♣ FUNDAMENTOS ♻ AUTOSUFICIENCIA ☘ CULTIVOS ⚒ LABORES ☂ CALENDARIOS DE SIEMBRA

Cómo hacer un acodo aéreo

MundoHuerto - ☛ Síguenos - ♻ Participa
En qué época, qué sustratos emplear, qué tipo de recipiente y qué pasos seguir para llevarlo a cabo.

Aunque el acodo aéreo es a priori más complicado que el terrestre, si se hace de manera adecuada puede ser igual de eficaz.

Para ello hay que tener en cuenta la época del año, el estado de la planta, el sustrato a emplear, el material protector, ataduras, los pasos a seguir.

Todo esto lo veremos a continuación, pero empecemos por lo más importante.


ⓘ Más abajo tienes un vídeo en el que se muestra la técnica del acodo aéreo con maceta, en un limonero.

Cómo hacer un acodo✔ En qué consiste, qué tipos o modalidades se pueden practicar, ventajas e inconvenientes de cada una...

Cuándo hacer un acodo aéreo

Este tipo de acodo es más apropiado cuando la rama a acodar no se puede doblar hasta el suelo. Puede ser porque es demasiado gruesa, rígida o elevada como para que sea posible doblarla.

En cuanto a la mejor época para realizarlo, sin duda en primavera, una vez que pasen las heladas y cuando la planta a acodar está creciendo activamente. Si el invierno es suave o la planta no pierde las hojas, se podría intentar también en otoño. En sitios fríos no porque se helarían las raíces que pudieran haber surgido.


El sustrato

Es muy importante utilizar un sustrato con estas características:

✔ Que acumule aire en su interior (poros grandes)

✔ Que retenga mucha humedad (poros pequeños)

✔ Que drene bien el exceso de agua

✔ Que no tenga patógenos (hongos, bacterias, etc)

Generalmente se usa turba rubia o negra, aunque también podría servir sustrato universal o fibra de coco.

La turba se extrae de la naturaleza en grandes cantidades, y al comprarla se está contribuyendo en el deterioro de hábitats naturales. Mejor siempre la fibra de coco.

Cuanto más adecuado sea el sustrato, menos habrá que revisar el acodo para añadir agua o para comprobar si han aparecido hongos.


El recipiente

En realidad, cualquier cosa que sostenga bien el sustrato, y lo conserve húmedo mucho tiempo, puede servir.


Plástico

Cualquiera vale, pero si es transparente mucho mejor. ¿Por qué? Pues muy sencillo. Permitirá ver si han aparecido raíces o aún no, sin necesidad de desarmar todo el acodo. Eso sí, por fuera del plástico transparente hay que poner otro opaco, idealmente negro. Las raíces crecen mucho mejor en la oscuridad.

En caso de emplear plástico, son necesarias cuerdas o gomas para realizar las ataduras del mismo.







Botella

Una de plástico, de al menos 1.5 litros, funciona bien. Igual que con el plástico transparente, para que el acodo enraíce cuanto antes, es necesario pintarla de negro, o mejor aún, cubrirla con un material opaco para que no deje pasar la luz.


Maceta

Por último, se puede emplear una maceta, pero a menos que se envuelva con un plástico, la pérdida de humedad será mucho mayor que con los otros dos sistemas.

A pesa de este inconveniente, la maceta ofrece dos ventajas:

1- Permite regar con facilidad sin necesidad de manipular el acodo.

2- Una vez enraizado, al cortar la rama por debajo del acodo, la nueva planta ya estaría plantada en una maceta, aunque sería necesario añadir fertilizante al sustrato, por ejemplo en el agua de riego.

Por todo esto, utilizar una maceta puede ser práctico si se va poder vigilar a menudo el acodo, o si el clima es tan lluvioso que con toda seguridad no se va a secar el sustrato.


Procedimiento

Es bastante sencillo en realidad. Solo son 3 pasos.


➊ Elegir la zona de acodo

En una rama vigorosa, de corteza lisa y joven, y lo más recta posible. Además, si está a la sombra del árbol mucho mejor.


➋ Preparar la rama

En zona de corteza lisa, con una navaja afilada y desinfectada, se retira un anillo de corteza de unos 3 cm de largo. Es por esto que la planta debe estar en pleno crecimiento, para que la corteza pueda separarse fácilmente de la madera.

Seguidamente se raspa la madera con el filo de la navaja para retirar la fina capa de crecimiento

Se puede cortar en forma de cilindro de extremos rectos o bien inclinados. De esta última forma, el área de exposición del floema es más grande.

Otra alternativa menos ideal, consiste en apretar fuertemente un alambre alrededor de la corteza, sin necesidad de realizar ningún corte. Esto puede funcionar si la corteza es joven y delgada, y dando varias vueltas de alambre para que no quede una zona de paso de savia.


➌ Cubrir la zona

En este punto, si se desean aplicar hormonas de enraizamiento, es el momento, justo antes de confinar el acodo. Se untan justo en los bordes del corte.

Y al fin, se coloca el sustrato previamente humedecido alrededor de la zona de acodo, teniendo especial cuidado en que quede bien, y se envuelve con el plástico transparente, se ata en los extremos, y luego se hace lo mismo con el plástico opaco.

Si se usa una botella hay que cortar el fondo para que pueda pasar la rama a través, y siempre que la boca de la botella sea lo suficientemente gruesa. Si la rama no pasa, entonces habría que cortar la botella a lo largo y luego atarla, ya con el sustrato dentro.






En el caso de emplear una maceta, hay que hacerle un agujero por debajo para que pase la rama. Si no es posible que pase, entonces se corta a la mitad y se ata luego.

Tanto con la maceta como con la botella, primero se coloca el recipiente y luego se rellena con el sustrato, apretando bien para que haga buen contacto con la rama.



Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.