FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cómo cultivar geranios


Hablamos del cultivo del geranio como planta ornamental por sus interesantes características como flor de larga duración, pocos cuidados y gran resistencia a las inclemencias del tiempo.


Los geranios son unas plantas floridas muy interesantes para dar color a terrazas, balcones, ventajas, porches, aceras y multitud de rincones, ya sean dentro de casa o fuera de ella, siempre que reciban algo de sol directo todos los días.


Pocos cuidados

Los geranios son plantas que se mantienen en unas condiciones aceptables sin demandar muchos cuidados, incluso nada más que los riegos pertinentes.

Son flores ideales para personas que no tienen tiempo para demasiadas atenciones o que lo quieren invertir en otras cosas. Incluso aunque uno se demore un poco en regarlos no tendrán problemas, ya que aguantan muy bien el estrés.


CUIDADOS DEL GERANIO

En este otro artículo puedes seguir leyendo acerca de los cuidados de esta planta.


Muy resistentes

Ya dijimos que aunque no se rieguen tan a menudo como otras plantas, aguantan bastante bien sin marchitarse, pero no solo eso, sino que tampoco necesitan abonados frecuentes, cambios de recipiente, podas y otros cuidados que suelen requerir muchas flores.

Se podría decir que se trata de una planta que se pone en su maceta y uno casi se puede olvidar de ella, siempre que se riegue de vez en cuando y se le aporte al menos un abonado anual en primavera.

Pero además también aguanta muy bien los vientos, las lluvias intensas, el sol y los fríos moderados. Los geranios bajo condiciones muy adversas se desmejoran bastante, pero se recuperan rápidamente cuando el clima les resulta más favorable.


Floración prolongada

Una de las grandes ventajas de cultivar geranios como planta ornamental es que tienen una floración muy prolongada, casi todo el año, aunque esto depende del clima del lugar.

Esta característica es muy interesante para personas que desean tener su casa o jardín siempre decorados, pero que no pueden o no quieren estar retirando plantas que terminaron de florecer y sustituyéndolas por otras que se encuentren en floración.


Fáciles de reproducir

Por último, y aunque se podrían enumerar más razones por las que cultivar geranios, hablaremos de la reproducción. Y es que se puede ahorrar algún dinero si uno mismo reproduce sus plantas sin necesidad de tener que comprarlas, cosa que con el geranio es muy sencilla.

Se pueden aprovechar las podas otoñales (en climas cálidos), primaverales (en climas fríos) o casi cualquier momento del año en el que las condiciones sean agradables, para cortar algunos tallos y plantarlos en otra maceta. Si se tiene la precaución de ponerlos en un lugar sombreado, cálido y luminoso, y mantener la tierra húmeda, en unas semanas los esquejes habrán enraizado, y serán nuevas plantas idénticas a la madre (planta donante).


ESQUEJE DE GERANIO

Mira en este otro artículo qué fácil te resultará obtener nuevas plantas de geranio a partir de otras.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.