INICIO FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES COMUNIDAD DEL HUERTO PARTICIPA
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Tipos de siembra

Descubre aquí cuáles son los distintos tipos de siembra, en qué consisten y qué hortalizas se deben sembrar de una o de otra forma



Existen dos tipos principales de siembra según la tolerancia de las plantas al trasplante y la adecuación de su ciclo al clima local.


Siembra directa


Este tipo de siembra se reserva para aquellas plantas cuyo ciclo se ajusta bien a la climatología del lugar y, por tanto, pueden ser sembradas directamente en el exterior.

También se siembran directamente aquellas plantas que no toleran bien el trasplante. Suelen ser cultivos de raíz como la zanahoria, remolacha, patata...

Dentro de este grupo se distinguen tres subtipos, en función de la distribución que queremos darle al cultivo y del tamaño de la semilla.


A golpes

A chorrillo

A voleo


Siembra en semilleros o almácigos

Este tipo de siembra se emplea para aquellos cultivos de ciclo largo que no resisten bien la climatología reinante durante la época de siembra.

El cultivo se inicia en un semillero o almácigo, que suele mantenerse en un ambiente protegido —invernadero, cama caliente, interior de la vivienda, etc— para que las semillas puedan germinar y las jóvenes plantas desarrollarse adecuadamente, hasta que llegue el momento del trasplante al exterior.

Los semilleros pueden hacerse en recipientes —es lo más común y lo más práctico— o bien en el suelo. En ambos casos, las semillas se pueden distribuir de forma regular o a voleo. Si el recipiente tiene alveolos o compartimentos, se depositan 3 o 4 semillas por alveolo. Si no está compartimentado, puede hacerse una siembra a voleo —reparto uniforme por toda la superficie—, formando líneas o en hoyos equidistantes. Esta última opción es la más práctica ya que las plantas podrán crecer en igualdad de condiciones, serán más vigorosas y sanas, y tenderán a ahilarse menos.

En semilleros compartimentados, se pueden sembrar hortalizas que toleran mal el trasplante a raíz desnuda, ya que permiten extraer el cepellón completo.

Búsqueda personalizada


La siembra de las plantas


Síguenos





Suscríbete

Recibirás en tu email todas las novedades de MundoHuerto