FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Qué es un injerto


Si no sabes qué es el injerto aquí te lo explicamos de una forma sencilla y si ya lo conoces te enseñamos todas las técnicas y cómo realizarlas.


En el mundo vegetal, un injerto es una operación que consiste en unir dos plantas diferentes, pero emparentadas, para formar una sola con las características de ambas.

Una de ellas conservará la raíz ―con sus correspondientes características― mientras que la otra se insertará, mediante la incrustación de un fragmento de rama o una yema, en el tronco de la primera. Ésta parte es la que formará las ramas y, por tanto los frutos, en el caso de los frutales, que serán iguales a los de la planta madre ―de la cuál obtuvimos el material para el injerto.

El contacto entre ambas ha de ser perfecto para que el callo que se formará al cerrarse la herida, una las dos plantas y comunique sus tejidos para que la savia pueda circular de una a otra.

En la foto adjunta puedes ver un injerto realizado en un manzano. En este caso concreto, la planta 1 es un manzano nacido de semilla, que ya había sido injertado unos meses antes con una variedad conocida, pero los animales rompieron la púa echándolo a perder. Se intentó un injerto lateral de emergencia ― con la planta ya brotada― que resulto un éxito.


La necesidad de injertar

El injerto de las plantas se hace porque con ello se obtiene alguna ventaja concreta o más de una. Veamos las más importantes.


Reproducción fiel

Mediante el injerto se puede clonar una planta interesante sobre otra que carece de interés o que se emplea como patrón por alguna razón secundaria, como por ejemplo una mejor adaptación a la condiciones del suelo.


Entrada en producción más precoz

Al cortar una parte de una planta madura e insertarla mediante el injerto en otra joven ―que se ha obtenido de semilla―, se acorta mucho el periodo improductivo inicial.

Esto es debido a que cuando se desarrollen las ramas a partir del injerto, estas necesitarán menos tiempo para comenzar a producir, puesto que proceden de una planta que ya estaba floreciendo.


Aprovechar las características del patrón

A veces puede ser recomendable injertar una determinada variedad sobre un patrón que es más resistente a enfermedades del suelo, a la sequía, etc.

En otras ocasiones, el patrón confiere cierto grado de enanismo para obtener árboles que se desarrollen menos. Esto es muy común en plantaciones comerciales de manzanos, para los cuales hay una gran variedad de patrones que dan lugar a árboles de distinto porte.


Lo negativo de los injertos

La principal desventaja de los injertos es que solo pueden unirse con éxito a determinados patrones, siendo incompatibles con el resto.

En general, las plantas que pertenecen al mismo género se pueden injertar entre ellas, y en ocasiones también es posible entre plantas de la misma familia.




DIFERENTES TIPOS DE INJERTOS

Mira en este artículo cuántas modalidades de injerto se pueden practicar.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.