FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Cuándo TRASPLANTAR un árbol


Explicamos en qué época es mejor trasplantar un árbol según sea de hoja caduca o perenne y en función de como sea la climatología del lugar y teniendo en cuenta de si es a raíz desnuda o con cepellón.


A la hora de cambiar un árbol de lugar, ya sea por que estorba donde se encuentra, por estética o porque se compra en un vivero y se debe plantar en el huerto o jardín, es muy importante considerar la época del año para hacerlo con las mayores garantías posibles.

Esto es así para los árboles que se trasplantan a raíz desnuda, es decir, que se arrancan de un lugar para plantarlos en otro.

Para el caso de árboles con cepellón ―que se encontraban creciendo en una maceta― el momento del año en el que se realice el trasplante es prácticamente indiferente, salvo que las condiciones sean extremas.

Esta diferencia se debe a que, en el primer caso, el árbol pierde gran parte de sus raíces en el momento de ser arrancado ―especialmente las más finas, que son las realmente importantes― y surge un desequilibrio entre la copa y la raíz.

Si no se tiene en cuenta ese desequilibrio, basta con unos días de tiempo seco y soleado para que el árbol se marchite, al perder más agua por las hojas de la que puede reponer a través de las raíces.


Importancia de la época

En realidad, es posible trasplantar un árbol a raíz desnuda en cualquier momento del año y que el proceso salga bien, pero se corren menos riesgos, y habrá que tomar menos medidas si se hace en el momento adecuado.

¿Y cuál es ese momento? Pues eso es lo que vamos a ver en este artículo.

La época influye en el trasplante principalmente mediante estos dos factores que veremos a continuación, aunque el segundo depende del primero.


Condiciones ambientales

El tiempo fresco y húmedo, con escasa insolación, es ideal para la realización de trasplantes, por lo que ya se explicó en la introducción: la pérdida de agua por transpiración debe estar equilibrada con la absorción a través de las raíces.

Es obvio que este requisito es más sencillo de cumplir si el tiempo es húmedo y fresco, ya que la evaporación será menor.

También se deben tener en cuenta los vientos secos, puesto que ―al igual que el sol― aumentan mucho la transpiración de las hojas.

Evitar realizar trasplantes durante los meses más secos y soleados del año, el riesgo de pérdida del árbol es mucho mayor.


Estado del árbol

En este punto hay que tener en cuenta si el árbol entra en reposo vegetativo o cuándo reduce su actividad.

En el caso de las especies caducifolias es sencillo: desde que pierde las hojas hasta que las recupera, está más o menos en reposo.

Para el resto ―los de hoja perenne― aunque están activos durante todo el año, en los meses de invierno y en los más cálidos del verano apenas tienen actividad.


Mejor época para el trasplante

En base a lo explicado anteriormente, estamos en condiciones de dar unas fechas óptimas para realizar el trasplante de árboles a raíz desnuda en la mayoría de los climas.

✦ Realizar el trasplante de los árboles de hoja caduca cuando las hayan perdido y antes de que las recuperen de nuevo.


Si no es posible, se debe reducir la copa mediante poda, proporcionar algo de sombra y cubrir la copa con un plástico para crear un ambiente más húmedo.

Aprovechar también los periodos de lluvias, ya que la humedad ambiental será más alta, y además la tierra permanecerá húmeda favoreciendo que las raíces arraiguen de nuevo.


✦ Para el resto de árboles, trasplantar desde finales del verano hasta comienzos de la primavera, evitando la época de mayor crecimiento de la parte aérea, que suele ser a mediados de primavera y el tiempo seco y soleado del verano.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.