FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cuándo trasplantar las plantas


Explicamos en qué momento se deben realizar los trasplantes teniendo en cuenta si la planta está en la tierra o en una maceta, la actividad de la misma, pérdida de raíces y necesidad de compensarla, así como la aclimatación al lugar definitivo.





Es algo muy frecuente en el día a día del trabajo en un huerto o jardín, que surja la necesidad de cambiar una planta de lugar, ya sea porque estaba en una ubicación temporal o porque se hagan reorganizaciones que obliguen a moverla.

Sea cual sea el propósito, siempre surgirá la duda de si es el momento adecuado para hacerlo, o si es demasiado tarde o pronto. No queremos equivocarnos y causarle daños a esa planta que tanto nos gusta.

Cuando termines de leer este artículo, verás que tus dudas al respecto de la época para trasplantar quedarán resueltas, y nunca más se te olvidará cómo saber qué momento es el más idóneo.

Para ello debemos hacer dos distinciones según el formato en el que se encuentre la planta.


En la tierra

➽ Joven higuera en el momento de trasplantarla

Nos referimos a cualquier planta que esté arraigada en el suelo y que lleve al menos unos meses en el lugar.

En esta situación, las raíces de la planta han podido extenderse libremente por el suelo y no sabremos hasta donde han llegado, especialmente los extremos más finos de estas.

A la hora del trasplante tendremos que cavar para extraer la planta y seguramente que rompamos buena parte de las raíces finas ―por mucho cuidado que tengamos―, las que realmente captan el agua y los nutrientes del suelo.

Le causaremos una pérdida importante a la planta así que es crucial que realicemos el trasplante en un momento en el que no se encuentre creciendo activamente, y que por tanto, podrá prescindir de parte de sus raíces.

En la mayoría de los climas templados existen dos épocas al año en las que las plantas suelen detener su crecimiento, o al menos ralentizarlo. Se trata del invierno y el verano.

Puesto que en verano suele hacer calor y la deshidratación es muy intensa, no es recomendable hacer trasplantes en esta época, a menos que se pueda proporcionar un ambiente fresco y húmedo a la planta.


La mejor época para trasplantar plantas que se encuentran en el suelo es desde finales del otoño a mediados del invierno.


Cuanto más suave sea el invierno más pronto hay que realizar el trasplante, ya que el crecimiento de las raíces comienza algún tiempo antes de que se observe actividad en la parte aérea. Si se hace en el momento oportuno no habrá raíces nuevas ―que podrían perderse al cavar― así que ese crecimiento no será en vano, y se producirá ya en el lugar definitivo.

Recuerda que debes compensar la pérdida de raíces podando la parte aérea de la planta, para que no se marchite por escasez de agua.





En maceta

➽ Limonero antes de trasplantarlo a la tierra.

Cuando la planta a trasplantar se encuentra en una maceta, bolsa o cualquier otro recipiente, todas sus raíces se encuentran dentro de este, y por tanto, no se perderá ninguna cuando se realice el trasplante.

Además, las raíces en ningún momento pierden el contacto con la tierra, por lo que la planta apenas percibe ningún cambio cuando se trasplanta ―ya sea al terreno o a otra maceta más grande.

Entonces, si la planta tiene cepellón ―está en maceta― ¿se puede trasplantar en cualquier momento? Pues en teoría sí, puesto que simplemente se cambia lo que rodea las raíces ―el recipiente― por otro más espacioso, ya sea un hoyo en la tierra o una maceta de mayor tamaño.


Es importante que la planta no sufra un cambio brusco en el momento de trasplantarla, por ejemplo pasando del interior de casa a una zona exterior a pleno sol.


Si las condiciones ambientales son muy diferentes entre el lugar donde se encontraba y la ubicación en la que se va a trasplantar, conviene realizar un proceso de aclimatación gradual, llevando la planta con su maceta al lugar definitivo durante cada vez más horas al día, terminando por dejar allí durante varios días seguidos.

Para evitar estos cambios bruscos, es recomendable realizar los trasplantes a partir de maceta en una época del año en la que el clima sea suave, y queden por delante meses favorables para el crecimiento de las plantas, por ejemplo en primavera.

En los casos en los que la planta ya se encuentre en el lugar en el que se va a trasplantar ―por ejemplo si solo se va a cambiar de maceta o se va a plantar en el suelo pero en la misma zona― se puede realizar el trasplante en cualquier momento.


EL TRASPLANTE: MOTIVOS Y CONSEJOS

Aquí tienes más información al respecto.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.