♣ FUNDAMENTOS ♻ AUTOSUFICIENCIA ☘ CULTIVOS ⚒ LABORES ☂ CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cómo sembrar el tomillo

MundoHuerto - ☛ Síguenos - ♻ Participa
Aunque es sencillo sembrarlo, es muy frecuente que no germine. Veremos por qué, en qué época sembrarlo y qué proceso seguir para evitar problemas.

El tomillo es una planta muy interesante para cualquier huerto o jardín, especialmente si se elige una especie adaptada a un clima similar.

Al tratarse de plantas silvestres, son muy resistentes y necesitan pocos cuidados. Son ideales para rocallas y bordes de caminos, pero salvo que se compren ya en macetas listas para el trasplante, puede resultar complicado obtenerlas a partir de semillas, el método más económico.

A continuación veremos cómo lograrlo sin necesidad de ser experto en nada, pero si quieres saber más acerca de esta planta, puedes consultar primero este artículo sobre el cultivo del tomillo.


Germinación delicada

En realidad las semillas de tomillo germinan bastante bien siempre que estén sanas, se siembren en un sustrato adecuado y se tengan en unas condiciones favorables de humedad, temperatura y luminosidad.

Es frecuente ―a mi me ha pasado en más de una ocasión― comprar semillas de tomillo y que tras sembrarlas no germine ni una sola. Es algo realmente extraño que solo se puede achacar a que dichas semillas simplemente no sirven, no son viables.

Finalmente, pedí online estas semillas y tuve éxito al primer intento, haciendo lo mismo que en las anteriores ocasiones. Y lo curioso es que en los intentos anteriores utilicé semillas de la misma marca pero no de la línea ecológica.

En resumen, si las semillas no son viables el tomillo nunca germinará, así que hay que mirar bien la fecha en la que se envasaron y la de "caducidad" indicadas en el sobre. Y si aún así no germinan, pues hay que intentarlo con otras de otro distribuidor u otra línea.


Condiciones favorables para la germinación

El tomillo que más suele cultivarse es el perteneciente a la especie Thymus vulgaris, también llamado Tomillo farigola o tomillo vulgar.

Pues bien, este tomillo vive de forma natural en suelos arenosos o pedregosos, y de carácter básico, es decir, con un pH alto y presencia de cal en abundancia.

Por otro lado, habita en la costa mediterránea, desde el este de la Península Ibérica hasta Italia, por lo que está adaptado a condiciones secas, altas temperaturas y gran luminosidad.

Juntando la información de los dos últimos párrafos ya se puede adivinar qué condiciones necesitará el semillero de tomillo, pero veamos cuáles son.


Temperatura

Cálida o templada. Entre unos 18 y 25ºC las semillas de tomillo germinarán sin problemas en unos cuantos días.






Cuanto más baja sea la temperatura más tiempo necesitarán, pero si es demasiado alta también, y si en ambos casos se pasa un límite, las plantas no nacerán.

El interior de una casa habitada o un invernadero son buenos lugares para poner el semillero de tomillo.


Humedad

En el aire una humedad media y en el sustrato, mantenerlo húmedo pero nunca encharcado.

Una vez que nacen las plantas, es preferible que la tierra esté algo seca antes que húmeda de más.


Luminosidad

Junto con la temperatura, la intensidad de la luz es también muy importante, no tanto para la germinación pero sí una vez que las jóvenes plantas emergen del suelo.

Si la luz es escasa, las plantas de tomillo se ahilan. Su tallo se estira tanto que al final no es capaz de sostener las hojas. Termina quebrándose hacia abajo y matando a la planta.


Época de siembra

En la naturaleza, las semillas de tomillo maduran en verano, caen al suelo y permanecen allí hasta la llegada de las primeras lluvias de otoño o hasta la siguiente primavera, si en otoño hace demasiado frío.

Esto supone que en climas de inviernos fríos, conviene sembrar el tomillo en primavera, mientras que en climas suaves o cálidos, se puede hacer tanto en primavera como a comienzos del otoño.

Si se va a sembrar en un ambiente protegido, como en el interior de un invernadero o de casa, entonces puede hacerse desde el otoño hasta la primavera, siempre que la luz sea suficiente en esos meses.


Proceso de siembra

En realidad es el mismo que para la mayoría de las plantas con semillas de pequeño tamaño, y las del tomillo son realmente diminutas.

⇲ Relacionado
Cómo sembrar en semilleros✔ Aquí se explica en detalle los pasos a seguir para realizar una siembra típica en semillero, y esto vale perfectamente para el tomillo...

En el enlace anterior puedes ver el proceso general, pero a continuación encontrarás algunas diferencias que hay que tener en cuenta en la siembra del tomillo.


Sustrato

Se puede emplear uno para semilleros y resultará, pero aún es mejor un sustrato especial para aromáticas.

Como es una planta nativa de suelos calizos, yo suelo añadir a mi sustrato casero para germinar semillas, una pequeña parte de cenizas de madera. No hay que pasarse. Con un 5% o algo menos es más que suficiente.







Dispersión de las semillas

Dado que son de tan pequeño tamaño ―menos de 1 mm, como puede verse en la foto―, deben quedar esparcidas muy superficialmente para que puedan germinar sin problemas.

La germinación de las semillas de tomillo es de tipo epigea, es decir, que los cotiledones ―junto con la envoltura de la semilla― emergen de la tierra para luego abrirse, momento en el cual se desprende la "cáscara" de la semilla.

Puesto que son tan diminutas y que tienen que emergen completamente del sustrato, si quedan enterradas más de la cuenta no podrán germinar.


En resumen, las semillas de tomillo deben esparcirse sobre la superficie del sustrato y taparlas muy ligeramente espolvoreando un poco más de sustrato sobre ellas.


Por todo esto, es mejor sembrarlas en un semillero colectivo, es decir, un recipiente lleno de sustrato sobre el que se esparcen las semillas.

También se podrían emplear semilleros individuales como las bandejas de alvéolos o pequeñas macetas, pero al ser tan pequeñas las semillas el trabajo se complicaría mucho, y lo que es peor, habría que eliminar muchas plantas mediante raleo.


Riego

Otro punto importante para lograr que el tomillo germine bien es cómo se riega el semillero.

Nuevamente hay que volver a hablar del pequeño tamaño de sus semillas y de que deban quedar tan cerca de la superficie del sustrato o incluso en esta.

Estas dos cosas obligan a regar de una forma especial y muy cuidadosa, para evitar arrastrar las semillas, y que luego germinen de manera heterogénea, apareciendo grupos de plantas muy juntas, y espacios en los que no ha nacido ninguna.

Lo ideal es regar mediante un pulverizador, que logra mojar la superficie del sustrato, justo dónde están las semillas, pero evita que el agua corra sobre esta, lo que desplazaría parte de las semillas.

⇲ Relacionado
Quitar el cloro del agua antes de regar✔ Es importante regar con agua sin contaminantes, entre ellos el cloro, y aquí explicamos cómo deshacerse de él fácilmente...

Consejos importantes

☛ Si se hace todo como se ha explicado en este artículo y las plantas de tomillo no nacen en 2 ó 3 semanas como mucho, hay que conseguir otras semillas y repetir el proceso.

☛ Cuando las plantas germinaron y la luz era insuficiente en esos primeros días, se habrán ahilado. Hay que llevar el semillero inmediatamente a un lugar con mucha más luz para tratar de salvar todas las que se pueda.


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.