FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Injerto de aproximación


Explicamos de forma sencilla en qué consiste un injerto de aproximación, con qué finalidades se suele emplear, cómo y cuándo realizarlo en base a las técnicas básicas de injerto, pero además incluimos un vídeo en el que se puede ver todo esto.





El injerto de aproximación es en el fondo lo mismo que un injerto de púa, si bien en este caso dicha púa permanece unida a la planta.

Esta modalidad de injerto es quizá la más natural, ya que es fácil imaginar ―de hecho ocurre con frecuencia― que dos ramas que están en contacto, y cuyas corteza se rozan debido al movimiento producido por el viento, terminen fusionándose. A veces recorriendo un bosque se pueden observar estos "injertos" que se han producido de forma natural.


¿En qué época realizarlo?

Siempre que la savia se encuentre en movimiento, es decir, desde principios de primavera hasta finales del verano o principios del otoño.

Se puede realizar tanto sobre madera lignificada como sobre ramas aún tiernas.


Injerto de aproximación lateral

Esta modalidad dentro del injerto de aproximación es la más representativa, la que ocurre de forma espontánea en la naturaleza y también la más simple. A su vez se divide en dos.


Por yuxtaposición

Consiste en retirar una pequeña parte de la corteza en ambas ramas y luego unirlas en esa zona, de forma que el cambium de ambas quede en contacto.

Se utiliza principalmente para insertar ramas del mismo árbol en otro lugar del tronco que se encuentra desprovisto de ellas, pero también para cambiar de variedad y para multiplicar árboles.


Por incrustación

Básicamente igual que el anterior, pero en vez de realizar un rebaje en la corteza de las ramas, lo que se hace es una hendidura en forma de cuña, de forma que una encaje en la otra, y ambos cambium queden en contacto.


Además de los anteriores, se pueden emplear otras técnicas de injerto ―como el inglés― aplicadas al de aproximación. Como ya se dijo, la única diferencia es que toda la operación se hace con ambas ramas unidas a sus respectivos árboles.





Injerto de apuntalamiento

En esta modalidad, lo que cambia es que el injerto se realiza para aportar savia a una rama o parte del árbol ya desarrollada ―o al árbol entero―, de forma que lo que se conserva del injerto es la parte inferior a la zona de unión, a veces raíz incluida y otras no.

Se puede realizar de varias maneras, pero principalmente son dos:

- Injertando una rama en otra zona del tallo que se quiere repoblar, o en la base de una rama principal que no recibe suficiente savia.

- Injertando uno o varios pequeños arbolitos ―plantados primeramente alrededor del principal― en el tallo de otro adulto que tiene un sistema radicular insuficiente o está dañado.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.