FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Qué es la siembra directa


Explicamos en qué consiste la siembra directa, a diferencia de la siembra de asiento con la que suele confundirse y qué grandes ventajas tiene para el medio ambiente y para el agricultor.


➽ Cultivo de soja sembrado con esta técnica.

La siembra directa es una filosofía agrícola y una serie de procedimientos asociados a ella, que ya se usaban en algunas culturas hace miles de años, si bien se ha redescubierto y reinventado no hace mucho.

En la actualidad es un sistema novedoso, que permite una agricultura más amigable con el medio ambiente que la tradicional, basada en el laboreo y el empleo masivo de fertilizantes.

Más abajo detallamos en qué consiste, pero antes vamos a solucionar un entuerto frecuente, que no es culpa del que lo comete, sino del que le puso el nombre a este tipo de siembra.


Siembra directa vs siembra de asiento

La siembra directa se suele confundir a menudo con la siembra de asiento, ya que ambos conceptos se refieren básicamente a lo mismo, pero el primero va más allá que el segundo.

Siembra directa no es equivalente a "sembrar directamente en la tierra", ¿pensabas que sí? Yo antes también. En realidad una puede incluirse en la otra...pero tampoco es exactamente así. A ver si logramos salir de la confusión.


Sin tratar de ser muy técnicos, diremos que se debe hablar de siembra de asiento cuando uno quiere expresar que las semillas se van a sembrar en el lugar definitivo en el que van a desarrollarse las plantas.


En cambio, la siembra directa emplea la técnica de la siembra de asiento, pero va más allá, puesto que también tiene en cuenta si se laborea o no el terreno.


Definición

Ya vimos como se emplea erróneamente el término en muchas ocasiones, así que es el momento de definir en qué consiste esta técnica.

Vamos a definirla de la siguiente manera:

La siembra directa es aquella siembra de asiento que se realiza sin haber labrado el terreno previamente y, a menudo, sobre restos de la cosecha anterior, que se dejan esparcidos homogéneamente en el campo.


Algunos estudios han demostrado que la siembra directa puede ser muy beneficiosa tanto para el suelo como para el agricultor, ya que tiene las siguientes ventajas con respecto al sistema tradicional de labranza-siembra.


Ventajas de la siembra directa

Las que siguen son algunas de las ventajas más importantes que se desprenden de algunos estudios que se realizaron para comparar el sistema de siembra directa con la labranza tradicional.

✔ Mejora la reserva de agua del suelo, ya que este retiene mayor cantidad al no alterar su estructura con el arado.

Disminuye la erosión, gracias a que no se remueve el suelo y se mantienen los rastrojos sobre este.

Aumenta la fertilidad debido principalmente a la conservación ―y adición― de materia orgánica, que no se oxida con el laboreo.

✔ La productividad se ve incrementada gracias a la mayor disponibilidad de agua y a fertilidad más elevada.

Reduce el gasto de fertilizantes porque se pierden menos nutrientes y además se adicionan mediante los rastrojos.

✔ Al no tener que labrar, se ahorra mucho trabajo y combustible ―si se hace con maquinaria.

Mejora la oportunidad de siembra ―se dan más momentos adecuados para sembrar― al no tener que esperar a que se hagan las distintas labores del terreno.


La principal desventaja que tiene este tipo de siembra en la agricultura profesional es que requiere de un mayor uso de herbicidas, puesto que no se eliminan las "malezas" con el laboreo.

Sin embargo, a pequeña escala ―huerto familiar o pequeña plantación― se puede evitar el uso de herbicidas realizando escardas manuales regularmente.


Uso de este sistema

Aunque por desgracia no es el sistema de siembra más extendido en el mundo, en algunos países hace tiempo que se está poniendo en práctica con excelentes resultados.

Uno de los países en los que más se emplea la siembra directa es Argentina, donde llevan 40 años practicándola y los rendimientos que obtienen son mejores que los de la agricultura convencional.

En algunas regiones de Rusia también se ha puesto en práctica y ha demostrado su potencial frente a la agricultura tradicional.

Y entonces, ¿por qué no lo usa todo el mundo? Pues por diferentes motivos, pero uno de los más importantes es que, a nivel profesional, requiere de maquinaria específica, que además a menudo tiene que ser diferente para cada tipo de terreno.


Para terminar, recuerda que siembra directa es equivalente a agricultura de conservación, mientras que siembra de asiento es el término que debes utilizar cuando quieres decir "sembrar directamente en la tierra".


MÁS TIPOS DE SIEMBRA

Mira también estas otras modalidades de siembra.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.