FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Ideas de gallineros

Repasamos las distintas ideas de gallineros, prestando especial atención al bienestar animal y a la calidad de los huevos que van a producir, y nos decantamos hacia un tipo de gallinero-corral integrado que tiene muchas ventajas


Búsqueda personalizada

La idea que muchas personas tienen cuando piensan en un gallinero, es la de una jaula más bien reducida y acompañada por una casita donde se encuentra el ponedero.

Este tipo de gallineros reducidos —aunque muy bonitos— no son más que jaulas como las que se utilizan para pajarillos.

En ellos pueden vivir las gallinas, y seguro que pondrán huevos, pero no tendrán el espacio suficiente para estar cómodas.


Características de un gallinero ideal

Antes ver las distintas ideas de gallineros —diferentes diseños—¸ vamos a hablar de las condiciones que debe cumplir un gallinero ideal.


Bienestar animal

Un buen gallinero es aquel que permite que las gallinas estén cómodas, tengan una dieta adecuada, dispongan de agua limpia y fresca, no sufran estrés y puedan manifestar los comportamientos propios de la especie, como escarbar en el suelo, correr, realizar vuelos cortos, subirse a atalayas, etc.

Los aspectos mencionados en el párrafo anterior son, sin demasiadas concreciones, los que recogen la mayoría de las leyes modernas de bienestar animal y que fueron estudiados durante años por centros de investigación especializados en la materia.

Veamos por un momento la siguiente fotografía de un gallinero de los más comunes.

    

Ahora vamos a tratar de contestar as las siguientes cuestiones, referidas al gallinero de la foto anterior:

✦ ¿Pueden estar cómodas las gallinas en un gallinero como ese?

Dos o tres gallinas podrían tener suficiente espacio en toda la jaula para estar tranquilas, pero si hace mucho calor a penas disponen de sombra (dentro o debajo de la casita) para todas, y si se tienen que juntar, sufrirán más calor todavía.

✦ ¿Permite que puedan tener una dieta adecuada?

El propietario del gallinero podría alimentar a las gallinas con cereales de distintos tipos, incluso echarles coles y otros vegetales, pero ¿y los invertebrados que suelen comer cuando están al aire libre? Con tan poco espacio de patio es muy difícil que puedan encontrar lombrices y otros invertebrados en el suelo.



➟Lee este artículo si quieres saber más en profundidad de qué se alimentan las gallinas.




✦ ¿Garantiza que el agua se mantenga limpia y fresca?

A menos que se cambie el agua varias veces al día, es muy probable que permanezca la mayor parte del tiempo sucia. Al haber poco espacio las gallinas tropezarán con el cuenco del agua, pasarán por encima, defecarán en él o lo llenarán de tierra al escarbar en el suelo.

✦ ¿Evita que las gallinas padezcan estrés?

Para que no se sintieran estresadas dentro de ese mini-gallinero, debería contener muy pocas gallinas (2 o 3) y dejarlas tranquilas, sin mascotas o personas que se acerquen al gallinero constantemente, de lo contrario, al no tener hacia donde huir, entrarán en pánico.

✦ ¿Pueden manifestar comportamientos propios de la especie en ese gallinero?

Quizás este sea el requisito más difícil de lograr en un gallinero de reducidas dimensiones ya que las gallinas a penas podrán correr, volar, escarbar o subirse a puntos elevados.


Bajo coste

A la hora de barajar diferentes ideas de gallineros, debemos tener en cuenta el coste de los materiales y tiempo (o mano de obra) que deberemos invertir en cada una de ellas.

Lo ideal siempre será —en la medida de lo posible—¸ reutilizar espacios y materiales que tengamos a mano. Por ejemplo, podríamos reconvertir una caseta de herramientas o adaptar parte de ella para convertirla en gallinero y realizar un vallado en el exterior para hacer el patio.

Los somieres de muelles de camas antiguas o los palés, entre otros, son perfectos para cerrar espacios permitiendo el paso del aire y la luz.

