FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cuándo se poda el níspero

Antonio Amigo - APÚNTATE ✉
La época de poda del níspero japonés varía según el árbol esté en formación o en producción, pero también entre climas diferentes.

Árboles en formación

Los jóvenes nísperos de menos de 3 años ―que aún no producen fruta―, pueden podarse durante un amplio periodo, ya que la pérdida de ramas y hojas no afectará el desarrollo de ningún fruto.


Riesgo de heladas

Aún siendo la época de poda bastante amplia, hay que evitar aquellos meses en los que el riesgo de heladas es patente, ya que un níspero recién podado será mucho más susceptible a sufrir daños por frío.

Teniendo en cuenta solo esto, las fechas de poda podrían abarcar desde finales del invierno-mediados de primavera, hasta inicios o incluso finales de otoño. En ambos casos teniendo en cuenta el rigor de clima.


Ausencia de crecimiento

Aunque este no es tan importante como el aspecto anterior, conviene podar el níspero joven cuando este aún no haya iniciado la emisión de nuevos brotes o una vez que el proceso haya terminado. Cortar ramas que están creciendo supondría para el árbol un desperdicio de tiempo y nutrientes.

Esto reduce un poco más las fechas, ya que el níspero suele brotar en primavera, detener su crecimiento en verano y retomarlo de nuevo a finales de esta estación o inicios del otoño.

Quedaría disponible para la poda el periodo que va desde la última helada hasta inicio de la brotación primaveral, y el que abarca desde el final del crecimiento primaveral hasta el inicio del otoñal. Pero veamos más cosas.


Radiación solar

La corteza de las ramas y del tronco del níspero es muy sensible a los rayos solares intensos, por lo que conviene que permanezca protegida por la sombra de la copa desde finales de la primavera hasta inicios del otoño, periodo en el que la radiación solar es más fuerte.

Este nuevo dato invita a evitar la poda una vez que el sol comienza a ser más fuerte ―finales de primavera hasta inicios del otoño―, por lo que el periodo veraniego de reposo del árbol no es el más adecuado, excepto que el clima local sea nuboso en esa época, o que se pinte la corteza del árbol con pintura de cal, como se hace en los cítricos y otros frutales.



Árboles en producción

Una vez que los nísperos comienzan a dar fruta, lo que suele ocurrir aproximadamente a partir del tercer año de edad, entran en juego nuevos trabajos de poda ―que explicamos en este artículo acerca de cómo podar un níspero― y se da por terminada la poda de formación.







En floración

Durante la época de floración se realiza la poda de ramos y de flores, y poco más tarde ―una vez que los frutos han cuajado― se realiza una nueva poda para seleccionar los mejores de cada rama y eliminar el resto.

Las fechas en este caso dependen del clima, aunque el níspero es un frutal de floración invernal, produciéndose ―en los climas templados del hemisferio norte― en el mes de enero.

Puesto que en muchos lugares se solapará la floración con la ocurrencia de heladas, habrá que valorar si compensa podar o no hacerlo para evitar daños por frío, aunque la eliminación de ramos y de flores produce heridas poco importantes.


Tras la recolección

Efectivamente, como se intuye gracias a este título, los nísperos en producción se podan además unas dos o tres semanas después de haber cosechado la fruta, en este caso para eliminar los extremos de las ramas que han fructificado y realizar una limpieza general del árbol.

Esta última fecha de poda también dependerá del clima, puesto que los frutos madurarán antes en unos que en otros.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.