FUNDAMENTOS AUTOSUFICIENCIA CULTIVOS LABORES CALENDARIOS

Qué plantar en un huerto


Descubre qué se puede plantar en un huerto según el tamaño que tenga, el clima del lugar, la época del año, la disponibilidad de agua y otras limitaciones que hacen necesario agudizar el ingenio para acertar con lo más apropiado.


A la hora de comenzar con el cultivo de un huerto, ya sea más grande o más pequeño, con o sin bancales, en macetas y mesas de cultivo o directamente en la tierra; siempre tendremos que elegir qué hortalizas —y quizás frutas— queremos y podemos plantar en el huerto.

Esta decisión será especialmente difícil en el caso de personas que se enfrentan por primera vez al apasionante reto de cultivar parte de sus alimentos.



➟ Aquí puedes ver cuáles son las ventajas de cultivar nuestros propios alimentos. Algunas ni te las imaginas...

Debe quedarnos claro que con frecuencia no podremos plantar en el huerto cualquier planta. Siempre tendremos límites. ¿Cuáles? Eso vamos a ver a continuación.


✘ Limitaciones

Estos límites que debemos tener en cuenta cuando estemos pensando qué hortalizas plantar en el huerto son: el espacio disponible, el clima de nuestra región, la época del año, la cantidad y calidad del agua de que disponemos, las características del suelo, qué verduras nos gustan más, etc.

Vamos a hablar de cada una de ellos para ver que debemos hacer en cada caso.


         Foto 1. Huerto ecológico

✪ Espacio disponible

Este punto tan obvio como que no se pueden plantar más hortalizas que las que permite el tamaño de nuestro huerto.

Por otro lado, si el huerto es de reducidas dimensiones, tampoco podremos plantar algunas como la calabaza, el melón o la sandía, cuyo crecimiento es rastrero y llegan a ocupar una gran superficie.

Otra cosa a tener en cuenta es que, si el espacio es limitado, tendremos que elegir entre plantar más hortalizas distintas pero en menor cantidad, o plantar más cantidad de pocas especies. Esto dependerá de lo que más nos guste o lo que queramos lograr con el huerto.

Veamos qué plantar en huertos de diferentes tamaños.


✦ Huerto en macetas

Sean macetas individuales, mesas de cultivo, jardineras, etc...permiten plantar cualquier hortaliza pequeña y mediana, siempre y cuando tengamos espacio para ella, es decir, tenga sitio donde crecer.

Lo habitual es que en los maceto-huertos no haya mucho espacio, así que lo mejor será plantar: lechugas, espinacas, acelgas, canónigos, remolacha, cebolla, cebollino, aromáticas, alguna tomatera, alguna planta de pimiento, judías, una o dos berenjenas y poco más.


✦Huerto en tierra

En este tipo de huertos se puede plantar cualquier hortaliza, siempre y cuando el espacio horizontal lo permita.


- Hasta 10 m2

Las plantas que mencionamos en el punto anterior más alguna col, zanahorias, puerros, ajos, guisantes, un par de calabacines, y cualquier otra excepto las grandes cucurbitáceas (sandía, melón, calabaza)

Recordemos que si queremos plantar muchas diferentes, es posible que solo tengamos espacio para poner una de cada.


- Entre 10 y 100 m2

Aquí la superficie del huerto ya es considerable y permite plantar un poco de todo, siendo aún muy arriesgado meter el cultivo de la calabaza y plantas rastreras similares, que acabarían por cubrirlo todo, a menos que las guiemos por un malla vertical o similar.

Si disponemos de esta superficie para el huerto podemos plantar todas las hortalizas anteriores más algunas plantas de maíz, pepinos y pepinillos, etc.

Descartaremos plantar patatas, boniatos o cualquier otra que necesite muchas plantas para dar una cosecha aceptable.


- Más de 100 m2
         Foto 2. Huerta familiar de 180 m2

Estos ya son huertos considerables, que si se manejan bien pueden producir buena parte de los alimentos de origen vegetal que necesita una familia pequeña.

En ellos podemos plantar todas las hortalizas mencionadas anteriormente, espárragos, diferentes tipos de leguminosas e incluso, unos cuantos surcos de patatas y boniatos.

Las calabazas y similares se pueden plantar en rincones que no molesten mucho o en los bordes del huerto.



➟ En este artículo tienes más información acerca de la importancia del espacio en el huerto.


Sigue leyendo y te contaremos cómo saber cuanto espacio reservar para cada hortaliza para que pueda crecer bien.


✪ Condiciones climáticas

Ahora que ya sabemos cómo organizar el espacio, tenemos que prestar atención al clima de nuestra región, puesto que será crucial para el desarrollo de las plantas, y conocerlo nos ayudará a planificar las siembras y plantaciones para que coincidan con el mejor momento posible.

Cada planta necesita unos valores de temperatura, luminosidad, etc. para desarrollarse adecuadamente. Si la plantamos en el momento incorrecto del año, simplemente no saldrá adelante.


✦ Época del año

A menos que el clima no cambie a lo largo del año, es fundamental conocer cuando se dan las condiciones correctas para comenzar los cultivos.

➟ Consulta los calendarios de siembra para saber en qué momento es mejor sembrar cada hortaliza.

➟ Mira también qué cultivar el clima frío, en clima cálido, y en clima templado.


✪ Agua

Tanto la cantidad de agua disponible para el huerto, como la calidad de esta, determinarán en gran medida aquellas plantas que podremos cultivar.

Por ejemplo, si a penas disponemos de agua para riego —o es de mala calidad— y el clima suele ser seco, solo podremos cultivar plantas que requieren poco agua, como el ajo, la cebolla, pimientos, patatas, etc.

Descartadas totalmente calabazas, pepinos, calabacines, sandías, melones y cualquier planta de grandes hojas como lechugas, coles o con frutos jugosos.

➟ El acolchado del huerto es una buena ayuda para ahorrar agua, entre otras ventajas que ofrece.

Si disponemos de mucha agua, y de calidad, no tendremos límites para cultivar lo que queramos.

Y por último, si el clima es muy lluvioso y el suelo permanece encharcado buena parte del año, estamos en la situación contraria; no podremos cultivar plantas sensibles al exceso de humedad como ajos, cebollas, pimientos, etc.


✪ Suelo

Y ya para finalizar, vamos a hablar un poco del suelo, ya que también puede limitar —y mucho— lo que podemos plantar en el huerto.

Cada planta tienes unas preferencias ligeramente distintas respecto al tipo de suelo. Algunas los prefieren arenosos, otras arcillosos, ácidos, alcalinos, húmedos, secos, etc.

La mayoría de las hortalizas se cultiva sin problemas en los suelos de textura franca, sueltos, ligeramente ácidos, ricos en materia orgánica, fértiles, profundos y húmedos pero sin llegar a encharcarse.

Lo bueno es que las condiciones del suelo las podemos mejorar mediante enmiendas o aportes de diferentes materiales, como fertilizantes o abonos, correctores de la acidez o alcalinidad, mejorantes de la estructura, etc.


Como ves, hay muchas cosas que se deben tener en cuenta a la hora de elegir qué plantar en un huerto. Por ello, lo mejor es que ahora que ya tienes estos conocimientos generales, vayas a la ficha de cada cultivo para ver sus necesidades concretas.



➟ Aquí tienes la sección de CULTIVOS para que busques los que más te interesan. También puedes utilizar el buscador de la página.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos. Si continúas navegando entenderemos que aceptas su uso.