Logotipo mundohuerto.com
Jengibre-en-casa-sin-semilla

Propiedades nutricionales y beneficios del jengibre

Muchas y muy variadas son las propiedades de esta planta, que contiene incluso sustancias capaces de eliminar células cancerígenas

El jengibre utilizado en alimentación y medicina tradicional o natural, es una planta conocida desde antiguo y llevada por el ser humano de un lugar a otro, principalmente para su comercio y menos para el cultivo de esta.

Propiedades nutricionales jengibreFuente: Wikipedia > Fuente datos USDA

Hay que tener muy presente que otra planta recibe también el nombre de jengibre o jengibre silvestre, pero no tiene nada que ver con el anterior, y de hecho contiene una sustancia que se sospecha puede producir cáncer.

Volviendo al verdadero jengibre, el que se puede encontrar en los supermercados, conviene saber que la parte consumida de la planta es su rizoma, de aspecto irregular y de color beige por fuera y amarillento por dentro.

En fresco, el rizoma es casi todo agua, en concreto casi un 80%. El resto son fundamentalmente hidratos de carbono, pero también contiene una pequeña cantidad de grasas, proteínas, minerales y vitaminas.

Como puede verse en la tabla adjunta, 100 gramos de jengibre aportan cantidades importantes de muchas vitaminas y minerales.

Hay que aclarar que aunque en la tabla no se especifica, es muy probable que estos datos se refieran a 100 gramos de jengibre seco, puesto que la cantidad agua indicada es muy inferior al 80% mencionado unos párrafos más arriba.


Como dato curioso, el jengibre seco pica más que el fresco, debido a que el gingerol que contiene se convierte en shogaoles, mucho más picantes.


En orden descendente y teniendo en cuenta el porcentaje de la cantidad diaria recomendada para adultos, el aporte más importante es el de manganeso, seguido del hierro, luego la niacina, el magnesio, la vitamina B6, el zinc, el potasio, el fósforo, etc.

Además de sus características como alimento o condimento, el jengibre también ha sido y es muy utilizado por sus supuestas propiedades medicinales o curativas, entre ellas las siguientes: astringente, analgésico, antihistamínico, antitusivo, antiséptico, carminativo, expectorante, sudorífico, tónico, estimula la producción de saliva, etc.

Por otro lado, un compuesto químico que posee en jengibre, la zingerona, es capaz de combatir con mucha eficiencia los radicales libres, y por ello se podría decir que es un fuerte antioxidante.

Otra sustancia presente en el jengibre crudo, el gingerol, ha demostrado tener cierta toxicidad contra células cancerosas, como la leucemia, el cáncer de pulmón, el cáncer de mama, de intestino, de páncreas, de ovarios, etc.






Usos históricos

Aunque no se puede asegurar que los usos que se le dieran en el pasado fueran todos acertados, es de suponer que algo hubiera de cierto en ello. En el caso de otras muchas plantas, que se emplearon desde antiguo como medicinales, luego se demostraron beneficiosas.

En el caso del jengibre, eran muchos los usos antiguos que se le daba; desde afrodisíaco a remedio para aliviar procesos respiratorios, e incluso tumores. Para esto último, ya se ha explicado más arriba que al menos dos sustancias presentes en el jengibre combaten ciertas células tumorales, por lo que quizás en el pasado lo pudieron haber descubierto por simple casualidad o prueba y error.

Usos modernos

Hoy en día se emplean las propiedades medicinales del jengibre principalmente para aliviar trastornos gastrointestinales y respiratorios.

Parece haber quedado probada su eficacia contra las náuseas provocadas por el movimiento, como las que sufren algunas personas que viajan en coche, autobús o barco.

Otras muchas propiedades se le atribuyen al jengibre, aunque no está claro del todo si han podido o no ser probadas científicamente. Se dice que es bueno para combatir diarreas, cólicos, digestiones pesadas, falta de apetito, fiebre, amigdalitis, bronquitis, tos, ronquera, dolor menstrual y de cabeza, úlceras, reumas, inflamaciones, etc.