FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cómo plantar lentejas


Si quieres saber cómo plantar o sembrar lentejas este artículo te será de gran ayuda pues en él encontrarás información sobre métodos y épocas de siembra, preparación del terreno y primeros cuidados.


Para comenzar este artículo debemos aclarar que las lentejas solo se plantan cuando se obtienen primero los plantones en semillero ―cosa es poco frecuente―, aunque puede hacerse siempre y cuando conserven el cepellón.

Lo normal es sembrarlas directamente en el lugar definitivo ―siembra de asiento― utilizando sus semillas.

Veremos ambas formas, aunque como ya dijimos, la primera prácticamente no se utiliza.


A partir de plantel

Para un pequeño cultivo experimental se pueden sembrar las lentejas en un semillero de alveolos, y cuando las plantas tengan 10 cm trasplantarlas a la tierra o a macetas.

Es importante que sea en bandeja de alveolos ―o en vasos separados― pues las lentejas no soportan nada bien el trasplante a raíz desnuda. La raíz debe conservar la tierra ―cepellón.

Simplemente hay que llenar los recipientes con sustrato ―también serviría con tierra corriente― , hacer un pequeño hueco con el dedo o con un lápiz en cada uno y depositar 3 ó 4 semillas por agujero. Se tapan aproximando la tierra de los lados y se riega el sustrato.

Una vez que germinen y tengan unas cuantas hojas, hay que dejar solo una planta, eliminando las demás.


CÓMO GERMINAR LENTEJAS

En este artículo tienes más datos sobre la germinación de las semillas de lenteja.


Si van a mantener en el interior ―por ejemplo como experimento escolar― pueden plantarse en cualquier época, mientras que si se pretende plantarlas al aire libre, habrá que hacerlo desde el otoño hasta principios de primavera.


Mediante siembra directa

Esta es la forma más adecuada para iniciar el cultivo de la lenteja, si se desea cosechar como alimento.

Hay que tener en cuenta que para obtener una cantidad significativa habría que sembrar bastante superficie, dado que de cada metro cuadrado se cosecharán poco más de 80 gramos de lentejas.

En caso de que el cultivo se vea afectado por condiciones desfavorables, enfermedades o plagas, el rendimiento puede ser aún más bajo.

Este tipo de siembra en exterior debe hacerse a inicios de otoño o a la salida del invierno, según sea el invierno más o menos frío.


Planificación

Lo primero que hay que hacer antes de proceder con la siembra o la "plantación", es planificar que porción del huerto van a ocupar y preparar convenientemente el terreno.


CÓMO PREPARAR EL TERRENO

En este artículo explicamos detalladamente como hacerlo.


Una vez que la tierra está bien trabajada y con el nivel de humedad adecuado (mira el artículo anterior si no lo has hecho), ya se pueden plantar las lentejas.

No es necesario abonar la tierra a menos que sea muy poco fértil. Añadir cenizas de madera o abonos ricos en fósforo y potasio favorece el desarrollo de las lentejas.


Siembra

El método de siembra más adecuado para esta planta es a chorrillo, que consiste en hacer un pequeño surco en el que se van depositando de forma continua las semillas y luego se tapa arrimando la tierra de los lados, de forma que las lentejas queden sepultadas bajo 2 ó 3 cm de tierra.

Si la tierra tiende a permanecer húmeda no será necesario dejar en remojo las semillas antes de la siembra. Sin embargo, en suelos que tienden a secarse rápidamente, es preferible ponerlas en remojo unas horas para que se hidraten suficientemente, así la germinación será más rápida y homogénea.

La separación entre los surcos ―si se realiza más de uno al lado de otro― no debe ser menor de 20 cm.


Aclareo

Una vez que germinen todas las lentejas, se pueden eliminar algunas plantas si se observa que crecen demasiado junta, dejando 5 cm entre planta y planta, aproximadamente.

Esta operación es opcional y evitable si se realiza la siembra correctamente.


A partir de este momento, las lentejas ya estarán asentadas y simplemente habrá que mantener el suelo libre de "malas hierbas" y mullido, raramente regar ―solo si el suelo es muy seco y no llueve nada― y esperar unos 4 meses hasta que estén listas para cosechar.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.