Si tenemos que comprar los materiales, nos decantaremos por la madera o si queremos que sea más duradero y resistente, el ladrillo o los bloques de hormigón.


Poco mantenimiento

Se trata de que únicamente tengamos que estar pendientes de que a las gallinas no les falte comida ni agua, no de si se oxidan las partes metálicas, si se agrietan los materiales con el sol o las heladas, etc.

Tampoco debe requerir mucha limpieza, exclusivamente de la zona donde las gallinas duermen. El resto del gallinero, incluido el patio, no deberían necesitar limpiezas periódicas, a menos que queramos recoger la gallinaza para emplearla como abono.

Por tanto, debemos olvidarnos de materiales que se deterioren con los agentes atmosféricos, como piezas lacadas, plásticos sensibles al sol, maderas poco resistentes o sin el tratamiento adecuado, etc.


Fácil acceso

Otra característica que ha de tener un buen gallinero es un acceso fácil, tanto a la zona del ponedero o ponederos como a la de alimentación, que serán las que tengamos que visitar a diario para recoger los huevos, reponer la comida y el agua.

En los gallineros compactos, como el de la foto, el acceso se suele dar a través de una pequeña puerta o ventana por la que solo podemos meter la mano.

Lo ideal —especialmente si pretendemos tener más de 5 o 6 gallinas— es que podamos entrar dentro del gallinero, ya que nos resultará mucho más cómodo y cuando tengamos que limpiar será mucho más fácil.


Tipos de gallineros

Según nuestro criterio, existen dos tipos de gallineros: los que llamaremos "compactos" y los gallineros con patio o corral.


Gallineros compactos

Los hay de muchas formas pero todos son de reducido tamaño y consisten en una jaula unida a una casita de madera.

Un ejemplo de este tipo de gallineros es el que mostramos en la fotografía de más arriba.

Como ya mencionamos, no garantizan el bienestar de las gallinas por lo que solo debemos recurrir a ellos cuando no disponemos de espacio para uno más grande.


Corral de gallinas

Estos sí son auténticos gallineros en los que los animales tienen espacio para estar cómodos, pueden buscar alimento y piedrecitas en el suelo, correr e incluso volar.

Al igual que los compactos, están formados por una caseta donde las gallinas se resguardan cuando hace mal tiempo, para dormir y poner los huevos, y por un corral realizado con valla de al menos 1 metro de altura (lo ideal es que sea de 1.5 metros de altura) o cerrado también por el techo.

En la siguiente foto se puede apreciar un gallinero de este tipo, con su corral dividido en dos mitades, una para huerto y la otra para patio de las gallinas.

      


➟ Aquí tienes más información sobre este sistema de cría de gallinas, verás que tiene muchas ventajas.





Datos técnicos para su construcción

Estas son nuestras recomendaciones, pero quizás otras sean igual de buenas.

Superficie de la caseta: mínimo 0.5 m2 por cada gallina (para 5 gallinas, 2.5 m2)

Superficie del corral: mínimo 2 m2 por gallina (para 5 gallinas, 10 m2)

✦ 1 nido por cada 3 gallinas (para 5 gallinas, 2 nidos)

✦ 1 metro de palo (percha para dormir) por cada 3 gallinas (para 5 gallinas, 1.7 m de perchas)

✦ La caseta ha de tener una puerta por la que quepa una persona, situada preferiblemente en cualquiera de los lados excepto en el que da al corral, para molestar a las gallinas lo menos posible.

Tendrá también una ventana por la que entre la luz y un agujero de paso de las gallinas, a ras de suelo o mejor un poco elevado.

✦ El corral, realizado con valla de plástico o metálica de al menos 1 metro de altura. Puede tener cualquier forma, aunque las cuadradas o rectangulares son las más prácticas, y si se dispone de espacio de sobra, dividido en dos mitades. Tendrá además una puerta de acceso.


Y hasta aquí este artículo sobre los distintos conceptos de gallinero, que en realidad son solo dos, como vimos.



➟ Si no has leído aún nuestro artículo general sobre las gallinas, te recomendamos hacerlo para conocerlas a fondo.


Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.