FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación aceptas, sin reservas, nuestra política de cookies.

Qué es un injerto

Si no sabes qué es el injerto aquí te lo explicamos de una forma sencilla y si ya lo conoces te enseñamos todas las técnicas y cómo realizarlas



Búsqueda personalizada



En el mundo vegetal, un injerto es una operación que consiste en unir dos plantas diferentes, pero emparentadas, para formar una sola con las características de ambas.

Una de ellas conservará la raíz —con sus correspondientes características— mientras que la otra se insertará, mediante la incrustación de un fragmento de rama o una yema, en el tronco de la primera. Ésta parte es la que producirá los frutos, en el caso de los frutales, que serán iguales a los de la planta madre —de la cuál obtuvimos el material para el injerto—.

El contacto entre ambas ha de ser perfecto para que el callo que se formará, el cerrarse la herida, una ambas plantas y comunique sus tejidos para que ambas se puedan nutrir de savia.

En la foto adjunta puedes ver un injerto realizado en un manzano. En este caso concreto, la planta 1 es un manzano nacido de semilla, que ya había sido injertado unos meses antes con una variedad conocida, pero los animales rompieron la púa echándolo a perder. Se intentó un injerto lateral de emergencia — con la planta ya brotada— que resulto un éxito.

En este artículo puedes aprender más sobre los injertos.