado
Cuando realizar esquejes✔ La época del año es crucial para que los esquejes realizados salgan adelante...


De tallo

Este primer tipo, como su nombre indica, se corresponde con aquellos esquejes que se realizan a partir de porciones del tallo de las plantas.

Son los más populares porque la mayoría de las plantas que se pueden multiplicar por esquejes, pueden emitir raíces a partir de yemas del tallo.

A su vez, este tipo se puede dividir en otros tres subtipos según sea la consistencia del tallo que se utiliza para esquejar, ya que en cada especie puede resultar uno mejor que otro.


Herbáceo

En estos el tallo tiene una consistencia blanda, ya sea porque sea un brote joven de una planta leñosa, o porque se trate de un tallo de una planta herbácea.

Se utilizan mucho para esquejar plantas no leñosas, normalmente ornamentales: plantas de interior y exterior, con o sin flores.

Siempre tienen hojas ―o están verdes―, es decir, se cortan cuando la planta está activa, y suelen ser de escaso grosor, habitualmente menor al de un lápiz..

De los esquejes de tallo son los más delicados, debido a que los tejidos son muy tiernos y que al estar activos evaporan mucha agua. Normalmente hay que protegerlos.

Estos suelen realizarse en los meses de primavera y verano.


Semileñoso

En los semileñosos, la consistencia del tallo empleado para esquejar es intermedia. Aún es algo tierno pero ya está lignificado en parte, es decir agostado. Ya comienzan a formarse fibras de madera en su interior.






Suelen ser brotes que crecieron en la estación anterior. Esto quiere decir que si se cortan en otoño o a finales del verano serán más tiernos, porque habrán brotado en la primavera anterior, que si se cortan en primavera o en verano, cuando ya tendrán un año de vida o más, porque los de la última primavera aún serán herbáceos, demasiado tiernos.

Normalmente se realizan a finales del verano y comienzos del otoño, con brotes surgidos en primavera y que ya han tenido tiempo de endurecerse ligeramente.

Son más resistentes que los herbáceos, pero como lo normal es que se corten con hojas, también son bastante sensibles a la deshidratación. Para reducir este riesgo, a cada uno se le deja solo una o dos hojas en la parte de arriba y el resto se eliminan, ya que es por las hojas por dónde el esqueje pierde agua.


Leñoso

En este caso, los tallos a esquejar ya están lignificados, es decir, ya tienen madera dura en su interior.

Estos son los esquejes de tallo que pueden tener mayor grosor, de hecho hasta un tronco grueso de un árbol, compatible con esta técnica, se podría poner a enraizar

En muchos árboles y arbustos este es el tipo de esqueje más empleado por su comodidad y sus buenos resultados, generalmente en árboles y arbustos caducifolios, cortando los esquejes en invierno, cuando la planta no tiene hojas.

Los esquejes leñosos, al no poseer hojas y estar en reposo, son los que demandan menos cuidados. Hasta que no brotan, no pierden agua, por lo que a este ese momento se mantienen vivos con mucha facilidad.

⇲ Relacionado
Cómo realizar esquejes de árboles✔ Explicamos cómo realizar los esquejes de tipo leñoso y semileñoso en árboles y arbustos...


De hoja

Los esquejes de hoja, como su nombre indica, constan de una hoja que es capaz de emitir raíces al mantenerse en contacto con la tierra húmeda o incluso con el agua.

Este tipo de esqueje solo es posible en algunas plantas con esa capacidad, en las demás no resultará.


De raíz

Este último tipo tampoco es muy frecuente, pero sí más que el de hoja. Consiste en emplear un trozo de raíz para que de él surja una planta independiente.






A diferencia de los anteriores, en los que un trozo de planta sin raíces tenía que producirlas, en este caso es justo al contrario: un fragmento de raíz tienen que desarrollar el resto de la planta.

Se emplea mucho en plantas que por naturaleza propagan a través de sus raíces, pero en las demás no servirá.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.