FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Germinar semillas en papel

Publicado por Antonio Amigo   ✧   Entre la azada y el teclado...

Descubre en este breve artículo cómo germinar semillas utilizando como soporte papel absorbente del que todos tenemos en casa, ya sea papel de cocina, servilletas o cualquier otro similar.


Materiales necesarios

  • » Un recipiente ancho, preferiblemente un tupper con su correspondiente tapa.
  • » Papel absorbente, ya sea de cocina, toallitas, papel higiénico. Cualquiera sirve pero debe estar libre de químicos como perfumes, cremas, etc.
  • » Un pulverizador de agua. Si no tenemos emplearemos un vaso o jarra y una cucharilla de café o postre.
  • » Semillas en buen estado.
  • » Agua. Si tiene cloro hay que dejarla reposar o hervirla.

Proceso paso a paso

Extendemos el papel. Si el papel es de rollo, tomamos una longitud igual a 2 o 3 veces el tamaño del fondo del tupper. Si son servilletas o papel cortado, tomar tantos fragmentos como sean necesarios. En ambos casos, se trata de cubrir la base del recipiente con al menos 2 capas de papel —cuanto más grueso sea menos capas serán necesarias.



Humedecemos. Aplicamos agua sobre el papel que introdujimos en el tupper hasta que quede bien humedecido —no encharcado. Si observamos que se forman charcos de agua en el fondo del recipiente, debemos extraerla.

Disponemos las semillas. Depositamos las semillas sobre el papel presionando ligeramente con el dedo para que hagan buen contacto con este.

Más papel. Tomamos de nuevo tanto papel como sea necesario para formar 2 o 3 capas, lo humedecemos y lo colocamos sobre las semillas, presionando ligeramente para que éstas queden en contacto tanto con la capa inferior de papel, como con la superior.

Tapamos. Cerramos el tupper o el recipiente con su correspondiente tapa o, en su defecto, con film del que se utiliza en cocina para envolver alimentos.

Estratificación fría. Las semillas de muchos árboles y arbustos originarios de climas templados o fríos, necesitan pasar por un periodo de bajas temperaturas para que la germinación pueda iniciarse. Si es el caso de tus semillas, deberás poner el tupper —con el algodón y las semillas— dentro del frigorífico durante al menos 3 semanas y luego llevarlo a un lugar más cálido para que continúe el proceso.


Luz y calor. Debemos situar en tupper en un lugar bien iluminado y con temperaturas agradables. Aunque la temperatura óptima varia de unas especias a otras, entre 20 y 25°C es muy probable que germinen la mayoría de las semillas.

Supervisión. Cada 2 o 3 días, abriremos el tupper y levantaremos las capas superiores de papel, tanto para airear la zona y evitar la proliferación de hongos, como para comprobar si las semillas han comenzado a germinar. Lo dejaremos abierto unos 5 minutos y luego pondremos de nuevo la capa superior de papel —presionando ligeramente con los dedos—, añadiremos un poco de agua solo si vemos que se está secando el papel y taparemos de nuevo el tupper.


Cuando veamos que las semillas están germinando, podemos comenzar a pasar a tierra las que veamos más avanzadas y dejar las demás unos días más en el papel para que terminen de germinar.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.